• Philips 42PFL8404H/12: toma de contacto
  • Panasonic Lumix DMC-GH1: primeras muestras de vídeo
Prueba de producto
A SU RITMO

Sigma DP2: toma de contacto y muestras

 
2
JUN 2009

Tras los pasos de la DP1, la Sigma DP2 revalida el título de compacta más carismática del escaparate. Más allá de los datos ya conocidos (sensor APS-C, tecnología Foveon X3 y un diseño que no deja indiferente), la DP2 promete agilidad de disparo y menús más manejables. Aunque el enfoque automático y los JPEG directos siguen sin estar a la altura de una cámara de 700 euros, la calidad y los singulares resultados que -con paciencia- es capaz de ofrecer vuelven a convertirla en una pieza peculiar para un público muy especial.

Coincidiendo con el aterrizaje de las primeras unidades en los escaparates, QUESABESDE.COM ya ha podido pasar unos días con una Sigma DP2 totalmente funcional.

Sigma DP2
Sigma DP2
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Aunque la expectación que ha despertado no alcanza las cuotas de la generada por su antecesora, no hay que olvidar que esta nueva versión, anunciada el pasado otoño, no sustituye a la DP1, sino que amplía esta saga. Así, Sigma vuelve a colocar en el escaparate compacto una rara avis dotada de óptica fija y con un sensor Foveon X3 de tamaño APS-C.

Sigma DP2
Sigma DP2
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Sigma DP2
Sigma DP2
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Sin grandes cambios estructurales más allá de la óptica de 41 milímetros, la experiencia acumulada con el modelo anterior y las primeras galerías de muestras realizadas con esta compacta permiten hacerse ya una idea de lo que puede ofrecer a sus potenciales usuarios.

El mismo diseño, diferente óptica
Aunque por fuera la DP2 calca las formas de su predecesora -que una cámara diferente deje clara su condición a primera vista es una idea que nos gusta-, lo cierto es que la clave reside en su nueva óptica.

Sigma DP2
Sigma DP2
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Sigma DP2
Sigma DP2
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Frente al angular de su compañera, ahora la firma nipona ha apostado por un objetivo de 24 milímetros y con una abertura de f2.8 que, aplicado el factor de multiplicación del sensor, ofrece una focal equivalente a 41 milímetros en paso universal.

Sigma DP2
Sigma DP2
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

El uso de una focal menos angular parece haber permitido no sólo concebir una óptica más luminosa, sino también mejorar algunos aspectos.

Sigma DP2
Sigma DP2
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Sigma DP2
Sigma DP2
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Aunque las aberraciones cromáticas en las zonas de mucho contraste y una ligera pérdida de luz en las esquinas (casi imperceptible ya a f4) siguen en el expediente, la DP2 puede presumir de una excelente definición tanto en el centro como en los bordes de la imagen.

Sigma DP2
Sigma DP2
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Sigma DP2
Sigma DP2
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Desgraciadamente, el enfoque automático sigue dejando un sabor amargo al poner la cámara en marcha y enfrentarnos a nuestra primera toma. El mecanismo es ruidoso y demasiado lento, más aún si recordamos que entre las manos tenemos una compacta de casi 700 euros.

Sigma DP2
Sigma DP2
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Aunque una reciente actualización de firmware (versión 1.01) sí parece haber mejorado muy ligeramente el tiempo de reacción, la verdad es que en muchas ocasiones se acaba por abandonar los 9 puntos del sistema de autofoco y echar mano de la rueda que controla el enfoque manual.

Sigma DP2
Sigma DP2
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Sigma DP2
Sigma DP2
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Lástima que este mecanismo -también excesivamente estruendoso- no cuente con la ayuda de un sistema de confirmación de foco y sólo el cálculo de la distancia o aguzar la vista sobre la pantalla nos permita saber si el ajuste del enfoque es el correcto.

Retoques en el manejo
Puesto que la mejorable ergonomía de la cámara -una empuñadura, aunque fuera mínima, vendría bien- no ha variado respecto a la DP1, no nos detendremos a revisar estos parámetros.

Sigma DP2
Sigma DP2
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Con una estética general que nos parece muy adecuada para una cámara de este tipo, los menús aparecen ahora con una nueva estructura que permite simplificar el manejo de la cámara.

Sigma DP2
Sigma DP2
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Sigma DP2
Sigma DP2
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Aunque en un primer momento resultan un tanto desesperantes, la verdad es que la fórmula propuesta -el botón "QS" da acceso a dos menús rápidos que se manejen con los cuatro pulsadores traseros- resulta bastante eficaz y ágil tras un rápido aprendizaje.

Sigma DP2
Sigma DP2
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Sigma DP2
Sigma DP2
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

No es que sea el no va más de la manejabilidad, pero la nueva propuesta supone un paso adelante respecto a lo visto en la DP1. También es interesante la posibilidad de personalizar los controles -algo que ya se activó en el modelo anterior con las sucesivas actualizaciones de firmware-, aunque la configuración inicial en la que los dos pulsadores traseros permiten manejar los ajustes de diafragma y velocidad es bastante adecuada.

Sigma DP2
Sigma DP2
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Lo que no es de recibo es que una cámara de esta categoría incorpore una pantalla como la de la DP2. Aunque podamos sobrevivir con "sólo" 2,5 pulgadas, el refresco del monitor y los apagados colores que éste muestra están fuera de lugar.

Sigma DP2
Sigma DP2
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Sigma DP2
Sigma DP2
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Siempre queda la posibilidad, claro, de ignorar la pantalla y recurrir al visor externo opcional VF-21. Su utilidad es cuestionable, pero estéticamente hay que reconocer que le sienta muy bien a la cámara.

JPEG y RAW
Dejando a un lado el manejo, una de las primeras cosas que podemos comprobar es que, efectivamente- la DP2 es algo más ágil a la hora de disparar, sobre todo si trabajamos en formato RAW. Es posible realizar entre 3 y 4 disparos consecutivos, aunque después será necesario esperar casi 10 segundos hasta poder volver a accionar el obturador.

Muestras: JPEG y RAW © QUESABESDE.COM

Las capturas se han realizado con una Sigma DP2. Imágenes capturadas en formato JPEG directo y en formato RAW y procesadas con Sigma Photo Pro 3.5:


JPEG

JPEG

RAW

RAW
Si realizamos una única toma en JPEG o RAW, la recuperación de la cámara es algo más rápida, aunque habrá que esperar algo más de 3 segundos entre toma y toma. Definitivamente, las fotos de acción no son el territorio adecuado para estas cámaras.
Muestras: máxima resolución
Las capturas se han realizado con una Sigma DP2. Imágenes capturadas en formato RAW y procesadas con Sigma Photo Pro 3.5
las capturas se han realizado con una sigma dp2. imágenes capturadas en formato raw y procesadas con sigma photo pro 3.5
las capturas se han realizado con una sigma dp2. imágenes capturadas en formato raw y procesadas con sigma photo pro 3.5
las capturas se han realizado con una sigma dp2. imágenes capturadas en formato raw y procesadas con sigma photo pro 3.5
las capturas se han realizado con una sigma dp2. imágenes capturadas en formato raw y procesadas con sigma photo pro 3.5
las capturas se han realizado con una sigma dp2. imágenes capturadas en formato raw y procesadas con sigma photo pro 3.5
las capturas se han realizado con una sigma dp2. imágenes capturadas en formato raw y procesadas con sigma photo pro 3.5
Antes de aplicar un buen tirón de orejas a Sigma por no ofrecer la opción de trabajar simultáneamente en JPEG y RAW, merece la pena echar un vistazo a los archivos directos en JPEG que ofrece la cámara para comprobar que -en realidad- no los echaremos de menos.
Muestras: máxima resolución
Las capturas se han realizado con una Sigma DP2. Imágenes capturadas en formato RAW y procesadas con Sigma Photo Pro 3.5
las capturas se han realizado con una sigma dp2. imágenes capturadas en formato raw y procesadas con sigma photo pro 3.5
las capturas se han realizado con una sigma dp2. imágenes capturadas en formato raw y procesadas con sigma photo pro 3.5
las capturas se han realizado con una sigma dp2. imágenes capturadas en formato raw y procesadas con sigma photo pro 3.5
Y es que, tal y como ya ocurría con la DP1, no tiene ningún sentido hacerse con esta cámara si no estamos dispuestos a trabajar a posteriori los archivos RAW que genera para poder extraer el potencial de la tecnología Foveon X3.
Sensibilidad y rango dinámico
Si aceptamos estas condiciones y nos olvidamos de los JPEG, la DP2 ofrece -como ya ocurría con el modelo anterior- un rendimiento sin parangón entre las cámaras compactas en lo que se refiere a sensibilidad y rango dinámico.

Sigma DP2
Sigma DP2
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Tal y como se puede apreciar en las muestras (procesadas todas ellas a partir del archivo RAW original mediante Sigma Photo Pro 3.5 y exportadas con la opción "doble tamaño" para alcanzar la resolución prometida), el rendimiento hasta 800 ISO es muy bueno en cuanto a control del ruido y detalle de la foto, aunque tampoco apreciamos una gran diferencia respecto a lo visto en la DP1.

Muestras: sensibilidad (JPEG)
Las capturas se han realizado con una Sigma DP2. Imágenes capturadas en formato JPEG directo. Pulsa en la imagen para ver un recorte de 800 x 600 píxeles
las capturas se han realizado con una sigma dp2. imágenes capturadas en formato jpeg directo. pulsa en la imagen para ver un recorte de 800 x 600 píxeles
50 ISO
las capturas se han realizado con una sigma dp2. imágenes capturadas en formato jpeg directo. pulsa en la imagen para ver un recorte de 800 x 600 píxeles
100 ISO
las capturas se han realizado con una sigma dp2. imágenes capturadas en formato jpeg directo. pulsa en la imagen para ver un recorte de 800 x 600 píxeles
200 ISO
las capturas se han realizado con una sigma dp2. imágenes capturadas en formato jpeg directo. pulsa en la imagen para ver un recorte de 800 x 600 píxeles
400 ISO
las capturas se han realizado con una sigma dp2. imágenes capturadas en formato jpeg directo. pulsa en la imagen para ver un recorte de 800 x 600 píxeles
800 ISO
De hecho, el ruido cromático sólo resulta muy molesto a 3200 ISO, siendo la pérdida de saturación del color el principal problema de estas sensibilidades extremas. Así que si nuestra intención es trabajar en blanco y negro, no es ninguna locura pensar en una gama de ajustes de sensibilidad totalmente aprovechable.
Muestras: sensibilidad (RAW)
Las capturas se han realizado con una Sigma DP2. Imágenes capturadas en formato RAW y procesadas con Sigma Photo Pro 3.5, ajustando únicamente el balance de blancos. Pulsa en la imagen para ver un recorte de 800 x 600 píxeles
las capturas se han realizado con una sigma dp2. imágenes capturadas en formato raw y procesadas con sigma photo pro 3.5, ajustando únicamente el balance de blancos. pulsa en la imagen para ver un recorte de 800 x 600 píxeles
50 ISO
las capturas se han realizado con una sigma dp2. imágenes capturadas en formato raw y procesadas con sigma photo pro 3.5, ajustando únicamente el balance de blancos. pulsa en la imagen para ver un recorte de 800 x 600 píxeles
100 ISO
las capturas se han realizado con una sigma dp2. imágenes capturadas en formato raw y procesadas con sigma photo pro 3.5, ajustando únicamente el balance de blancos. pulsa en la imagen para ver un recorte de 800 x 600 píxeles
200 ISO
las capturas se han realizado con una sigma dp2. imágenes capturadas en formato raw y procesadas con sigma photo pro 3.5, ajustando únicamente el balance de blancos. pulsa en la imagen para ver un recorte de 800 x 600 píxeles
400 ISO
las capturas se han realizado con una sigma dp2. imágenes capturadas en formato raw y procesadas con sigma photo pro 3.5, ajustando únicamente el balance de blancos. pulsa en la imagen para ver un recorte de 800 x 600 píxeles
800 ISO
las capturas se han realizado con una sigma dp2. imágenes capturadas en formato raw y procesadas con sigma photo pro 3.5, ajustando únicamente el balance de blancos. pulsa en la imagen para ver un recorte de 800 x 600 píxeles
1600 ISO
las capturas se han realizado con una sigma dp2. imágenes capturadas en formato raw y procesadas con sigma photo pro 3.5, ajustando únicamente el balance de blancos. pulsa en la imagen para ver un recorte de 800 x 600 píxeles
3200 ISO
Respecto al rango dinámico, la función X3 Fill Light permite recuperar información de luces y sombras con una eficacia que, si no andamos con cuidado, resulta incluso excesiva y nos adentra en el terreno del HDR y su peculiar estética. Manejados con atino, eso sí, la DP2 es capaz de ofrecer unos resultados excelentes en este campo.

Sigma DP2
Sigma DP2
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Sigma DP2
Sigma DP2
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

El detalle y la nitidez de las imágenes es otro de los puntos fuertes del conjunto formado por la nueva óptica, el sensor Foveon X3 y los archivos RAW resultantes. Hasta tal punto que, de nuevo, habrá que moderarse al usar este ajuste de nitidez durante el revelado de la imagen para no provocar un efecto de sobreprocesamiento y halos de enfoque en las imágenes JPEG finales.

Muestras: sensibilidad alta
Las capturas se han realizado con una Sigma DP2. Imágenes capturadas en formato RAW y procesadas con Sigma Photo Pro 3.5
las capturas se han realizado con una sigma dp2. imágenes capturadas en formato raw y procesadas con sigma photo pro 3.5
800 ISO
las capturas se han realizado con una sigma dp2. imágenes capturadas en formato raw y procesadas con sigma photo pro 3.5
800 ISO
las capturas se han realizado con una sigma dp2. imágenes capturadas en formato raw y procesadas con sigma photo pro 3.5
1600 ISO
las capturas se han realizado con una sigma dp2. imágenes capturadas en formato raw y procesadas con sigma photo pro 3.5
3200 ISO
las capturas se han realizado con una sigma dp2. imágenes capturadas en formato raw y procesadas con sigma photo pro 3.5
3200 ISO
En cualquier caso, insistimos en lo ya dicho al hablar de la DP1. El programa suministrado con la cámara resulta muy sencillo de utilizar y permite no sólo extraer todo el potencial de la DP2, sino ofrecer unos resultados muy vistosos sin necesidad de grandes conocimientos sobre procesamiento digital de la imagen.

Sigma DP2
Sigma DP2
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

La otra cara de esta moneda es que, curiosamente, el ordenador es una pieza indispensable para poder trabajar con una cámara que, a simple vista y puede que incluso como filosofía de trabajo, pretende alejarse de los convencionalismos digitales.

La competencia que viene
Pese al halo de misterio y rareza que envuelve a esta DP2, la verdad es que el guión seguido por Sigma esconde pocas sorpresas: ofrece lo mismo que la DP1, con una nueva óptica de 41 milímetros, algo más de agilidad en el manejo y unos nuevos menús de control más potables.

Sigma DP2
Sigma DP2
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

A partir de esta trama, los puntos fuertes y las debilidades no se alejan de las previsiones: la óptica es excelente; el ruido y el rango dinámico no tienen competencia en este segmento, y la calidad general es muy buena. Trabajando siempre en RAW claro.

Sigma DP2
Sigma DP2
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Sigma DP2
Sigma DP2
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Tras los elogios, comienzan los consabidos inconvenientes. La ergonomía, el penoso enfoque, un balance de blancos ingobernable, la agilidad general o la escasa autonomía (lejos de los 200 disparos por carga) obligan al fotógrafo a pagar un alto precio para disfrutar de la peculiar visión sugerida por esta Sigma.

Sigma DP2
Sigma DP2
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Sigma DP2
Sigma DP2
Foto: Álvaro Méndez

Nos gusta su estética y los resultados tan personales que ofrece, pero no sabemos si hasta ese punto. Más aún cuando modelos como la Lumix DMC-LX3 de Panasonic -situada en otro rango de precio y calidad, cierto- y sobre todo las cámaras Micro Cuatro Tercios amenazan el hasta ahora exclusivo reino de las DP de Sigma.

Productos relacionados (1)
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar