• Arte que imita arte
  • Silicon Valley, año cero de la revolución digital
Agenda fotográfica

"Urban Quilombo": fotografías de una comunidad efímera

 
21
AGO 2013
Ivan Sánchez   |  Barcelona

Bajo el abrigo de la primera edición de Circuit 2013, el Institut Français de Barcelona trae a la ciudad condal "Urban Quilombo", de Sebastián Liste, una de las exposiciones provenientes de Visa pour l'Image 2012. El fotógrafo alicantino de Reportage by Getty Images retrató a una comunidad de decenas de familias que ocuparon una fábrica abandonada en la ciudad brasileña de Salvador de Bahía. La muestra, que ya deslumbró en Perpiñán, es un estupendo documento sociológico escrito con fotografías.

En septiembre del año pasado "Urban Quilombo" fue una de las muestras más exitosas de la última edición de Visa pour l'Image. Para los que no tuvieron la ocasión de admirar el trabajo de Sebastián Liste, Circuit 2013 la trae ahora a Barcelona de la mano del Institut Français, en cuya sede podrá verse hasta el próximo 21 de septiembre.

Foto: Ivan Sánchez (Quesabesde)

Liste viajó en varias ocasiones a Salvador de Bahía entre 2009 y 2011 para fotografiar Galpão da Araújo Barreto, la antigua fábrica abandonada de chocolate que se encontraba en ruinas cuando unas sesenta familias la ocuparon en 2003. Lo que en principio era un intento de zafarse de los peligros que acechan en las calles de las favelas se convirtió en una nueva sociedad con un fuerte sentido de la autoprotección.

Foto: Sebastián Liste
Foto: Sebastián Liste

La comunidad que se creó fue forjando fuertes lazos y la involucración de todos sus miembros para ayudarse y protegerse. Fue precisamente esto lo que llamó el interés de Sebastián Liste, licenciado en Sociología, para trazar un documento gráfico con un valor tan importante que trasciende las propias imágenes.

Foto: Sebastián Liste

En "Urban Quilombo" Liste disecciona el espacio y los personajes que lo habitan, narrando las relaciones entre sí con un estilo fotográfico que casa con la historia y su enorme valor documental. La fábrica era un lugar decadente, capaz de aislar a sus nuevos habitantes de la vida de la favela, pero no estaba exenta de las problemáticas que encerraba en su interior. Además, pese a la ayuda que las familias se brindaban, la droga, la violencia y la prostitución infantil estaban a la orden del día.

Foto: Ivan Sánchez (Quesabesde)
Foto: Ivan Sánchez (Quesabesde)

Estos contrastes que tiene la historia se ven reflejados en las fotografías y su posproducción, que se alimenta de la realidad con unos contrastes intensos pero que no llegan a ocultar los matices. Y es a través de las fotografías que el espectador advierte que Galpão da Araújo Barreto era un lugar de matices, que las personas que lo habitaban no eran los personajes planos de una historia cualquiera.

Foto: Sebastián Liste
Foto: Sebastián Liste

La fábrica fue una gran comunidad que permitió la salvación de las familias que allí se unieron, y Liste lo advirtió inmediatamente: "En seguida capté aquello que lo convertía en un lugar único: se trataba de una amplia subcultura, una gran familia en medio de una gran ciudad. Toda aquella gente había creado un microcosmos donde los problemas que iban surgiendo (droga, prostitución, violencia, etcétera) se gestionaban con la ayuda de toda la comunidad."

Foto: Sebastián Liste

Las 36 fotografías en blanco y negro y a medio formato tienen el sello de Liste bien patente. Son imágenes en su mayoría muy cargadas, con poco espacio libre y un retoque que no deja de lado el fondo de las escenas y resalta por ende la decadencia del lugar. Pese a ello, la composición es concreta y el espectador no tiene en ningún momento la sensación de que el caos se apodere de la imagen.

Artículos relacionados (1)
Nueve más uno
02 / FEB 2015
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar