• Panasonic Lumix G 14-42 mm f3.5-5.6 II: primeras muestras
  • LG Optimus L9: análisis
UNA APUESTA MUY SERIA

Sigma 35 mm f1.4 DG HSM: análisis 1

5
FEB 2013

Sigma Art. Tras esa pomposa denominación se esconde una nueva línea de objetivos que busca la excelencia en el diseño y la calidad de imagen. Disponible con bayoneta para Canon, Nikon, Pentax, Sony y la propia Sigma, el reciente 35 mm f1.4 DG HSM es el primero en asumir esta compleja tarea, apostando por una focal y una luminosidad que evidencian su intención de tentar a los fotógrafos más puristas que trabajan con cámaras de formato completo. Todo un reto si tenemos en cuenta que en este segmento hay auténticos buques insignia de los grandes fabricantes.

Aunque en estas latitudes -estamos hablando de objetivos de gama alta- para muchos el precio no es el dato más importante y la calidad prima sobre el resto, sería absurdo obviar el papel que juega el primer parámetro a la hora de inclinar la balanza hacia uno u otro lado.

Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
El Sigma 35 mm f1.4 DG HSM junto a la Canon EOS 5D Mark III que se ha utilizado para el análisis.

Colocado en el escaparate frente a sus potenciales competidores, el joven Sigma 35 mm f1.4 DG HSM parte con una clara ventaja: cuesta algo menos de 900 euros. Los objetivos equivalentes en los catálogos de Canon y Sony rondan los 1.400 euros. Más cara es todavía la pieza homóloga de Nikon -con idéntica focal y luminosidad- y el Carl Zeiss de enfoque manual, con un precio situado en torno a los 1.700 euros. Sólo Samyang, también manual, le gana la partida a Sigma con un coste de unos 400 euros.

"Delicatessen"

La construcción de este Sigma es excelente, se mire por donde se mire. Su peso (665 gramos) y tamaño (77 x 94 milímetros) son los esperados en una pieza de alta calidad. La firma japonesa lo suministra de serie con un parasol de pétalos y una bolsa de transporte.

Sigma 35 mm f1.4 DG HSM
Sigma 35 mm f1.4 DG HSM
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Su esquema óptico de 13 elementos repartidos en 11 grupos es más complejo que el de sus rivales directos, y cuenta además con 2 lentes asféricas y 5 vidrios especiales. La bayoneta metálica y los contactos eléctricos son de excelente factura.

Sigma 35 mm f1.4 DG HSM
Sigma 35 mm f1.4 DG HSM
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Sigma 35 mm f1.4 DG HSM
Sigma 35 mm f1.4 DG HSM
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

La lente posterior impresiona por tamaño y claridad, aunque el movimiento que ésta hace al enfocar puede provocar la entrada de partículas de polvo en el interior del objetivo. Sobre el barrilete aparece escrita la denominación A de la nueva saga Art a la cual pertenece el objetivo, así como un "Made in Japan" que es también toda una declaración de intenciones.

Sigma 35 mm f1.4 DG HSM
Sigma 35 mm f1.4 DG HSM
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Tan sólo un interruptor para elegir entre el enfoque automático y el manual rompe con la minimalista estética del conjunto. El objetivo dispone también de la clásica ventana con la distancia de enfoque (desde 30 centímetros hasta el infinito) y de un indicador de la profundidad de campo para f16, el valor máximo al que puede cerrarse el diafragma.

Sigma 35 mm f1.4 DG HSM
Sigma 35 mm f1.4 DG HSM
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Sigma 35 mm f1.4 DG HSM
Sigma 35 mm f1.4 DG HSM
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Ancho y muy generoso, el aro de enfoque presenta un estriado longitudinal. Su accionamiento tiene la dureza ideal, e incluso cuando lo giramos y alcanzamos uno de los extremos no se detiene bruscamente. Por cierto, para pasar de infinito a la mínima distancia de enfoque tan sólo hace falta un cuarto de vuelta.

Sigma 35 mm f1.4 DG HSM
Sigma 35 mm f1.4 DG HSM
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Los fotógrafos habituados a utilizar filtros agradecerán que la lente frontal no gire ni se desplace al enfocar gracias al mecanismo interno que emplea este objetivo. Por cierto, el diámetro de rosca para estos accesorios es de 67 milímetros.

En busca de la luz (aunque sea poca)

Nada mejor que montar este Sigma en una cámara de última generación y formato completo como la Canon EOS 5D Mark III, dotada de un sensor de 22 millones de píxeles, para comprobar de lo que es capaz.

Sigma 35 mm f1.4 DG HSM
Sigma 35 mm f1.4 DG HSM
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Colocado en esta réflex el autofoco del objetivo se muestra preciso, silencioso y rápido, aun sin la luz de ayuda de la cámara. Cuando la iluminación disminuye mucho, la velocidad de enfoque también lo hace ligeramente, pero esto no es obstáculo para que acabe atinando el foco sin vacilar, incluso en zonas prácticamente sin contraste.

Sigma 35 mm f1.4 DG HSM
Sigma 35 mm f1.4 DG HSM
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Sigma 35 mm f1.4 DG HSM
Sigma 35 mm f1.4 DG HSM
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

En cuanto al enfoque de seguimiento el porcentaje de aciertos es muy alto, lo que demuestra que la compenetración con la cámara es buena. Igual que ocurre con cualquier otro objetivo muy luminoso, al trabajar a f1.4 no es recomendable enfocar y después reencuadrar, ya que el error de paralaje unido a la mínima profundidad de campo hará que perdamos nitidez sobre la zona seleccionada. Así pues, es mejor encuadrar primero y luego enfocar sobre el punto deseado.

Sigma 35 mm f1.4 DG HSM
Sigma 35 mm f1.4 DG HSM
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Incluso sin estabilización de imagen hemos podido obtener fotos aceptablemente nítidas a 1/10 de segundo. Si a ello se suma la alta luminosidad del objetivo y el excelente comportamiento del sensor de la cámara con sensibilidades altas, está claro que podemos enfrentarnos a casi cualquier escena sin tener que recurrir al flash.

Vidrio y píxeles

El efecto de viñeteo es más que evidente a f1.4, pero la buena noticia es que ya a f2.8 pasa desapercibido. Las aberraciones cromáticas, por su parte, son inexistentes incluso fijándonos en las esquinas de las imágenes tomadas con la máxima apertura.

Sigma 35 mm f1.4 DG HSM
Sigma 35 mm f1.4 DG HSM
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

La resolución es muy alta ya desde f1.4, y la diferencia entre el centro y los bordes de la imagen es mínima. Sólo abriendo al máximo el diafragma es más apreciable esta caída en las esquinas, aunque sus valores son perfectamente aceptables.

Sigma 35 mm f1.4 DG HSM
Sigma 35 mm f1.4 DG HSM
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Sigma 35 mm f1.4 DG HSM
Sigma 35 mm f1.4 DG HSM
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

El mejor comportamiento del objetivo lo encontramos cerrando a f5.6 y f8. La difracción apenas se nota a f16, por lo que se puede trabajar con este valor -para disfrutar de una mayor profundidad de campo, por ejemplo- sin ningún problema.

Sigma 35 mm f1.4 DG HSM
Sigma 35 mm f1.4 DG HSM
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

En cuanto a la deformación en forma de barrilete hemos podido comprobar que es ligerísima y prácticamente no tiene incidencia sobre las imágenes, incluso en tomas de componentes arquitectónicos.

Sobre el terreno

Se suele decir que la focal de 35 milímetros sirve un poco para todo. Este Sigma no es una excepción, y cumple con nota a la hora de trabajar en varios entornos y disciplinas: exteriores e interiores, retrato, fotografía urbana... Pero es al escasear la luz cuando realmente afloran sus virtudes.

Muestras: Sigma 35 mm f1.4
Las fotografías se han realizado con un Sigma 35 mm f1.4 montado en una Canon EOS 5D Mark III:
las fotografías se han realizado con un sigma 35 mm f1.4 montado en una canon eos 5d mark iii:
las fotografías se han realizado con un sigma 35 mm f1.4 montado en una canon eos 5d mark iii:
las fotografías se han realizado con un sigma 35 mm f1.4 montado en una canon eos 5d mark iii:
las fotografías se han realizado con un sigma 35 mm f1.4 montado en una canon eos 5d mark iii:
las fotografías se han realizado con un sigma 35 mm f1.4 montado en una canon eos 5d mark iii:
las fotografías se han realizado con un sigma 35 mm f1.4 montado en una canon eos 5d mark iii:
las fotografías se han realizado con un sigma 35 mm f1.4 montado en una canon eos 5d mark iii:
las fotografías se han realizado con un sigma 35 mm f1.4 montado en una canon eos 5d mark iii:
las fotografías se han realizado con un sigma 35 mm f1.4 montado en una canon eos 5d mark iii:

El excelente tratamiento antirreflejos y el recubrimiento de las lentes hacen que los puntos de altas luces presenten un aspecto natural. Nos han sorprendido gratamente las capturas nocturnas por su fidelidad a lo que veíamos, sin artefactos extraños ni luces parásitas.

Sigma 35 mm f1.4 DG HSM
Sigma 35 mm f1.4 DG HSM
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Con luz diurna también hace gala de un comportamiento excelente, incluso teniendo en cuenta que la cámara utilizada para esta prueba no reconocía al objetivo y por tanto no aplicaba ningún tipo de corrección a los archivos JPEG procesados. De ahí la importancia de tener bajo control la deformación y las aberraciones. La cámara no tiene que corregir nada, y eso nos ahorra también trabajo de edición.

Muestras: RAW
Las fotografías se han realizado con un Sigma 35 mm f1.4 montado en una Canon EOS 5D Mark III. Fotografías tomadas en formato RAW y procesadas con Adobe Lightroom 4:
las fotografías se han realizado con un sigma 35 mm f1.4 montado en una canon eos 5d mark iii. fotografías tomadas en formato raw y procesadas con adobe lightroom 4:
RAW
las fotografías se han realizado con un sigma 35 mm f1.4 montado en una canon eos 5d mark iii. fotografías tomadas en formato raw y procesadas con adobe lightroom 4:
RAW
las fotografías se han realizado con un sigma 35 mm f1.4 montado en una canon eos 5d mark iii. fotografías tomadas en formato raw y procesadas con adobe lightroom 4:
RAW
las fotografías se han realizado con un sigma 35 mm f1.4 montado en una canon eos 5d mark iii. fotografías tomadas en formato raw y procesadas con adobe lightroom 4:
RAW
las fotografías se han realizado con un sigma 35 mm f1.4 montado en una canon eos 5d mark iii. fotografías tomadas en formato raw y procesadas con adobe lightroom 4:
RAW
las fotografías se han realizado con un sigma 35 mm f1.4 montado en una canon eos 5d mark iii. fotografías tomadas en formato raw y procesadas con adobe lightroom 4:
RAW

El desenfoque es armonioso -incluso en las zonas de luces altas- gracias al diafragma de 9 palas. Es éste un detalle muy importante en un objetivo con semejante luminosidad, puesto que muchas veces aprovecharemos su apertura de f1.4 para crear imágenes con grandes desenfoques posteriores.

Muy recomendable

Bien construido, con un rendimiento excelente y un precio que se sitúa notablemente por debajo del de la competencia. Poco más se le puede pedir a un objetivo, y este Sigma 35 mm f1.4 DG HSM cumple con estas tres premisas.

Sigma 35 mm f1.4 DG HSM
Sigma 35 mm f1.4 DG HSM
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Sólo el pronunciado viñeteo a f1.4 y ese movimiento del elemento posterior que puede acabar siendo un aspirador de polvo empañan -muy ligeramente, eso sí- la nota final de una óptica fija que resulta imposible no recomendar a todo aquel que busque un 35 milímetros luminoso y más asequible que el resto.

1
Comentarios
Cargando comentarios