Actualidad

SanDisk mejora su gama de tarjetas Ultra y Extreme

 
2
SEP 2003

Hacen gala de una velocidad de lectura un 50 por ciento más alta que la de sus antecesoras y tienen capacidades de hasta 1 GB. Las nuevas CompactFlash y SD Card Ultra II, que SanDisk exhibe estos días en la feria IFA de Berlín, se perfilan -asegura SanDisk- como las "más veloces tarjetas flash del mundo". La compañía ha renovado también su línea de tarjetas Extreme.

La californiana SanDisk ha esperado casi dos años a renovar su saga de tarjetas Ultra -caracterizadas por su alta velocidad de lectura y escritura-, presentando en sociedad la que es su segunda generación. Disponibles en los estándares CompactFlash y SD Card, las recién nacidas Ultra II son, según SanDisk, un 50 por ciento más veloces que las Ultra pioneras, presentadas por la compañía en octubre del 2001.

Dos de las nuevas tarjetas presentadas por SanDisk: la CompactFlash Ultra II de 1 GB, arriba, y la CompactFlash Extreme de 1 GB, perteneciente a la segunda generación de esta saga.
Las cifras concretas son de unas velocidades de lectura y de escritura de 10 y 9 MB por segundo, respectivamente. Unas prestaciones dirigidas más bien al usuario avanzado o profesional, tal como recuerda SanDisk en su comunicado de prensa.

Las nuevas CompactFlash Ultra II de SanDisk están disponibles, este mismo mes, en las capacidades de 256 y 512 MB, a unos precios de 95 y 190 euros, respectivamente. La de 1 GB no estará en los escaparates de las tiendas hasta dentro de un mes. Su precio aproximado será de 390 euros. En el formato SanDisk, las tarjetas Ultra II estarán disponibles en octubre y noviembre en las capacidades, respectivamente, de 256 -por 120 euros- y 512 MB -por 265 euros.

La saga Extreme también se renueva
Paralelamente al renacimiento de las tarjetas Ultra, SanDisk ha anunciado la llegada de una segunda hornada de tarjetas de la familia Extreme, diseñadas especialmente para trabajar bajo situaciones climáticas difíciles.

Recubiertas por una capa de silicona, las nuevas Extreme, existentes también en los formatos CompactFlash y SD Card, pueden utilizarse en un rango de temperaturas de entre -25 y 85 grados centígrados. Sus velocidades de lectura y escritura coinciden con las de la saga Ultra II.

0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar