• En las entrañas del The New York Times Magazine
  • El estilo propio de la "dolce vita"

La primavera árabe de Samuel Aranda: del Yemen a Santa Coloma de Gramenet  

29
OCT 2012
Ivan Sánchez   |  Santa Coloma de Gramenet

Convertida en icono por excelencia de la primavera árabe y ganadora del World Press Photo 2012, la fotografía tomada en Yemen por Samuel Aranda aterriza en la ciudad natal del autor, Santa Coloma de Gramenet. Es el epicentro de una exposición que retrata en imágenes el periplo del joven fotoperiodista catalán por las revoluciones del mundo árabe.

Es una exposición que no podía faltar, que todos esperábamos. El lugar es también el más indicado: Santa Coloma de Gramenet, la ciudad limítrofe con Barcelona donde creció Samuel Aranda y donde ha vivido la mayor parte de su vida Joan Guerrero. Fueron ambos fotoperiodistas los encargados de presentar el pasado 17 octubre la propuesta más importante de las "Jornades per la Pau i la Cooperació" que se celebran actualmente en la localidad catalana.

Foto: Ivan Sánchez (Quesabesde)
Samuel Aranda frente a su galardonada foto de una madre abrazando a su hijo herido en Yemen.

Se trata de la muestra "Samuel Aranda. La primavera árabe". En su presentación, Guerrero hizo hincapié en que los mejores fotógrafos son los que antes son buenas personas. Y recordó una anécdota: diez años atrás, cuando Aranda daba sus primeros pasos en el fotoperiodismo, se encontraron ante una situación en la que el joven aprendiz le cedió la oportunidad de disparar la cámara. "Hazla tú, maestro, me dijo." Con el tiempo, sería Aranda quien tomaría una imagen que ahora recorre el mundo entero.

Foto: Ivan Sánchez (Quesabesde)
Foto: Ivan Sánchez (Quesabesde)

De la mano de la asociación Gramenet Imatge Solidària y el propio ayuntamiento de la ciudad, la muestra recoge algunas de las mejores fotografías que Aranda realizó durante su recorrido por las principales plazas donde se fraguó la primavera árabe: Egipto, Libia, Túnez y Yemen. En este último país, el catalán inmortalizó a una madre abrazando a su hijo en una fotografía que, a la postre, se convertiría en la ganadora del World Press Photo 2012.

Foto: Samuel Aranda (The New York Times)
Foto: Samuel Aranda (The New York Times)

De la treintena de imágenes de la colección, que permanecerá en el Centre d'Art Contemporani Can Sisteré hasta el próximo 31 de diciembre, se pueden extraer muchas conclusiones. Pero quizás sean dos las más destacables: por un lado, la valentía y entrega de algunos pueblos árabes al luchar por una vida mejor; por el otro, el compromiso de Aranda por contar esta lucha.

Foto: Ivan Sánchez (Quesabesde)
Aranda y Guerrero (gesticulando) flanquean a la concejala de Cultura del ayuntamiento de Santa Coloma de Gramenet el día de la presentación de la muestra.

Si la Plaza Tahrir de El Cairo se convirtió en símbolo de la primavera árabe y apareció en incontables ocasiones en los medios de comunicación de todo el mundo, la del Yemen fue la gran olvidada de las revoluciones. Fruto del empeño de los yemenís por deshacerse de la corrupción de sus clases gobernantes y de Aranda por dales voz, nació la fotografía que se erige en protagonista de la muestra.

Foto: Samuel Aranda
Foto: Samuel Aranda

A ella hace alusión Guerrero cuando afirma creer "en las instantáneas que informan y conmueven, en la imagen sin trampa, humilde y sencilla". De sobra es conocida la similitud de esta imagen con La Piedad del Vaticano, la famosa escultura de Michelangelo. Pero Guerrero va un paso más allá: "Su fotografía quedará en la historia, igual que 'Tomoko bañado por su madre', que Eugene Smith dejó para la historia. Una obra cargada de humanismo y compromiso social."

Foto: Ivan Sánchez (Quesabesde)

Durante la presentación, Aranda hizo mención a las voces que se han alzado en contra de su reciente reportaje sobre la crisis en España para The New York Times, tachándolo de dar una visión irreal sobre la situación de pobreza de algunos sectores. "Que determinadas personas lo critiquen es, como mínimo, un buen signo", afirmó.

0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar