• Julio Bittencourt: "Es el testamento de un fracaso"
  • Oscar B. Castillo: "Conocemos las cifras pero no conocemos su vida"
Con texto fotográfico

"Son los perros los que me escogen a mí" Seth Casteel

3
Foto: Seth Casteel
9
ENE 2014
Declaraciones obtenidas por Ivan Sánchez

Mucho amor por los perros, perseverancia y una buena dosis de instinto canino son los tres ingredientes principales de la serie “Underwater Dogs”, de Seth Casteel. Las redes sociales se encargaron de impulsar a la fama a estos pequeños -y no tan pequeños- cánidos en su afán por capturar una pelota bajo el agua. Una piscina, un fotógrafo dentro de ella con su cámara subacuática, una pelota y… ¡al agua, perros!

Seth Casteel

Llevo desde 2007 fotografiando perros. Comencé trabajando como voluntario, buscando familias de acogida que amasen a los perros sin hogar, todo a través de fotografías hechas desde un punto de vista positivo.

La idea de ‘Underwater Dogs’ surgió con un cavalier king charles spaniel llamado Buster, que decidió que era más divertido lanzarse a la piscina una y otra vez durante una supuesta sesión de fotos en tierra. Aquello despertó mi curiosidad, así que me compré una cámara compacta sumergible, de esas de apuntar y disparar, y tomé algunas instantáneas que a la postre se convirtieron en el principio de esta serie.

En estas fotografías yo no escojo los perros. Son los perros los que me escogen a mí. O mejor dicho, sus amos, pues se trata de encargos que recibo en mi negocio como fotógrafo de mascotas. Éstos buscan fotografías exclusivas de sus perros; para eso me contratan.

Digamos que todos los perros que aparecen en la serie han escogido participar. En cualquier caso no a todos los perros con los que he trabajado les apetece saltar directamente al agua. De hecho, a un par de ellos no les gustaba para nada el agua, así que les tuve que hacer las fotos en el sofá.

Una de las cosas más divertidas es que en estas sesiones trabajo cara a cara con ellos, solos el perro y yo. No es necesario ningún tipo de entrenamiento para hacer estas fotografías. Se basan todas en el clásico juego de ir a buscar la pelota, con la salvedad de que en este caso la pelota va a parar al agua. El resto es cosa del perro.

A nivel técnico no son fotos demasiado complicadas. Uso una Canon EOS 7D con una carcasa SPL Surf Housing, un flash Canon Speedlite 580EX II y un ojo de pez de Tokina.

Para este perro en particular usé una velocidad de 1/100 de segundo que no es especialmente rápida, pero la acción quedó congelada por el flash. También hay que tener en cuenta que dentro del agua hay muy poca luz ambiente. Esto y el destello del flash hacen que la foto tenga este aspecto con todo el protagonismo sobre el perro.

Los artículos de la serie "Con texto fotográfico" aparecen publicados normalmente los jueves.

Artículos relacionados (1)
Nueve más uno
26 / ENE 2016
3
Comentarios
Cargando comentarios