Actualidad

Sharp apuesta por el slow motion con móviles que graban a 2.100 fps mediante interpolación

 

Por ahora solo disponibles en Japón, los terminales cuentan con cámaras certificadas por Ricoh e interpolan secuencias de 210 fotogramas por segundo

Sharp Aquos Xx
Sharp Aquos Xx
De elevadas prestaciones, el Sharp Aquos Xx es uno de los primeros smartphones en hacer uso de esta característica.
25
MAY 2015

Con la mayoría de los teléfonos de gama alta utilizando los mismos procesadores, idénticas cantidades de RAM y semejantes capacidades de almacenamiento, la cámara de fotos se ha convertido en el punto diferenciador de un mercado donde cada vez resulta más difícil llevar la voz cantante.

Compañías como Samsung y Huawei han hecho del rendimiento fotográfico de sus smartphones estrella en condiciones nocturnas su mejor baza, mientras que otras como LG y Lenovo apuestan por características menos habituales, como el uso de colorímetros y sistemas de enfoque por infrarrojos. En este segundo grupo se engloba Sharp, que en Japón ha presentado tres teléfonos móviles con avanzadas capacidades de grabación en slow motion.

Dotados con unas características englobadas en la parte alta del segmento, los nuevos Aquos Zeta, Aquos Xx y Aquos Serie destacan por el uso de una cámara trasera de 13 megapíxeles orientada a la captura de vídeo. Su puesta a punto cuenta con la aprobación de Ricoh (si bien Sharp no aclara hasta qué punto han colaborado ambas empresas), aunque lo llamativo de estos terminales es la posibilidad de grabar vídeo mediante interpolación a 2.100 fotogramas por segundo.

Vídeo demostrativo publicado por Sharp.

Esta opción, que solo es posible en formato FWVGA (con una resolución de 854 x 480 píxeles) es posible gracias a la tecnología de interpolación de fotogramas, que genera digitalmente 10 imágenes adicionales que se alternan entre cada fotograma real capturado por el dispositivo.

La velocidad de captura de los nuevos teléfonos sigue siendo destacable, con un máximo de 210 fotogramas por segundo en resolución FWVGA sin interpolación y hasta 120 fotogramas por segundo en formato Full HD (que ascienden a 1.200 con interpolación).

El resto de características de los terminales sigue los cánones de la industria. Como por ejemplo el Aquos Xx, que posee una pantalla de 5,7 pulgadas con 1080 x 1920 píxeles de resolución desarrollada por Sharp, un procesador Snapdragon 810, 3 GB de RAM y 32 GB de almacenamiento ampliables. Estos componentes están protegidos por un chasis metálico de diseño minimalista que posee protección contra salpicaduras.

Sharp no ha anunciado su intención de comercializar sus nuevos terminales fuera de Japón, donde serán distribuidos a través de la operadora Softbank.

Fuentes y más información
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar