• Ivan Sánchez: "Desconecté como profesional y fotografié para mí mismo"
  • Juanma Prats: "Cuando vi que el rey y el príncipe se apretaban la corbata ...
Con texto fotográfico

"En estos casos cuanto más piensas, menos fotos haces" Santi Cogolludo

 
Foto: Santi Cogolludo (El Mundo)
5
ENE 2012
Declaraciones obtenidas por Ivan Sánchez

Fotoperiodista curtido en las redacciones de rotativos como El Periódico o El Mundo, en el que trabaja en la actualidad y para el que cubrió ampliamente el movimiento de los "indignados", Santi Cogolludo ha sido también fotógrafo de varias agencias y de una cabecera en Ámsterdam. Su inquietud periodística le ha llevado a lugares como Gaza y Cisjordania o Nicaragua, donde tiene en progreso un reportaje de retratos para un libro. El barcelonés ha documentado también la inmigración en El Ejido o la vida de ancianos en zonas rurales, trabajo que le valió una beca FotoPres en 1990.

Santi Cogolludo

Esta foto la hice el día del desalojo de los 'indignados' en la plaza de Catalunya de Barcelona, el 27 de mayo del año pasado. Como en cualquier diario, el jefe de fotografía [de El Mundo] me llamó la noche anterior para decirme qué tenía que hacer para el día siguiente. Me tocó estar desde las cinco de la mañana en la plaza de Catalunya porque creíamos que el desalojo sería de madrugada. Cuando llegué estaba todo en calma, con la mayoría de la gente durmiendo en sus sacos. Solamente estábamos otro fotógrafo de El País y yo.

Ya sobre las ocho de la mañana llegó la policía, que rodeó la plaza sin dejar que nadie entrase ni saliese de ella. El otro compañero y yo nos quedamos dentro del cerco que habían dispuesto los efectivos de antidisturbios. Cuando el cerco se hizo vox pópuli comenzaron a llegar los demás medios, pero en un principio sólo pudieron cubrir la noticia desde fuera. Hasta que no dejaron entrar al cabo de un rato a los compañeros acreditados con el brazalete de prensa, sólo dos fotoperiodistas pudimos hacer fotos desde dentro.

Había una especie de calma tensa porque no se sabía qué iba a pasar. En teoría, el despliegue era para facilitar la entrada a la brigada de limpieza. Incluso hubo negociación entre representantes de los 'indignados' y la policía. Pero el rumor del desalojo se difundió rápidamente mediante el boca a boca, y los 'indignados' hicieron un escudo humano para evitar que la brigada de limpieza pudiera abandonar la plaza.

Fue entonces cuando llegó la primera carga e hice esta foto desde detrás de los policías y aprovechando el hueco que dejaron dos de ellos. Es muy sintomática de lo que ocurrió allí, con los antidisturbios con sus porras, en una posición de fuerza, y los 'indignados' sentados en el suelo protestando con lo único que tenían: la palabra. La foto es muy ilustrativa porque muestra a la gente con miedo pero también protestando; la resistencia pacífica contra la brutalidad policial.

Las dificultades con las que me encontré fueron las habituales de una situación así. Sabiendo que podía recibir un golpe (de hecho, al rato me rompieron un objetivo), busqué la mejor posición, moviéndome por delante y por detrás de ellos, trabajando siempre con el modo manual y de forma muy intuitiva, porque en esos casos cuanto más piensas, menos fotografías haces. En ese momento pude acercarme porque los policías estaban a lo suyo y no veían nada. Estaban como animales salvajes. La resistencia era pacífica y ellos se emplearon a fondo.

Al poco de tomar la foto me llamaron desde la redacción en Madrid porque necesitaban tres imágenes para la web. Tuve que irme a la redacción [de Barcelona] a editar el material que tenía y me perdí las otras dos cargas policiales que hubo aquel día.

Los artículos de la serie "Con texto fotográfico" aparecen publicados normalmente los jueves.

0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar