• "La gestión del color sigue siendo la asignatura pendiente del sector"
  • "Hay unas fotos que fotografías y otras que tienes en el corazón"
Entrevista
DAVID BULLIT, SANDISK ESTADOS UNIDOS

"Todos son un poco culpables de que la música comprada no sirva para cualquier dispositivo"

 
23
FEB 2007

Aprovechando la reciente edición del salón 3GSM en Barcelona, QUESABESDE.COM tuvo la ocasión de charlar con David Bullit, responsable de marketing del sector móvil de SanDisk. Las referencias a la tecnología antipiratería DRM y las posturas enconadas de Apple y SanDisk fueron inevitables. Según Bullit, todos, fabricantes y discográficas, son un poco culpables de que el usuario no pueda escuchar la música comprada en el reproductor que prefiera.

Además de las tarjetas de memoria, una de las novedades más interesantes que SanDisk acaba de introducir es la tecnología TrustedFlash. ¿En qué consiste?

Hasta ahora, las canciones compradas en un servicio de descargas quedaban instaladas en el teléfono móvil. Si perdías el terminal o deseabas comprar uno nuevo, también te quedabas sin las canciones que habías adquirido legalmente.

TrustedFlash es una arquitectura que instalamos en las tarjetas de memoria que permite mantener los legítimos derechos sobre los contenidos -los DRM- a sus propietarios, pero que también permite trasladar la información entre dispositivos a través de la tarjeta.

A día de hoy, diversos operadores, como los de la alianza i-mode, ya está introduciendo esta nueva tecnología en sus estándares, y esperamos que en el futuro TrustedFlash sea la norma.

Al final, lo que deseamos es encontrar un equilibrio entre la música gratuita sin ninguna seguridad y el extremo opuesto, que es tan restrictivo que puede provocar que necesites comprar varias veces la misma canción.

¿Sería un complemento a los DRM o una alternativa?

Es un complemento. Nosotros no queremos competir con los DRM; no es nuestro negocio. Lo que pretendemos es ofrecer una base para que el uso de las memorias flash sea más sencillo.

¿Creéis que fabricantes que actualmente funcionan con sistemas DRM muy restrictivos van a querer abrir este sistema y emplear vuestra tecnología? Recientemente, el responsable de Apple, Steve Jobs, criticó estos sistemas y obtuvo una dura respuesta del presidente de SanDisk, Eli Harari.

Es de chiste. Nosotros hace un año lanzamos una tarjeta con música de Rolling Stones y EMI, la dueña del contendido, confió en nuestras tarjetas y en su seguridad.

Tenemos el soporte de toda la industria de la música y trabajamos con cualquier DRM. Lo que ofrecemos es un equilibrio en el sistema, que no puede ser completamente abierto, pero que tampoco debería ser completamente cerrado. El tema de la seguridad es muy complicado y nosotros pretendemos ayudar ofreciendo esta opción intermedia.

Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Bullit coincidió con QUESABESDE.COM la semana pasada en el congreso 3GSM de Barcelona.

Pero, ¿quién es el culpable de que la música legalmente comprada no se pueda reproducir en cualquier dispositivo?

Todos son un poco culpables. Hay demasiados actores peleando y los dueños de los contenidos tienen su parte de culpa. Claro que ellos tienen que ganar dinero con su música, pero deberían permitir que quien compra una canción legalmente tenga la total disponibilidad de ella, porque es suya.

De todos modos, creo que nos acercamos a una solución, aunque tardará de tres a seis años [en llegar], por lo menos.

En Estados Unidos existe una feroz competencia entre Apple y SanDisk, que es la segunda marca de reproductores MP3 de aquel mercado ¿No se puede percibir esta polémica de los DMR como una excusa para arañar cuota de mercado a Apple?

No. Nosotros tenemos nuestro sistema de descargas y ellos inventaron el suyo propio. Nuestro modelo para los [reproductores] sansa, en colaboración con empresas como Yahoo!, permite a los usuarios acceder, con una clave, a dos millones de canciones cada mes.

Además, el mercado está creciendo tan rápido que la música llegará de distintas formas, como, por ejemplo, a través de los móviles. No hay más que fijarse en este congreso: cada vez son más los terminales que, por un lado, son teléfonos, y por el otro, reproductores de audio.

Si el futuro de los reproductores de audio pasa por su integración definitiva en los teléfonos móviles, ¿se va a atrever SanDisk con la telefonía móvil también?

No, no lo creo. Nosotros colaboramos con Nokia o Motorola, y no tenemos la intención de competir con ellos. Nuestro negocio es crear tarjetas de memoria para sus teléfonos. Es ahí donde vemos nuestro futuro, ya que el 75% de los móviles integrarán una ranura para tarjetas de memoria en año y medio o dos años.

Si, además, para 2008 ó 2009 ya habrá 1.300 millones de móviles, como se asegura, mucho más que ponernos a diseñar un móvil preferimos vender una tarjeta de memoria para cada ranura.

Se dice que llegará el día en que la gente use el teléfono móvil para todo. ¿Qué espacio les quedará a los dispositivos que, como los sansa, son sólo reproductores MP3?

Llegará ese día, pero no va a ser ni este año ni el próximo. Hablamos del 2012 o del 2015, pero hasta que se produzca...

Yo tengo un reproductor de audio y también un teléfono móvil multifunción. Y, como yo, habrá más personas con varios dispositivos cuyo uso dependerá de la actividad que realice, ya sea viajar, hacer deporte... Creo que aún habrá crecimiento para los dos sectores del mercado.

Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Los sansa de SanDisk disfrutan de una gran popularidad en Estados Unidos.

En Estados Unidos SanDisk es una de las empresas más importantes del sector de los reproductores MP3. Sin embargo, en Europa sólo se asocia a esta marca con las tarjetas de memoria...

La verdad es que no lo sé, porque del mercado europeo se encarga otro grupo. Lo que sí puedo decir es que este año entraremos con fuerza en Suramérica, mercado en el que no somos muy conocidos, para conseguir que se familiaricen con nuestra marca.

¿Se trasladará también a Europa el enfrentamiento existente con los iPod? Son bastante conocidas las agresivas campañas publicitarias de SanDisk en este sentido, como la bautizada "iDon't".

La nueva campaña se llama "It's a little monster". La de "iDon't" sólo era una campaña a muy corto plazo, y la nueva es mucho más formal. Aunque no se si llegará aquí, porque no somos nosotros los que nos encargamos de Europa.

Dejando a un lado los MP3, las tarjetas cada vez son más baratas y tienen más capacidad. ¿Es un negocio rentable?

Sí, es un negocio con mucho futuro, y si podemos bajar los precios es porque tenemos la capacidad de hacerlo. Ahora estamos viviendo la transición a la nueva tecnología de proceso de 56 nanómetros, que permite obtener más piezas de cada placa de silicio de 300 milímetros.

Además, está el tema de la capacidad, donde nosotros siempre somos punteros. Ahora hacemos [tarjetas] MicroSD de 2 GB y pronto las tendremos de 4 GB, algo que nadie más es capaz de fabricar.

No creo que cuando obtengamos capacidades de 16 GB ó 32 GB para los teléfonos móviles nos conformemos. Siempre buscaremos qué más podemos ofrecer.

El futuro de la memoria flash depende, por tanto, más de la telefonía móvil que de las cámaras de vídeo o fotográficas...

Bueno, hay un poco de todo. Hace unos años, las cámaras eran nuestro negocio más grande; luego lo fue el USB, y actualmente lo son los móviles, los MP3 y las videoconsolas.

Pero ahí no acaba todo. Ahora trabajamos con las nuevas unidades de estado sólido de 32 GB, las SSD [Solid State Drive], como sustituto del disco duro tradicional en ordenadores portátiles de gama alta.

Abarcamos varios campos, y cada año estudiamos en qué nuevas áreas nos podemos meter, como los MP3, que sólo hace un par de años que comenzamos, o la nueva especificación para grabar contenidos de televisión en memorias flash que hemos lanzado.

Siempre tenemos nuevas ideas, pero no puedo decir mucho sobre lo que va a venir, porque es aún secreto.

Bullit confía en que las memorias SSD acaben sustituyendo al disco duro convencional.

Hablando de la memoria SSD, ¿están desapareciendo los discos duros tradicionales?

Ojalá [ríe]. Es lo que queremos, pero no. El SSD, basado en [memoria] flash, tiene ventajas, como la durabilidad, el consumo o la rapidez. Pero habrá que esperar dos o tres años para que el SSD baje el precio y cualquier consumidor lo pueda comprar. Además, hoy día sólo llegamos a 32 GB, y un consumidor normal necesita unos 200 GB.

Se dice que los iPod video van a abandonar el disco duro para apostar por la memoria flash. ¿Os imagináis fabricando esta memoria para dispositivos de Apple?

[Ríe] No lo sé. Hoy en día, no, porque son nuestros competidores en MP3. Aunque cualquier cosa es posible en el futuro, creo que es muy difícil que ocurra.

CompactFlash, xD-Picture Card, SD Card, MicroSD, MemoryStick... Que haya tantos formatos es un embrollo para el usuario, pero para el fabricante... ¿es una ventaja o un inconveniente?

Para el consumidor final, es un dolor de cabeza, es verdad. Aunque observamos que hay una cierta tendencia hacia la consolidación.

En el sector del teléfono móvil, observamos que este año casi el 75% de los nuevos modelos son MicroSD. Por eso hemos sacado un producto 3 en 1 formado por una MicroSD con adaptadores para SD Card y MiniSD. Para finales de este año -ojalá- sólo habrá dos tarjetas: la M2 de Sony y la MicroSD.

En las cámaras está la xD-Picture Card, pero sólo la promueven Fujifilm y Olympus. Por lo demás, la CompactFlash va a seguir a un nivel profesional y la SD Card es el estándar común para la mayoría.

SanDisk puede fabricar todos los formatos sin problemas, porque la memoria, cambiando el plástico y el controlador, es más o menos la misma. Pero sería más fácil si sólo hubiera un formato.

En un mercado con tanta competencia y con diferencias de precios tan importantes entre marcas, ¿por qué debería el consumidor gastar más dinero en comprar una tarjeta de SanDisk, cuando las hay de otras compañías menos conocidas pero más económicas?

Primero, está la capacidad. Tenemos la mayor, y no hay nadie que pueda competir con nosotros en este campo. Segundo, la rapidez. Somos los más rápidos del mercado. Estamos en el nivel 4, y seguimos superando los límites.

Tres, incluimos nuevas tecnologías a las tarjetas para ofrecer servicios adicionales al consumidor final, como la TrustedFlash de la que hemos hablado antes.

Y cuatro, nosotros abarcamos toda la línea de producción. Desde el diseño, con los mejores ingenieros de mundo, hasta la fabricación de las tarjetas, todo está bajo nuestro control. Esta peculiaridad nos permite garantizar totalmente la calidad de nuestros productos.

Etiquetas
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar