Crónica

La era de la conectividad fotográfica (según Samsung)

 
27
ABR 2012
Eduardo Parra   |  Madrid

Retumbando en el ambiente los ecos de la reciente renovación de su gama NX, Samsung se llevó ayer a la prensa especializada hasta lo más alto de uno de los más altos rascacielos de Madrid. El propósito de la ascensión no fue otro que poner por las nubes -y nunca mejor dicho, pues estuvimos arropados por una densa niebla toda la mañana- la nueva filosofía de la firma surcoreana en lo que a cámaras fotográficas se refiere.

Samsung NX20
Samsung NX20
Foto: Eduardo Parra (Quesabesde)

En la planta 50 de la Torre Espacio, capitaneadas por la NX20 (la única pieza de la gama NX presente en la mesa de muestras), la puesta de largo de la última hornada de modelos de Samsung fue la excusa perfecta para presentar el concepto de "smart camera", una poco sutil forma de posicionarse respecto a la competencia en el inconsciente colectivo de la potencial clientela. Porque si algo inerte es inteligente, tiene que ser bueno. O eso se empeñan en hacernos creer. Y si los teléfonos han dejado de ser teléfonos para convertirse en smartphones, ahora es el turno de las cámaras.

Samsung NX20
Samsung NX20
Foto: Eduardo Parra (Quesabesde)
Samsung NX20
Samsung NX20
Foto: Eduardo Parra (Quesabesde)

Tal y como no era difícil adivinar, fue la NX20 la que más miradas atrajo entre los asistentes. Miradas y comentarios de toda índole, desde un tremendista "tiembla, Canon" hasta otros más escépticos "para profesionales, sí, pero de los juguetes". Nunca llueve a gusto de todos, ni siquiera a la hora de juzgar la brillante pantalla giratoria AMOLED que monta esta cámara.

Cambio de era
Disponible en torno al mes de junio con un sistema operativo basado "en lo aprendido de la división de telefonía móvil" y con un precio aún por confirmar, la NX20 apenas dejó espacio para sus más coquetas compañeras de mesa, presentadas en enero y que están ya a la venta con precios que parten de los 200 euros: las ST200F, WB850F, WB150F y DV300F.

Foto: Eduardo Parra (Quesabesde)
Foto: Eduardo Parra (Quesabesde)
Daniel Molero, de Samsung España, muestra las prestaciones inalámbricas de la nueva hornada de cámaras de la firma.

En cualquier caso, no fue el día de ayer el elegido por Samsung para presentar nuevos productos, sino más bien para poner en juego el mencionado concepto "smart camera". En grandilocuentes palabras de Daniel Molero, director de la división de imagen digital de la firma en España, nos adentramos en una nueva era sólo comparable al cambio del haluro de plata al píxel.

Resulta difícil de creer que con las redes sociales afincadas desde hace ya mucho tiempo y los smartphones dominando el redil de la conectividad vayamos a ver un cambio de era. Pero nunca se sabe. Molero cimentó sus afirmaciones en los recientes estudios que certifican lo que hace tiempo que es vox pópuli: que la conectividad es una prestación demandada por los usuarios. Eso sí, descartó de momento la inclusión de tarjetas SIM en futuras cámaras fotográficas: "Para eso ya está el dispositivo de datos del usuario, su smartphone."

Foto: Eduardo Parra (Quesabesde)

Interrogado acerca de la competencia que este tipo de cámaras con conexión inalámbrica pueden plantear a los smartphones, Molero explicó que deben verse más como un complemento de aquéllos. Especialmente interesados por que la prensa pudiera probar in situ los nuevos equipos, los representantes de Samsung nos despidieron con la promesa de un año de novedades. ¿Entre ellas la renovación de la EX1?

0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar