Actualidad

El español Samuel Aranda gana un World Press Photo marcado por la primavera árabe

 
10
FEB 2012

"Que te reconozcan el trabajo con un World Press Photo está muy bien, pero espero que el premio sirva para que se hable del Yemen, de lo que ha ocurrido en este país y lo que sigue ocurriendo." Samuel Aranda respondía así a la llamada hacia media mañana de QUESABESDE.COM, instantes después de que se hiciera público el veredicto de los premios World Press Photo 2012. El joven fotógrafo catalán se ha alzado con el máximo reconocimiento del fotoperiodismo internacional en una edición que ha prestado especial atención a las revueltas árabes y a los devastadores efectos del tsunami y el posterior terremoto que asolaron Japón en marzo. Brent Stirton, con dos primeros premios, es otro de los grandes nombres del certamen.

"Espero que las noticias se hagan eco de lo que piden en Yemen, que no es más que una democracia." Accesible y humilde, Samuel Aranda, el joven fotógrafo de la localidad barcelonesa de Santa Coloma de Gramenet cuya trayectoria viene siguiendo QUESABESDE.COM desde 2006 (hasta tres entrevistas ha concedido desde entonces a este medio), ha visto recompensado su trabajo con un primer premio World Press Photo, el galardón más prestigioso del fotoperiodismo internacional.

Su fotografía de una mujer atendiendo a un familiar herido en una manifestación contra el régimen del presidente yemení Abdullah Saleh se encaramaba esta mañana a lo más alto de una lista de 55 premios.

Foto: Samuel Aranda

La escena tiene lugar en una mezquita en la ciudad de Saná. La luz suave pero concentrada en el gesto de los dos personajes ayuda a crear un ambiente íntimo y al mismo tiempo tenso. Esta misma instantánea le ha valido el primer premio a Aranda en la categoría individual de "Gente en las noticias".

Aranda no es el único español galardonado entre los 5.247 fotógrafos de 124 países que se han presentado a la edición de este año. Joan Costa, con una inquietante imagen de un heterópodo capturada en aguas del Pacífico, se ha hecho con el segundo premio individual de naturaleza.

Primavera árabe y tsunami

La de Aranda es una de las muchas fotos sobre la revuelta árabe que han transitado por este World Press Photo. Y es que éste ha sido, junto al del tsunami que arrasó Japón hace ya casi un año, el "leitmotiv" de esta edición. Dedicadas respectivamente a ambos temas, las imágenes premiadas del ruso Yuri Kozyrev (NOOR) y el italiano Paolo Pellegrin (Magnum Photos) ponen de manifiesto que cada vez se valoran más las apuestas personales e innovadoras a la hora narrar una historia.

Foto: Lars Lindqvist
Foto: David Guttenfelder

Las desoladoras panorámicas -con una edición que marca un estilo propio- de paisajes vacíos y devastados por las olas del tsunami en las costas japonesas le han reportado a Pellegrin el segundo premio de reportaje en la categoría noticias generales.

Foto: Paolo Pellegrin
Foto: Paolo Pellegrin

Kozyrev cubrió de forma intensiva varios de los conflictos en los países árabes que se sumaron a la lucha contra el despotismo de sus gobernantes. En Ras Lanuf inmortalizó a una decena de rebeldes libios abandonando una batería antiaérea, una foto que le ha valido el primer premio individual en la categoría "Noticias de actualidad".

Foto: Yuri Kozirev
Foto: Jan Dago

Pero no han sido los únicos reconocimientos en este ámbito. Las espectaculares imágenes de Koichiro Tezuka de la catástrofe de Japón, y entre ellas la de una gigantesca ola a punto de arrasar una pequeña urbanización, le han valido el primer premio en reportajes en esa misma categoría.

Foto: Koichiro Tezuka
Foto: Yasuyoshi Chiba

La foto de un grupo de manifestantes gritando puño en alto tras la negativa de Hosni Mubarak a abandonar el poder, tomada por Alex Majoli (Magnum Photos) en la Plaza Tahrir de El Cairo, es quizás otra de la más destacables imágenes de las revueltas árabes. Rémi Ochlik, Mohammed al-Law, Eduardo Castaldo y Jan Dago, engrosan la lista de ganadores que cubrieron la primavera árabe.

Foto: Rémi Ochlik
Foto: Alex Majoli

Ninguna crónica de esta edición quedaría completa sin hacer mención a un nombre propio: Brent Stirton, el sudafricano se lleva dos primeros premios. La historia sobre la defensa de los rinocerontes blancos, tan cotizados por sus cuernos, deja fotografías tan duras como espectaculares.

Foto: Brent Stirton
Foto: Brent Stirton

El otro premio, esta vez en la categoría individual de "Historias contemporáneas", se lo lleva por el retrato de una mujer ucraniana demacrada por las drogas y la prostitución.

Foto: Brent Stirton

El otro máximo reconocimiento en esta categoría pero en la vertiente del reportaje se lo lleva Stephanie Sinclair por su excelente trabajo sobre los matrimonios concertados, un fenómeno que tiene lugar en varios países y que afecta a niñas de tan sólo seis años.

Foto: Stephanie Sinclair

En deportes, una instantánea del irlandés Ray McManus entre el barro y la lluvia de un partido de rugby es, con un segundo premio, una de las más remarcables. Cabe mencionar también las fotografías en blanco y negro del australiano Adam Pretty (otro segundo premio, en este caso en reportaje) tomadas durante el Campeonato Mundial de Natación.

Foto: Ray McManus
Foto: Adam Pretty

Entre los muchos trabajos reseñables se halla el del argentino Alejandro Kirchuk, con un excelente reportaje (primer premio en "Vida cotidiana") sobre un matrimonio octogenario de Buenos Aires y los cuidados que el marido dispensa a la mujer, diagnosticada de Alzheimer, hasta el momento de su muerte.

Foto: Alejandro Kirchuk
Foto: Alejandro Kirchuk

Darcy Padilla vuelve a dejar huella en estos premios con un reportaje sobre Jason y Elissa que le ha valido una mención de honor. La fotoperiodista sigue contando detrás de la cámara la historia de esta familia tras cubrir los últimos 18 años de vida de Julie, víctima del sida. Un memorable e imperdible reportaje de larga duración que ya lleva dos años seguidos despertando el interés del jurado.

Foto: Darcy Padilla

Pero quizás la más espectacular de las fotografías de esta edición es la que firma Salil Bera, y que muestra el instante en que un leopardo se abalanza sobre un guarda forestal en la India. Otra mención de honor que no debe pasar por alto.

Foto: Salil Bera

Artículos relacionados (13)
Con texto fotográfico
Samuel Aranda
16 / OCT 2014
Con texto fotográfico
Lars Lindqvist
14 / MAR 2013
Con texto fotográfico
Joan Costa
20 / DIC 2012
Entrevista
Samuel Aranda
15 / FEB 2012
Más artículos relacionados
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar