Crónica

Una ráfaga vale más que mil estudios de mercado

 
24
MAR 2010
Eduardo Parra   |  Madrid

Sin informes, sin estadísticas, sin cuadros, sin diagramas. SanDisk llegó ayer al encuentro con la prensa especializada y los bloggers del sector sin un portafolios bajo el brazo y con el ordenador vacío de esos estudios de mercado que todas las compañías esgrimen y que -¡oh, sorpresa!- siempre les benefician en algo.

En un tranquilo bar del madrileño barrio de Chueca, SanDisk ofició la presentación de la primera microSDHC de 32 GB que sale a la venta. Este nuevo soporte, destinado básicamente al sector de la telefonía móvil, era la excusa para la reunión, pero cuando llegó el momento de las demostraciones fueron las cámaras fotográficas las que se convirtieron en protagonistas.

Foto: Eduardo Parra (Quesabesde)

Aunque no estaba solo, la voz cantante del encuentro -que no rueda de prensa- la tuvo David López, formador de SanDisk para España, que se metió a la concurrencia en el bolsillo con una presentación directa, sincera y -sobre todo- amena.

Fue amena porque no aburrió con cifras. Fue sincera porque reconocieron las buenas ideas de otros. Pero sobre todo fue directa. Sin trampa ni cartón -a un servidor le tocó ejercer de jurado improvisado e imparcial-, la gente de SanDisk no sólo sumergió en agua alguna de sus tarjetas para demostrar su resistencia, sino que también realizó varias pruebas de velocidad con una Nikon D40 y otras tarjetas de la competencia.

Foto: Eduardo Parra (Quesabesde)

Así, una tarjeta de gama media Extreme II de SanDisk fue 3 segundos más veloz que la segunda clasificada en esta informal competición, y tardó casi la mitad en tomar y grabar 10 fotografías que la última clasificada.

La tarjeta estrella de la marca, la Extreme Pro, tardó la mitad de tiempo en grabar el doble de imágenes que su homóloga de la competencia.

Sin embargo, esa posición de liderazgo no impide a los representantes de la firma californiana valorar positivamente las buenas estrategias de otros. Preguntado por futuribles mercados a explotar (las tarjetas Eye-Fi salieron a la palestra), Christophe Rocca, responsable de marketing para el sur de Europa, sentenció que SanDisk va por otro camino, aunque reconoció que se trata de un concepto interesante.

Foto: Eduardo Parra (Quesabesde)

Por otro lado, los especialistas de la marca también reconocieron que los fotógrafos, sobre todo los aficionados, apenas diferencian una tarjeta veloz de otra que no lo es, inclinándose la balanza de la compra en función del precio.

Artículos relacionados (1)
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar