Actualidad

El prometedor Saygus V-Squared tendrá un precio de 600 dólares

1

La firma apunta a lo más alto con un teléfono sumergible dotado de dos ranuras para tarjetas de memoria y dos cámaras estabilizadas ópticamente

Saygus V-Squared
Saygus V-Squared
Foto: Iker Morán (Quesabesde)
9
MAR 2015
Texto: Alberto Ballestín  |  Fotos: Iker Morán   |  L'Hospitalet de Llobregat

Oculto en un pequeño puesto alejado de los focos, casi como si no tuviera la menor importancia, uno de los teléfonos más destacables -al menos sobre el papel- de este Mobile World Congress oficializó la semana pasada su lanzamiento internacional. La estadounidense Saygus anunció durante la feria la próxima disponibilidad de su V-Squared, un smartphone de altos vuelos que llega para demostrar que los pequeños fabricantes también pueden competir en lo más alto.

Desconocida por el gran público (su única experiencia se limita a un smartphone con teclado que fue cancelado en 2010 antes de salir a la venta), Saygus ha dado forma a un teléfono que poco o nada tiene que envidiar a las creaciones más sofisticadas exhibidas durante la feria barcelonesa.

La parte troncal de su ficha técnica es notable (procesador Snapdragon a 2,5 GHz, 3 GB de RAM y una pantalla de 5 pulgadas con resolución Full HD, Gorilla Glass 4), aunque lo realmente interesante es el uso de elementos únicos que le ayudan a desmarcarse de la competencia.

Saygus V-Squared
Saygus V-Squared
Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Saygus V-Squared
Saygus V-Squared
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Sin duda su característica más llamativa es la posibilidad de utilizar hasta 320 GB de almacenamiento. Esto se debe al uso de dos lectores microSD compatibles con tarjetas de hasta 128 GB, que complementan los 64 GB integrados de serie. No solo amplían el espacio de almacenamiento disponible por el usuario, sino que permiten que el teléfono arranque el sistema operativo (Android 4.4.4 viene instalado de fábrica) desde una tarjeta en lugar de la memoria interna.

Estas ranuras se encuentran situadas bajo la tapa trasera de Kevlar, que protege una batería de 3.100 mAh sustituible por el usuario (algo a tener en cuenta ahora que Samsung ha desprovisto a su Galaxy S6 de tal posibilidad).

También resulta singular el uso de dos cámaras con estabilización óptica, aspecto del que Saygus se mostró especialmente orgullosa durante la feria. Y es que no solo su sensor trasero de 21 megapíxeles está protegido contra vibraciones, sino que también lo está el delantero, que cuenta además con una resolución de 13 megapíxeles.

Saygus V-Squared
Saygus V-Squared
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Todo este hardware viene protegido por una carcasa de aluminio y magnesio algo gruesa en relación a sus rivales directos (9,7 milímetros para ser exactos), pero que ofrece el beneficio de ser resistente al agua con homologación IPX7 (inmersiones de hasta 30 minutos a un metro de profundidad) y permite la carga inalámbrica compatible con bases Qi, por no mencionar la presencia de un lector de huellas dactilares y el uso de altavoces y micrófonos Harman Kardon.

De acuerdo con Saygus, este prometedor dispositivo es mucho más que una declaración de intenciones. Los primeros teléfonos ya se encuentran en producción, y saldrán a la venta próximamente en unas seis semanas. Su precio será tan notable como una ficha técnica que roza la hipérbole: solo costará 600 dólares, unos 550 euros al cambio. Una tarifa extraordinariamente ajustada para un teléfono con mimbres de matagigantes.

Artículos relacionados (1)
1
Comentarios
Cargando comentarios