• Lee Friedlander: la fotografía y yo
  • Un Man Ray que no deja indiferente
Agenda fotográfica

El África de Sebastião Salgado se acerca a Madrid

 
29
MAY 2007
Eduardo Parra   |  Madrid

Integrada en el festival PHotoEspaña y con la excusa del 150 aniversario del BBVA, la sala de exposiciones de Azca que esta entidad bancaria posee en Madrid acoge la exposición "África", del prestigioso fotógrafo Sebastião Salgado. Maestro de la fotografía socio-documental, Salgado habló con los fotoperiodistas reunidos ayer en el acto inaugural sobre su relación con la película y el formato digital.

El décimo aniversario de PHotoEspaña ha acercado a Madrid la inconfundible mirada que sobre África posee el brasileño Sebastião Salgado. Una muestra de 56 imágenes de gran formato -todas en blanco y negro- recoge las reflexiones del autor sobre la naturaleza, el trabajo y las migraciones en un continente que ha sido escenario de su trabajo en diversas ocasiones durante más de tres décadas.

Según explica Lelia Wanick, comisaria de la exposición que ayer se inauguró en la madrileña sala de Azca del BBVA, las fotografías conforman un crisol de tradiciones, tribus, violencia, pobreza y guerras, pero son a su vez motivo de orgullo y fuente de belleza.

Foto: Eduardo Parra (Quesabesde)
Salgado, durante la inaguruación de su muestra "África", ayer en Madrid.

Ejemplo de ello son las instantáneas de las dunas o de la población de Himba, nuevas capturas integradas en un proyecto de investigación de Salgado que, bajo el nombre Génesis, busca mostrar la naturaleza en su estado primigenio.

Foto: Eduardo Parra (Quesabesde)

La muestra de Salgado será uno de los puntos de referencia de la décima edición de PHotoEspaña. Se podrá visitar de lunes a sábado desde las 11:00 a las 21:00 horas, y los domingos desde las 10:00 hasta las 14:00. La entrada es gratuita.

Durante los próximos 23 días, casi 600 actividades más completarán el recorrido del festival de fotografía más importante de España, cuyo pistoletazo de salida oficial se producirá mañana.

Reacio al formato digital
Salgado, que se declara aún impactado por África y su gente, no dudó tras la inauguración de la muestra en pasear por el recinto junto a Alberto Anaut, director de PHotoEspaña, y un buen puñado de reporteros gráficos, muchos de ellos fuera de su horario laboral.

Foto: Eduardo Parra (Quesabesde)

El maestro, que departió con los fotoperiodistas congregados algunos minutos, afirmó seguir usando cámaras Leica en 35 milímetros y Pentax para los trabajos en 6 x 4,5, siempre con película Kodak Tri-X.

Foto: Eduardo Parra (Quesabesde)

Reacio a dar el salto a la fotografía digital, el artista brasileño considera que "la copia en blanco y negro digital necesita demasiadas horas" y subrayó que "el problema es la captura". "Estoy intentándolo con Leica para que saquen una buena digital en blanco y negro, [ya que] la M8 es para color".

Problemas con la película
Asaltado -casi literalmente- por los reporteros gráficos, Salgado reconoció que ya empieza a tener problemas con la película, aunque no sólo por culpa del copiado y de la dificultad de "sacar grises" en reproducciones de gran tamaño, sino porque el hecho de llevar "unos 600 rollos de película para cada trabajo" implica tener "una pelea constante con los aeropuertos para no pasar los rollos por los rayos X".

Foto: Eduardo Parra (Quesabesde)

"Tengo incluso una carta de Kodak donde certifican lo que son, pero ni con esas", se lamentaba el fotógrafo. "Si me pasan los rollos tres veces por los rayos X, la película pierde. Llegará un día en que me prohibirán subir al avión".

Foto: Eduardo Parra (Quesabesde)

Interrogado sobre las novedades que se avecinan en el mundo de la fotografía, Salgado demostró el poco entusiasmo que le despiertan las nuevas tecnologías relatando, con claro gesto de desaprobación, una anécdota de un viaje reciente.

Foto: Eduardo Parra (Quesabesde)

"Hace poco estuve haciendo un reportaje de ballenas. Detrás de mí había una fotógrafa joven con el último modelo de Canon, que debía de hacer 14 ó 15 disparos por segundo; no buscaba el instante", explicó Salgado. "Simplemente disparaba, y luego otro compañero le recogía las tarjetas e iba eliminando lo que no servía".

Fuentes y más información
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar