• Jorge Silva: "Ese microcosmos es una metáfora de Venezuela"
  • Sebastiao Salgado: "Vestirse, para ellas, es pintarse la piel"
Con texto fotográfico

"Lo que vimos ahí es difícil de expresar con palabras" Samuel Aranda

7
Foto: Samuel Aranda (The New York Times)
16
OCT 2014
Declaraciones obtenidas por Roger Lleixà

La muerte invisible. Sierra Leona, tristemente famosa por su devastadora guerra civil, sufre a día de hoy junto a los países vecinos de Liberia y Guinea las funestas consecuencias del brote más feroz e implacable del virus del ébola. Hasta allí se ha desplazado Samuel Aranda para The New York Times. El galardonado fotoperiodista español ha documentado durante estas últimas semanas la dramática realidad de los habitantes de este país del África occidental, donde la enfermedad ya se ha cobrado centenares de vidas. Nos lo contaba esta misma mañana recién llegado del país.

Samuel Aranda

La carretera que separa Freetown de Makeni, donde realicé esta fotografía, es un claro reflejo de lo que están sufriendo en Sierra Leona. Controles militares que cortan las carreteras, pueblos enteros en cuarentena de donde la gente tiene prohibido moverse y momentos de tensión con el ejército y la población local que quiere ir a comprar comida fuera de sus aldeas.

"Esa noche, en un hotel de cinco estrellas de Freetown, los trabajadores de la ONU disfrutaban de una fiesta con música en directo"

Desde Médicos Sin Fronteras ya nos habían advertido de que en Makeni la situación se estaba volviendo dramática. Lo que vimos ahí mi compañero en The New York Times Adam Nossiter y yo es difícil de explicar y expresar con palabras.

Visitamos tres hospitales que están en una situación límite, con decenas de personas retorciéndose de dolor por el suelo. Incluida ella, Mariattu Kanu, de cuatro años, que me miraba fijamente con los ojos húmedos en lágrimas. Intentó levantar su mano para saludarme al tiempo que sangraba por la boca, pero sus pocas fuerzas se lo impedían. A su lado, tumbado sobre una cama, un hombre me decía: ‘Gracias por venir a explicar al mundo lo que está pasando aquí.’

Las enfermeras que trabajan allí lo hacen como pueden. Algunas en tejanos y llevando unos simples guantes de látex. Mariattu seguía viva este pasado domingo, luchando entre la vida y la muerte, aunque la enfermera que la trata y con la que estamos en contacto nos decía que presentaba signos de mejora y se estaba haciendo fuerte.

En Makeni no había ni rastro de Naciones Unidas, UNICEF o la OMS. Después de unas cinco horas de carretera volvimos a Freetown, donde esa noche, en un hotel de cinco estrellas, los trabajadores de Naciones Unidas disfrutaban de una fiesta con música en directo.

Los artículos de la serie "Con texto fotográfico" aparecen publicados normalmente los jueves.

Fuentes y más información
Artículos relacionados (15)
Agenda fotográfica
23 / JUL 2013
OpiniónContando píxeles
18 / MAR 2013
Entrevista
Samuel Aranda
15 / FEB 2012
Más artículos relacionados
7
Comentarios
Cargando comentarios