Actualidad

El Sansa View de SanDisk renace con un nuevo diseño y 16 GB de memoria flash

 
12
SEP 2007

Aunque SanDisk ya lo presentó en el salón CES 2007, la cancelación sin previo aviso del Sansa View lo convirtió en un producto conceptual. Ahora, nueve meses después, nace el Sansa View definitivo con un diseño completamente renovado, una memoria flash interna de hasta 16 GB -ampliables con tarjetas microSD y microSDHC-, una pantalla TFT de 2,4 pulgadas de diagonal y un precio realmente sugerente.

Aún se desconocen las razones que llevaron a SanDisk a abortar el lanzamiento del Sansa View original, presentado el pasado mes de enero durante la feria CES 2007 de Las Vegas como un centro multimedia dotado de una pantalla de 4 pulgadas.

Cancelado aquel proyecto, SanDisk ha hecho renacer nueve meses después al sustituto de la serie Sansa e200, un modificado Sansa View más acorde a la filosofía de una firma que acostumbra a proponer reproductores de reducidas dimensiones y precios ajustados.

SanDisk Sansa View
SanDisk Sansa View

Según ha informado SanDisk, el próximo mes de octubre desembarcará este reproductor en Estados Unidos, mercado al que llegará en versiones de 8 y 16 GB con unos precios -respectivamente- de 150 y 200 dólares. Una relación coste-capacidad que atesoran pocos dispositivos de la competencia.

Cuerpo de MP3 y altas prestaciones multimedia
El Sansa View presenta un cuerpo alargado con reminiscencias claras de la anterior serie e200. Sin embargo, luce una pantalla TFT de mayor calidad y tamaño, con 2,4 pulgadas de diagonal, 320 x 240 píxeles de resolución y naturaleza panorámica.

Entre sus principales prestaciones audiovisuales, destaca la reproducción de vídeos con una cadencia de 30 cuadros por segundo y el soporte de los códigos H.264, WMV y MPEG-4, un verdadero salto evolutivo con respecto la familia Sansa e200.

SanDisk Sansa View
SanDisk Sansa View

A su alta capacidad flash, hay que añadir la presencia de una ranura de expansión para tarjetas de formato microSD, también compatible con el estándar microSDHC. Esta característica posibilita aumentar hasta en 8 GB adicionales la memoria interna del dispositivo.

MP3, WMA (con y sin protección DRM) y Audible conforman su compatibilidad musical, aderezada con la prestación Gapless para la reproducción sin saltos entre las pistas. Una característica vista en algunos MP3 de la competencia, como en el caso del iPod de Apple.

La reproducción de fotografías con la extensión JPEG también se cuenta entre sus posibilidades en el terreno visual.

Generosas funciones auxiliares
No todo es multimedia en este Sansa View, ya que el dispositivo cuenta con recepción de radio FM y micrófono para grabaciones personales de voz entre sus múltiples posibilidades. La inclusión de tan generoso número de prestaciones en un dispositivo de apenas 8,8 milímetros de grosor es de agradecer.

Su batería de polímero de litio promete -según la propia firma- una reproducción continua de 35 horas en el modo musical y de hasta 7 en el de vídeo. Unos números que redondean las características de un reproductor cuya futurible disponibilidad europea continúa siendo una incógnita.

Fuentes y más información
Artículos relacionados (1)
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar