Crónica

SanDisk insinúa que muy pronto llegarán nuevas cámaras compatibles con sus tarjetas más veloces

 
30
SEP 2011
Eduardo Parra   |  Madrid

La idea era hablar de tarjetas de memoria y del nuevo catálogo de SanDisk para este otoño, pero al final un comentario de uno de los portavoces de la compañía acabó desviando la atención hacia otro punto. Preguntado por la compatibilidad de las tarjetas más veloces de la firma y su tecnología UHS-I, Philippe Williams, director de marketing de SanDisk para Europa, África y Oriente Medio aseguró que la lista de cámaras no tardaría en ampliarse.

Por ahora, sólo las Nikon D5100 y D7000 y la reciente Sony A77 son capaces de exprimir al máximo el potencial de estas tarjetas, pero según Williams en las próximas semanas llegarán nuevos modelos que también sabrán aprovechar el rendimiento de sus tarjetas más veloces. ¿Alguna apuesta sobre a qué cámara (o cámaras) se estaba refiriendo el representante de SanDisk?

Foto: Eduardo Parra (Quesabesde)
Williams, en la presentación de ayer en Madrid.

Más allá de esta inesperada pista, los portavoces de SanDisk aprovecharon la rueda de prensa celebrada ayer en Madrid para destacar la velocidad (hasta 95 Mbps) y resistencia de sus nuevas SDXC UHS-I Extreme Pro.

A falta de hielo, como en el último evento organizado por la firma en Madrid, esta vez amagamos con sumergir la tarjeta en un canapé de sushi que pasaba por allí para comprobar si realmente son tan duras como sus compañeras CompactFlash. Sin embargo, un par de educadas sonrisas del estilo "ni lo sueñes" nos convencieron de que era mejor mantener las formas y aplazar el experimento.

Comercializada en capacidades comprendidas entre 8 y 64 GB, esta tarjeta estará disponible con precios desde 40 hasta 320 euros.

SanDisk y Eye-Fi
Pero con el permiso de la nueva saga SDXC y de la misteriosa novedad que alguna marca fotográfica prepara para las próximas semanas, fue curiosamente un producto hasta hace poco ajeno a la firma californiana el que más miradas atrajo: las nuevas tarjetas Eye-Fi, que SanDisk se encargará de distribuir por Europa, y cuya principal particularidad es que permiten transmitir los archivos capturados sin necesidad de conectar la cámara a un ordenador.

Preguntado por este medio, Christophe Rocca, director de marketing de SanDisk para el sur de Europa, explicó que de momento estas tarjetas Eye-Fi están pensadas para el gran público, y que dependerá del mercado y la evolución tecnológica el ofrecer o no modelos Eye-Fi de alta velocidad.

SanDisk Eye-Fi de 4 GB
SanDisk Eye-Fi de 4 GB
Foto: Eduardo Parra (Quesabesde)

Aunque nos consta que este tipo de tarjetas ya están siendo probadas por algunos fotoperiodistas en España, Rocca apuntó que prefieren ser cautos e ir poco a poco, centrándose por ahora sólo en la distribución. Respecto a los precios, el modelo de 4 GB costará unos 60 euros, mientras que para el de 8 GB habrá que desembolsar 80 euros.

En lo tocante al catálogo destinado a la telefonía móvil, hizo aparición en el acto de ayer la nueva microSDXC de SanDisk, una tarjeta de gama alta pensada para los smartphones de última generación con vídeo HD y que requieren, por tanto, de una gran velocidad de escritura.

SanDisk Memory Vault
SanDisk Memory Vault
Foto: Eduardo Parra (Quesabesde)

Con una tasa de transferencia de hasta 30 Mbps, el modelo de mayor capacidad de esta tarjeta (64 GB) tendrá un precio de 190 euros, quedándose en sólo 14 euros la versión más básica (4 GB).

Para rematar la jornada, SanDisk también lanzó -y nunca mejor dicho, ya que el dispositivo fue literalmente arrojado contra el suelo para comprobar su valía-, el Memory Vault, una suerte de "pendrive" todoterreno diseñado para almacenar fotografías y vídeos "durante 100 años".

0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar