• Apple iPad mini: análisis
  • Pentax K-30: análisis
Prueba de producto
UN NUEVO ANGULAR EN LA FAMILIA

Samyang 24 mm f1.4 ED AS UMC: análisis

 
13
NOV 2012

Una construcción a prueba de bombas y un comedido precio de 640 euros. Samyang vuelve a la carga con un apetecible angular manual de 24 milímetros muy luminoso (f1.4) del cual ha creado versiones para un amplio surtido de monturas. En QUESABESDE.COM nos hemos colgado al cuello una EOS 5D Mark II con el propósito de probar una unidad para Canon (desprovista, por cierto, de contactos electrónicos). Si bien su rendimiento es poco brillante al trabajar con la máxima abertura, basta con cerrar un par de pasos para disfrutar de un angular de calidad.

Disponible en los escaparates desde comienzo de este año, el Samyang 24 mm f1.4 ED AS UMC se presenta en versiones para la mayoría de sistemas (Canon, Nikon, Sony SAL, Cuatro Tercios y Pentax K) e incluso en una versión compatible con las NX de Samsung.

Samyang 24 mm f1.4 ED AS UMC
Samyang 24 mm f1.4 ED AS UMC
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Este objetivo manual confirma el buen ojo de la firma surcoreana a la hora de ofrecer focales de gran luminosidad pensadas sobre todo para cámaras full-frame. Con él Samyang completa un buen repertorio de objetivos fijos, entre los que se incluyen un 14 mm f2.8, un 35 mm f1.4 y un 85 mm f1.4. Un nutrido arsenal al que sólo puede achacársele la ausencia -por ahora- de una óptica estándar de 50 milímetros.

Samyang 24 mm f1.4 ED AS UMC
Samyang 24 mm f1.4 ED AS UMC
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Samyang 24 mm f1.4 ED AS UMC
Samyang 24 mm f1.4 ED AS UMC
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Pero ahora es el momento de poner a prueba este interesante y luminoso angular. Concretamente en su versión para Canon y montado en una EOS 5D Mark II.

Contundente

Como es norma de la casa, no es éste un objetivo especialmente discreto ni comedido en tamaño y peso. Sus 582 gramos (sin el parasol) y unas dimensiones de 97 x 83 milímetros así lo confirman. El elemento frontal, ligeramente curvo, destaca por unos generosos 77 milímetros de diámetro que nos ofrecen una vista bastante privilegiada del diafragma de 8 palas.

Samyang 24 mm f1.4 ED AS UMC
Samyang 24 mm f1.4 ED AS UMC
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

La construcción es realmente excelente. Fabricado íntegramente en metal, en su barril no falta la escala de distancia impresa sobre el anillo de enfoque y otra para la profundidad de campo. En su parte inferior se encuentra el aro de diafragmas, que podemos accionar suavemente cada medio paso salvo de f1.4 a f2 y de f16 a f22, donde el salto es de un paso completo.

Samyang 24 mm f1.4 ED AS UMC
Samyang 24 mm f1.4 ED AS UMC
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Samyang 24 mm f1.4 ED AS UMC
Samyang 24 mm f1.4 ED AS UMC
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

El anillo de enfoque, de generoso tamaño y ligeramente rugoso, se mueve con gran suavidad y precisión en todo su recorrido y carece de holguras. Con una distancia mínima de enfoque de 25 centímetros, este angular cuenta con un esquema de 13 elementos que se organizan en 12 grupos, incluidos 2 elementos asféricos (AS) y 4 de alta refracción (ED).

Samyang 24 mm f1.4 ED AS UMC
Samyang 24 mm f1.4 ED AS UMC
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Samyang 24 mm f1.4 ED AS UMC
Samyang 24 mm f1.4 ED AS UMC
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Como viene siendo habitual, el objetivo llega acompañado de un parasol en forma de pétalo, una funda blanda bastante sencilla -quizás demasiado- y un pequeño manual de referencia común a las diferentes versiones con distintas monturas.

Samyang 24 mm f1.4 ED AS UMC
Samyang 24 mm f1.4 ED AS UMC
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Samyang 24 mm f1.4 ED AS UMC
Samyang 24 mm f1.4 ED AS UMC
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

En el caso del modelo con bayoneta para Nikon el precio se eleva ligeramente (unos 30 euros), pero a diferencia del resto de versiones (incluida ésta para Canon) el objetivo dispone de contactos electrónicos que nos permiten controlar el diafragma a través del dial de la cámara. Sin duda una gran ventaja (o carencia, puestos a hablar de la versión canonista) que hay que tener presente.

Samyang 24 mm f1.4 ED AS UMC
Samyang 24 mm f1.4 ED AS UMC
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Además, esta mayor comunicación entre el cuerpo y la óptica posibilita también disponer de los datos EXIF sobre la focal y la apertura en cada toma. En el caso del modelo probado la ausencia de estos contactos hace que ni siquiera tengamos confirmación de enfoque.

Discreto hasta f2.8

¿Hasta qué punto podemos aprovechar con garantías esa máxima apertura de f1.4? Más allá de los casos en los que sea necesario -bien sea por falta de luz o porque queremos conseguir un desenfoque extremo del fondo-, este diafragma requiere unas cuantas comillas.

Foto: Quesabesde
Fotografías realizadas con un Samyang 24 mm f1.4 ED AS UMC montado en una Canon EOS 5D Mark II utilizando diferentes aperturas de diafragma.

Tal y como se puede apreciar en las muestras, el viñeteo en las esquinas de la imagen es realmente considerable utilizando la máxima apertura y no acaba de desaparecer hasta f4. Si cerramos un paso, la mejora es moderada, y no es hasta f2.8 que los resultados empiezan a entrar dentro de lo aceptable en este terreno.

Muestras: Samyang 24 mm f1.4
Las fotografías se han realizado con un objetivo Samyang 24 mm f1.4 ED AS UMC montado en una Canon EOS 5D Mark II.
las fotografías se han realizado con un objetivo samyang 24 mm f1.4 ed as umc montado en una canon eos 5d mark ii.
las fotografías se han realizado con un objetivo samyang 24 mm f1.4 ed as umc montado en una canon eos 5d mark ii.
las fotografías se han realizado con un objetivo samyang 24 mm f1.4 ed as umc montado en una canon eos 5d mark ii.
las fotografías se han realizado con un objetivo samyang 24 mm f1.4 ed as umc montado en una canon eos 5d mark ii.
las fotografías se han realizado con un objetivo samyang 24 mm f1.4 ed as umc montado en una canon eos 5d mark ii.

En lo que respecta a la resolución, trabajando con la máxima apertura los resultados son discretos, con un contraste y una nitidez que se sitúan por debajo de lo esperado. Abriendo el diafragma hasta f2 la cosa no mejora demasiado, pero el cambio es espectacular a partir de f2.8, exhibiendo el objetivo -ahora sí- todo su potencial.

Muestras: Samyang 24 mm f1.4
Las fotografías se han realizado con un objetivo Samyang 24 mm f1.4 ED AS UMC montado en una Canon EOS 5D Mark II.
las fotografías se han realizado con un objetivo samyang 24 mm f1.4 ed as umc montado en una canon eos 5d mark ii.
las fotografías se han realizado con un objetivo samyang 24 mm f1.4 ed as umc montado en una canon eos 5d mark ii.
las fotografías se han realizado con un objetivo samyang 24 mm f1.4 ed as umc montado en una canon eos 5d mark ii.
las fotografías se han realizado con un objetivo samyang 24 mm f1.4 ed as umc montado en una canon eos 5d mark ii.
las fotografías se han realizado con un objetivo samyang 24 mm f1.4 ed as umc montado en una canon eos 5d mark ii.

La distorsión geométrica en forma de barril es bastante visible, con lo que habrá que recurrir a la corrección por software para minimizar este efecto. Ningún "pero" se le puede poner al objetivo en el capítulo de las aberraciones cromáticas, con unos resultados muy decentes. Conforme vamos cerrando el diafragma estos problemas quedan minimizados, y a f8 son totalmente inapreciables.

Poniendo en aprietos a la competencia

Quienes anden buscando un angular luminoso y asequible como este Samyang probablemente se habrán fijado en el Sigma 24 mm f1.8 EX DG ASP Macro o en el más extremo Sigma 20 mm f1.8 EX DG. Más económicos incluso que el objetivo de la firma surcoreana, lo cierto es que el primero de ellos no saldría muy airoso si lo pusiéramos frente a frente con el Samyang (menos en lo que respecta al enfoque y los automatismos, claro).

Samyang 24 mm f1.4 ED AS UMC
Samyang 24 mm f1.4 ED AS UMC
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Samyang 24 mm f1.4 ED AS UMC
Samyang 24 mm f1.4 ED AS UMC
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Los usuarios canonistas tienen una alternativa en el Canon 24 mm f1.4 EF L II USM, que además de disponer de un veloz motor de enfoque también presume de cuerpo sellado y unos mejores resultados en cuanto a control del viñeteo y las aberraciones. Eso sí, cuesta casi el triple que el objetivo de Samyang: unos 1.700 euros.

Samyang 24 mm f1.4 ED AS UMC
Samyang 24 mm f1.4 ED AS UMC
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Algo parecido ocurre con el soberbio Nikon 24 mm f1.4 G ED AF-S (más de 2.000 euros). Por no hablar del Carl Zeiss Distagon T* 25 mm f2 ZE, manual como el Samyang y al que pocas pegas se le pueden poner más allá del precio, que se aproxima a los 1.500 euros.

Samyang 24 mm f1.4 ED AS UMC
Samyang 24 mm f1.4 ED AS UMC
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Samyang 24 mm f1.4 ED AS UMC
Samyang 24 mm f1.4 ED AS UMC
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Visto su rendimiento, el Samyang 24 mm f1.4 ED AS UMC es capaz de plantar cara a muchos de los clásicos de este segmento gracias a un precio más que razonable. Pese a las citadas carencias, constituye sin lugar a dudas una opción muy interesante para los amantes de la fotografía nocturna.

Samyang 24 mm f1.4 ED AS UMC
Samyang 24 mm f1.4 ED AS UMC
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

También los fotógrafos de interiores y arquitectura hallarán en él un buen aliado, si bien el recientemente anunciado 24 mm f3.5 T-S ED AS UMC descentrable es una herramienta más específica para estas necesidades.

0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar