Actualidad

El Senado estudia controlar el trabajo de los fotógrafos tras publicarse una imagen del móvil de Rita Barberá

52

De concretarse las medidas, representantes de prensa de la Cámara Alta acompañarían a los reporteros gráficos que quisieran trabajar desde las tribunas

31
MAR 2016
Madrid

La indiscreta fotografía del móvil de la exalcaldesa de Valencia Rita Barberá que apareció publicada hace unos días en la portada del periódico La Razón puede traer consecuencias inmediatas para los fotoperiodistas que cubren la actualidad política del Senado.

Según han confirmado responsables de la oficina de prensa de la Cámara Alta española a Quesabesde, los fotógrafos que quieran disparar desde las tribunas del hemiciclo –una zona de acceso público vigilada normalmente por policías y ujieres- tendrán que pedirlo antes y no permanecer en el lugar durante un tiempo prolongado. Un emplazamiento desde donde es posible sorprender a los senadores consultando su móvil mediante el uso de planos picados y tirando de teleobjetivo. Cabe recordar que la prensa gráfica suele situarse en la llamada arena, muy cerca de la tribuna de oradores.

Foto: La Razón
La imagen que habría desencadenado la posible toma de medidas en el Senado.

Esa es al menos una de las ideas que se barajan desde la mencionada oficina, que niega que exista relación alguna entre estas medidas –que en ningún caso han sido aprobadas por la Mesa del Senado- y el robado del pasado día 15 de marzo.

Sin embargo, a nadie escapa la evidente coincidencia temporal con la mencionada foto del móvil de la diputada de las Cortes Valencianas, expedientada por el propio Partido Popular por su presunta implicación en la trama de corrupción que está siendo investigada en su comunidad. En la imagen puede leerse claramente un mensaje SMS enviado a Fernando Martínez Maillo, vicesecretario general de Organización del PP, donde Barberá pide comprensión aduciendo que “esto le puede pasar a cualquiera”.

Las mismas fuentes han asegurado a este medio que no está previsto que se prohíba el uso de teleobjetivos en esa zona, desmintiendo parte de la información que publicaba hoy Vozpópuli. Según lo previsto, de aplicarse finalmente algún tipo de medida para tratar evitar los clásicos robados de senadores enviando y leyendo mensajes privados, los fotógrafos acudirían acompañados por representantes de prensa de la Cámara Alta a las tribunas.

Acostumbrados a un trato muy respetuoso con su trabajo en el Senado, los fotoperiodistas que habitualmente acuden a las sesiones de esta cámara mostraban esta mañana su sorpresa al ser cuestionados por su opinión acerca de la posible implementación de estas medidas.

52
Comentarios
Cargando comentarios