• Agata Pietron: "Bailan como Michael Jackson porque lo ven como a uno de ellos"
  • Guillermo Navarro: "La cercanía a la que se refería Capa no es una ...
Con texto fotográfico

"Al final, entre perros y Leicas, conseguí la foto que buscaba" Sergio Enríquez-Nistal

 
Foto: Sergio Enríquez-Nistal
26
AGO 2010

Fue un curso impartido por el veterano Vicente López-Tofiño lo que despertó el gusanillo fotográfico en Sergio Enríquez-Nistal. Colaborador del rotativo El Mundo, le une con el cineasta Carlos Saura su pasión por la fotografía y un especial apego por una de las grandes -en nombre y leyenda- del sector: Leica. Lo pudo constatar durante una sesión fotográfica en casa del director oscense.

Sergio Enríquez-Nistal

: "Todo empezó al recibir una llamada para hacer un reportaje sobre Carlos Saura para El Cultural [suplemento del periódico El Mundo] con motivo del estreno de su película 'Don Giovanni'. Yo ya había fotografiado otras veces a Carlos. Además, ya conocía su casa. Incluso coincidimos alguna vez en Fotocasión [tienda madrileña de fotografía].

Recuerdo que Carlos, usuario de Leica M en su etapa analógica, me comentó hace tiempo que en digital Leica no acababa de gustarle. En esa época ya estaba la Leica M8 en el mercado, pero quizá por su sensor de proporciones más pequeñas o por tener que usar los filtros infrarrojos para evitar dominantes, la cámara no acababa de ser de su agrado.

Para este reportaje opté por usar la M8, con la cual estoy muy contento por el tipo de imagen que consigue. Desde un principio, se me ocurrió la idea de retratar a Carlos con una máscara veneciana, que además iba muy bien con el tema. Yo había estado en Venecia, y ahí compré algunas máscaras como recuerdo, así que lo tenía todo preparado.

Llegamos a casa de Carlos el redactor y yo, donde nos recibieron unos perros muy simpáticos. Como tengo un cocker me olieron y empecé a jugar con ellos mientras Saura salía a saludarnos. Yo llevaba mi cámara colgada al cuello, y mientras estaba acariciando a uno de los perros, un labrador muy juguetón, Carlos salió corriendo a mi encuentro y me dijo '¿es la nueva?', y antes de que me diera cuenta entró y salió de casa con su flamante M9 en su fundita de cuero. A pesar de que estaban llegando con cuentagotas, Carlos ya tenía la suya. 'Mira, es la nueva.' Me acerqué para verla mejor, ya que es difícil ver una. 'Cógela, cógela? no tengas miedo.'

Fue allí mismo, en la entrada del jardín de su casa, con los perros rodeándonos y jugando, donde aproveché para mostrarle a Carlos una colección de máscaras venecianas. Optamos al final por la más pequeña, para que se le pudiese reconocer.

Carlos es muy colaborador y te deja trabajar con total libertad. Mi idea era no usar ningún fondo ni nada que diera a entender que el retrato era de estudio. Así que opté por hacer la foto en una zona del jardín que dejaba un fondo difuso y muy neutro. Además, me gustaban mucho esas ramas pequeñas que a veces se colaban en el encuadre. Al final, entre perros y Leicas, conseguí la foto que buscaba.

La foto de Enríquez-Nistal ilustró la portada del suplemento cultural de El Mundo aparecido a mediados del pasado mes de abril.

Tras tomar una serie de fotos, nos dirigimos a la casa, donde Carlos me enseñó su colección de cámaras, que es espectacular. Me mostró las mayores rarezas y los modelos a los que más cariño tiene, como una impecable Leica M3 con la que comenzó a trabajar como fotógrafo.

Carlos es un gran amante de la fotografía y ha publicado libros con sus mejores imágenes y sus 'fotosaurios', en los cuales une dos de sus pasiones: fotografía y pintura. Es un gran conversador que se mueve como pez en el agua con las nuevas tecnologías. Maneja Photoshop estupendamente y todo tipo de cámaras digitales, ya que es usuario de Canon, Nikon, Olympus, Leica... y las que se le pongan por delante. Él mismo imprime sus mejores copias.

Los artículos de la serie "Con texto fotográfico" aparecen publicados normalmente los jueves.

Productos relacionados (2)
Artículos relacionados (2)
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar