• Fujinon XF 55-200 mm f3.5-4.8: análisis
  • iMac Retina: ¿para qué una pantalla 5K?
Prueba de producto
Sigma 50 mm f1.4 DG HSM Art
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Sigma 50 mm f1.4 DG HSM Art: análisis

15
10
NOV 2014
Texto: Iker Morán  |  Fotos: Álvaro Méndez

Con permiso del excelente 35 mm f1.4, si hay un objetivo que represente la nueva era de Sigma inaugurada hace dos años, éste es el 50 mm f1.4. Nuevo cabeza de cartel de la saga Art y relevo de la versión de 2008, su focal estándar, su cobertura para formato completo y su gran luminosidad conforman una seductora carta de presentación.

Más grande que la mayoría de objetivos de 50 milímetros y tan caro como los pata negra de la competencia, solo unos resultados espectaculares justificarían apostar por él. Más aún si tenemos en cuenta que los 1.000 euros que cuesta son aproximadamente el doble que la citada versión anterior.

Sigma 50 mm f1.4 DG HSM
Sigma 50 mm f1.4 DG HSM
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
El nuevo Sigma de 50 milímetros junto a la EOS 5D Mark III.

¿Está justificado este cambio de rumbo? Para comprobarlo hemos pasado unos días disparando con la Canon EOS 5D Mark III y este nuevo miembro del catálogo de Sigma.

Bien construido, pero sin sellar

Quienes hayan seguido la estela de los últimos objetivos de Sigma dentro de la gama Art reconocerán los rasgos familiares de este 50 mm f1.4 DG HSM. Excelentes acabados, una línea muy sobria y elegante y esa sensación de calidad entre las manos que caracteriza a la serie más refinada de la compañía.

Pero si algo llama la atención es su tamaño (100 milímetros de longitud) y su peso, que sobrepasa los 800 gramos. Cifras que superan con creces no solo a las de la versión anterior de este Sigma, sino también a las de los modelos de idéntica focal y apertura de Nikon y Canon. De hecho, solo el reciente Zeiss Otus le supera en este terreno (y en precio, obviamente).

sigma 50 mm f1.4 dg hsmsigma 50 mm f1.4 dg hsmsigma 50 mm f1.4 dg hsmsigma 50 mm f1.4 dg hsmsigma 50 mm f1.4 dg hsmsigma 50 mm f1.4 dg hsm
Grande

Si algo llama la atención en este objetivo es su tamaño (casi 100 milímetros de largo) y su peso (815 gramos). Destaca también por sus excelentes acabados y por su sobrio y elegante diseño, propio de la serie más refinada de Sigma

sigma 50 mm f1.4 dg hsm
Sigma 50 mm f1.4 DG HSM
Álvaro Méndez (Quesabesde)
sigma 50 mm f1.4 dg hsm
Sigma 50 mm f1.4 DG HSM
Álvaro Méndez (Quesabesde)
sigma 50 mm f1.4 dg hsm
Sigma 50 mm f1.4 DG HSM
Álvaro Méndez (Quesabesde)
sigma 50 mm f1.4 dg hsm
Sigma 50 mm f1.4 DG HSM
Álvaro Méndez (Quesabesde)
sigma 50 mm f1.4 dg hsm
Sigma 50 mm f1.4 DG HSM
Álvaro Méndez (Quesabesde)
sigma 50 mm f1.4 dg hsm
Sigma 50 mm f1.4 DG HSM
Álvaro Méndez (Quesabesde)

Con un frontal de 77 milímetros (una cifra acorde a su tamaño pero muy elevada para una focal como ésta), el volumen y las juntas sin sellar son las únicas pegas que podemos ponerle a su construcción. Y ya puestos, invita también a cierta suspicacia el hecho de que con semejantes cifras no se haya considerado la posibilidad de incluir un estabilizador óptico.

Pero por lo demás, sobresaliente alto para este Sigma de 50 milímetros. El anillo para el enfoque manual resulta excelente por su tamaño, tacto y manejo. Disponemos también de una ventana con las distancias de enfoque y un amplio interruptor para pasar del enfoque automático al manual.

sigma 50 mm f1.4 dg hsm art
Sigma 50 mm f1.4 DG HSM Art
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

El considerable volumen y las juntas sin sellar son las únicas pegas que podemos ponerle en el apartado de la construcción

La óptica incluye de serie un parasol de pétalos que mantiene la estética y los excelentes acabados del objetivo. Dotado de un sistema de enfoque interno, el frontal no gira, por lo que no hay que preocuparse a la hora de usar filtros.

Igual que el resto de objetivos de la última hornada de Sigma, éste es compatible con el USB Dock de la firma, que permite en este caso actualizar el firmware o realizar microajustes del enfoque. Un accesorio opcional que, teniendo en cuenta el precio oficial del objetivo (unos 900 euros, aunque puede encontrarse por poco más de 800), debería incluirse de serie.

Del centro a las esquinas

Puestos a resumir con una sola palabra el comportamiento de este objetivo, soberbio es el primer adjetivo que nos viene a la cabeza. Es verdad que con este volumen y precio no esperábamos menos, pero es al colocar una óptica de semejante calidad en una réflex como la EOS 5D Mark III de Canon cuando realmente descubrimos el potencial de los actuales sensores digitales.

Muestras: resolución
Fotografías realizadas con un Sigma 50 mm f1.4 Art montado en una Canon EOS 5D Mark III. El enfoque está sobre el número de la casa (8) para que se pueda apreciar el rendimiento en la esquina según la apertura del diafragma
fotografías realizadas con un sigma 50 mm f1.4 art montado en una canon eos 5d mark iii. el enfoque está sobre el número de la casa (8) para que se pueda apreciar el rendimiento en la esquina según la apertura del diafragma
f1.4
fotografías realizadas con un sigma 50 mm f1.4 art montado en una canon eos 5d mark iii. el enfoque está sobre el número de la casa (8) para que se pueda apreciar el rendimiento en la esquina según la apertura del diafragma
f1.8
fotografías realizadas con un sigma 50 mm f1.4 art montado en una canon eos 5d mark iii. el enfoque está sobre el número de la casa (8) para que se pueda apreciar el rendimiento en la esquina según la apertura del diafragma
f2.8
fotografías realizadas con un sigma 50 mm f1.4 art montado en una canon eos 5d mark iii. el enfoque está sobre el número de la casa (8) para que se pueda apreciar el rendimiento en la esquina según la apertura del diafragma
f4
fotografías realizadas con un sigma 50 mm f1.4 art montado en una canon eos 5d mark iii. el enfoque está sobre el número de la casa (8) para que se pueda apreciar el rendimiento en la esquina según la apertura del diafragma
f5.6
fotografías realizadas con un sigma 50 mm f1.4 art montado en una canon eos 5d mark iii. el enfoque está sobre el número de la casa (8) para que se pueda apreciar el rendimiento en la esquina según la apertura del diafragma
f8
fotografías realizadas con un sigma 50 mm f1.4 art montado en una canon eos 5d mark iii. el enfoque está sobre el número de la casa (8) para que se pueda apreciar el rendimiento en la esquina según la apertura del diafragma
f11
fotografías realizadas con un sigma 50 mm f1.4 art montado en una canon eos 5d mark iii. el enfoque está sobre el número de la casa (8) para que se pueda apreciar el rendimiento en la esquina según la apertura del diafragma
f16

El rendimiento a f1.4 es ya excelente en las esquinas de la imagen, aunque habrá que cerrar un par de pasos para disfrutarlo al máximo

Pocos peros se le pueden poner a su rendimiento, puesto que incluso trabajando con la máxima apertura y buscándole las cosquillas en las esquinas de la imagen responde sin problemas. Es cierto que se aprecia algo de viñeteo a f1.4 y f1.8, pero ya a f2.8 éste aparece perfectamente controlado. En cualquier caso, el sombreado es bastante leve en la máxima apertura, y como siempre resulta muy sencillo de corregir a la hora de editar.

Como se puede apreciar en la serie de muestras para comprobar el rendimiento en las esquinas, el comportamiento a f1.4 es ya excelente, aunque si queremos ver el objetivo en todo su esplendor habrá que cerrar un par de pasos.

Muestras: RAW
Fotografías realizadas con un Sigma 50 mm f1.4 Art montado en una Canon EOS 5D Mark III

Es por tanto a partir de f2.8 y hasta f11 (a f16 la resolución en las esquinas cae) donde se puede disfrutar del rendimiento óptico del objetivo tanto en el centro como en los bordes de la imagen. Un margen suficientemente amplio como para encumbrar a esta óptica fija de 50 milímetros en lo más alto.

50 milímetros, claro, si pensamos en clave de formato completo. Aunque es cierto que la mayoría de compradores serán usuarios de este tipo de cuerpos réflex, no hay que perder de vista que, montado en una cámara con sensor APS-C, tenemos entre manos un 75 mm f1.4 de rendimiento excelente y perfecto para retrato.

Foto: Quesabesde
Fotografías realizadas con un Sigma 50 mm f1.4 Art montado en una Canon EOS 5D Mark III utilizando diferentes aperturas de diafragma para comprobar el oscurecimiento en los bordes de la imagen.
Enfoque a la altura de las circunstancias

El excelente rendimiento óptico se remata con un buen control de las aberraciones cromáticas, cuya presencia es prácticamente nula o mínima en situaciones extremas de luz, tal y como puede verse en la galería de muestras publicadas.

Para los interesados en la teoría, este Sigma cuenta con un esquema óptico de 13 elementos distribuidos en 8 grupos, incluida una lente asférica y tres cristales SLD de baja densidad.

sigma 50 mm f1.4 dg hsmsigma 50 mm f1.4 dg hsmsigma 50 mm f1.4 dg hsmsigma 50 mm f1.4 dg hsmsigma 50 mm f1.4 dg hsmsigma 50 mm f1.4 dg hsm
Motor HSM

El mecanismo de enfoque ultrasónico marca de la casa es rápido y silencioso y está a la altura de las circunstancias

sigma 50 mm f1.4 dg hsm
Sigma 50 mm f1.4 DG HSM
Álvaro Méndez (Quesabesde)
sigma 50 mm f1.4 dg hsm
Sigma 50 mm f1.4 DG HSM
Álvaro Méndez (Quesabesde)
sigma 50 mm f1.4 dg hsm
Sigma 50 mm f1.4 DG HSM
Álvaro Méndez (Quesabesde)
sigma 50 mm f1.4 dg hsm
Sigma 50 mm f1.4 DG HSM
Álvaro Méndez (Quesabesde)
sigma 50 mm f1.4 dg hsm
Sigma 50 mm f1.4 DG HSM
Álvaro Méndez (Quesabesde)
sigma 50 mm f1.4 dg hsm
Sigma 50 mm f1.4 DG HSM
Álvaro Méndez (Quesabesde)

El diafragma de 9 palas, por su parte, se traduce en un bokeh realmente atractivo cuando trabajamos con aperturas máximas que prácticamente consiguen borrar el fondo. En esos casos, eso sí, habrá que apurar el foco, puesto que la profundidad de campo es muy pequeña. La distancia mínima de enfoque, por cierto, es de unos 40 centímetros.

El objetivo cuenta con un motor de enfoque ultrasónico HSM que durante nuestras pruebas ha demostrado estar a la altura del rendimiento general de la óptica. Trabajando con la citada EOS 5D Mark III, su funcionamiento es rápido y silencioso.

Si nos animamos con la grabación de vídeo o a trabajar desde la pantalla, la velocidad del sistema cae de forma apreciable (como siempre), pero ya se sabe que en este terreno es la cámara la que debe asumir la principal responsabilidad.

Cambio de tornas

Tradicionalmente los objetivos propios de los fabricantes de cámaras suponían la opción cara y de máxima calidad, mientras que los ofrecidos por terceros intentaban jugar sus cartas con un precio más asequible y unos resultados equilibrados. Y así sigue siendo en muchos casos, pero no en el de este Sigma 50 mm f1.4 DG HSM Art.

Y es que los resultados dejan claro que estamos ante el que posiblemente sea el mejor 50 milímetros del momento, al menos entre los modelos con enfoque automático. Cierto que es más grande y cuesta más que el resto de opciones y que las comparaciones de precio con los 50 mm f1.8 son escandalosas, pero esos 900 euros que hay que pagar por él dan acceso a unos niveles de calidad y construcción muy elevados.

sigma 50 mm f1.4 dg hsm art
Sigma 50 mm f1.4 DG HSM Art
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

El alto precio que hay que pagar por esta pieza -que vale lo que cuesta- da acceso a unos niveles de calidad y construcción muy elevados

Es, además, un objetivo que cumple con lo que promete. Su luminosidad máxima de f1.4 no es una mera cifra para sacar pecho, sino que se trata de un valor perfectamente utilizable y que apenas lastra las excelentes marcas de resolución y nitidez que puede llegar a alcanzar, tanto en el centro de la imagen como en las esquinas.

El veloz y silencioso sistema de enfoque está a la altura, y solo la falta de un cuerpo sellado resistente al agua y al polvo –sobre todo pensando en los fotógrafos de naturaleza- supone un pequeño manchón en su expediente.

¿Merece la pena realizar la inversión? Lo cierto es que esta pieza vale lo que Sigma pide por ella, así que quienes deseen acceder a estos niveles de calidad y comprobar de lo que realmente es capaz el sensor de formato completo de su flamante réflex, deberían planteárselo muy seriamente.

15
Comentarios
Cargando comentarios