Actualidad

Desarrollan un sensor que multiplica por 100 la sensibilidad de los captores actuales

 
22
ABR 2008

Basándose en la estructura y tecnología utilizadas en las placas solares, un grupo de investigadores japoneses ha desarrollado un sensor de imagen que presume de ser 100 veces más sensible que los sistemas utilizados en la actualidad. Dejando a un lado el uso del silicio y apostando por la tecnología CIGS, este sensor es capaz de capturar imágenes desafiando a la casi total oscuridad.

El rendimiento de los sensores de imagen con sensibilidades extremas parece haberse convertido -junto a la velocidad de disparo- en uno de los próximos retos de esta industria. Tras los trabajos realizados por Kodak con sus nuevos captores de alta sensibilidad, ahora llega desde Japón una nueva tecnología que prescinde del uso del silicio y apuesta por un nuevo material con un coeficiente de absorción de luz 100 veces superior.

Este proyecto de investigación, desarrollado por la firma Rohm y el Centro de Investigación Fotovoltaica del Instituto Nacional de Ciencia y Tecnología Avanzada de Japón, se basa en las estructuras y tecnologías empleadas en las placas solares.

De este modo, el silicio utilizado tradicionalmente en los sensores CCD y CMOS cede su espacio al CIGS, un material utilizado en las células fotovoltaicas y fruto de una compleja aleación de cobre, indio, galio y selenio.

0,001 lux
Gracias a esta mayor sensibilidad, los investigadores defienden la validez de esta nueva tecnología para trabajar en entornos de luz muy escasa. Según explican -y tal y como puede apreciarse en los primeros ejemplos mostrados en la revista japonesa Tech-On!-, por debajo de una luminosidad de 0,1 lux la nueva tecnología permite realizar capturas con mayor precisión.

Incluso en situaciones de casi completa oscuridad (0,001 lux), el sensor se muestra capaz de seguir registrando imágenes. De hecho, los responsables del proyecto aseguran que las capacidades de esta tecnología la sitúan cerca del espectro infrarrojo de la luz.

Aun en una fase temprana de desarrollo, las posibles aplicaciones de esta tecnología parecen -por ahora- más próximas a las cámaras de vigilancia o sistemas médicos que a usos fotográficos tradicionales.

Fuentes y más información
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar