Actualidad

Sigma se pasa a las cámaras sin espejo con las peculiares sd Quattro

26

Con montura Sigma SA y sensor Foveon, habrá dos versiones con captores APS-C y APS-H equivalentes a 39 y 51 megapíxeles

Sigma sd Quattro H
Sigma sd Quattro H
23
FEB 2016

La capacidad de Sigma para sorprender con sus diseños en inagotable. Si sus últimas compactas dp2 Quattro ya apostaban por unas líneas que no dejaban indiferente a nadie, la versión de este mismo concepto para ópticas intercambiables también dará mucho que hablar. Y es que el salto de la compañía al mundo de las cámaras sin espejo con las nuevas sd Quattro y sd Quattro H es de todo menos convencional.

Aunque a primera vista es el singular diseño lo que capta toda la atención, no es esta la única peculiaridad de esta pareja. Y es que los dos modelos lucen la misma bayoneta Sigma SA que empleaban hasta ahora las réflex de la firma. Algo que se ha conseguido con esa protuberancia que separa el objetivo del sensor y que en cierto modo sacrifica el tamaño compacto del resto del cuerpo.

Sigma sd Quattro H
Sigma sd Quattro H
Sigma sd Quattro H
Sigma sd Quattro H

Dotada de visor electrónico de 2,36 millones de puntos de resolución, la sd Quattro se presenta en dos configuraciones con sensor Foveon: una con tamaño convencional APS-C y 19 megapíxeles en su primera capa y con una resolución de salida equivalente a 39 millones de puntos, según Sigma, y la sd Quattro H, con captor APS-H (26,6 x 17.9 milímetros) y una resolución que la compañía sitúa en unos 51 millones de puntos.

En ambos casos, la tecnología Foveon con tres capas de color elimina el filtro Bayer de la estructura del sensor y promete a cambio un mayor nivel de detalle, rango dinámico y mejor rendimiento de color.

Sigma sd Quattro H
Sigma sd Quattro H
Sigma sd Quattro H
Sigma sd Quattro H
Doble procesador

Aunque resulte complicado obviar sus peculiares formas -se ofrece una empuñadura vertical opcional que normaliza un poco su aspecto-, lo cierto es que las nuevas sd Quattro de Sigma llegan con una lista de prestaciones muy completa.

Empezando por el cuerpo sellado de aleación de magnesio o los dos procesadores Dual TRUE III que se ocupan de agilizar el funcionamiento de la cámara, uno de los puntos más débiles siempre en los modelos de la compañía japonesa. Así, esta pareja se atreve con velocidades de algo más de 3,5 fotogramas por segundo y ráfagas de hasta 14 imágenes consecutivas en RAW.

Sigma sd Quattro H
Sigma sd Quattro H
Sigma sd Quattro H
Sigma sd Quattro H

Aunque la eliminación del espejo implica la supresión del enfoque tradicional, estas cámaras apuestan por un sistema híbrido que promete -siempre según Sigma- un rendimiento superior. Entre otras prestaciones también destaca el pequeño monitor trasero, situado a un lado de la pantalla principal de 3 pulgadas y que permite revisar de un vistazo la información sobre los ajustes de la toma.

En la lista de novedades también destaca el modo Super-Fine Detail, que realiza un total de 7 imágenes con diferentes exposiciones para crear un archivo RAW con un control del ruido y un rango dinámico mejorados, según las propias explicaciones de la compañía.

Sigma sd Quattro H
Sigma sd Quattro H
Sigma sd Quattro H
Sigma sd Quattro H

Etiquetas
Productos relacionados (2)
Artículos relacionados (2)
Prueba de producto
12 / SEP 2016
26
Comentarios
Cargando comentarios