Actualidad

SanDisk responde a Apple reivindicando el derecho del usuario a emplear cualquier MP3

 
9
FEB 2007

Tal y como ya hiciera Steve Jobs en nombre de Apple -la compañía que preside- hace unos días, Eli Harari, presidente y fundador de SanDisk se ha sumado a la polémica levantada en torno a la tecnología DRM. En una carta abierta, Harari aboga por defender los intereses de todas las partes, en lugar de atacar a los dueños de los derechos.

Aunque en ningún momento se menciona el nombre de Apple en la carta abierta que Eli Harare, presidente de la firma californiana, ha hecho pública, las referencias a la reciente disertación de Steve Jobs son más que evidentes.

La reacción de quien ocupa el segundo puesto en el mercado norteamericano de los reproductores MP3, lejos de sumarse a las ideas de su homólogo de Apple, se ha situado a medio camino entre la defensa de los sistemas DRM y, sobre todo, el derecho de los compradores a reproducir sus contenidos en el dispositivo que prefieran.

Si Jobs respondía a las acusaciones de monopolio de varios gobiernos europeos lanzando la pelota al tejado de las discográficas, SanDisk asegura querer defender los intereses de todas las partes implicadas.

Sin citarlo explícitamente, Harari contesta con su carta abierta a su homólogo en Apple, Steve Jobs.

Así, pese a corroborar que el tema de los DRM compete a la industria musical y no a los fabricantes de hardware, Harari afirma que no es lícito culpar a los creadores de los contenidos por defender sus derechos.

Alternativa sansa
Como es lógico, la carta abierta no esconde una buena dosis de corporativismo. En este sentido, SanDisk recuerda que su gama de reproductores sansa es compatible con media docena de tiendas de música digital. Estos sistemas abiertos -insiste- son compatibles tanto con los dispositivos de SanDisk como con los de otras compañías, y no por ello ofrecen menos seguridad.

Precisamente, la defensa del derecho del usuario a reproducir la música adquirida en el dispositivo que prefiera es el principal hilo argumental del discurso de Harari. Los sistemas propietarios no son aceptables para los consumidores, argumenta.

Aunque en última instancia se aboga por la búsqueda de soluciones en lugar de alimentar el conflicto -en clara referencia a la carta de Apple-, a nadie escapa la beligerante posición que desde hace tiempo SanDisk mantiene respecto a los omnipresentes iPod. La agresiva campaña iDon´t del año pasado es buena muestra de ello.

Fuentes y más información
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar