• Ricoh GXR: toma de contacto
  • Creative Vado HD, Kodak Zi8, Samsung HMX-U10 y Toshiba Camileo H20: comparativa
Prueba de producto
POTENCIA MULTIMEDIA

Samsung S8000 Jet: análisis

 
11
NOV 2009

Joya mediática del catálogo de Samsung durante estos últimos meses, el S8000 Jet busca convertir la interfaz táctil de la firma en la puerta de acceso a un mundo de beldades multimedia. Bastante equilibrado en precio, prestaciones y rendimiento, las limitadas posibilidades de ampliación de un sistema propio y un manejo táctil al que cuesta cogerle cariño son los puntos débiles de un terminal al que, tras un periodo de adaptación más largo de lo deseable, siente bien entre las manos y ofrece casi todo lo que cabe esperar.

A medio camino entre los Omnia y otros modelos con aspiraciones más modestas, el S8000 Jet representa como pocos ese intento de la firma surcoreana de tocar todos los palos y acercar al gran público un terminal multimedia muy capaz (y adornado, además, por una gran pantalla táctil).

Samsung S8000 Jet
Samsung S8000 Jet
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Samsung S8000 Jet
Samsung S8000 Jet
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Su diseño sencillo pero atractivo, el elegante acabado de la tapa trasera del terminal y sus comedidos peso y dimensiones hacen que, a primera vista, poco tenga que envidiar el Jet a sus hermanos mayores y a sus principales competidores.

Samsung S8000 Jet
Samsung S8000 Jet
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Aunque sus prestaciones no se alejan de lo que hoy ya es habitual sobre el papel (quizás el eslogan "Smarter than smartphone" de Samsung le viene un poco grande), no están nada mal: procesador de 800 Mhz, pantalla AMOLED "resistiva" de 3,1 pulgadas, cámara de 5 megapixeles, Wi-Fi y GPS incorporado, acelerómetros...

Aprendizaje táctil
Basado en el sistema TouchWiz 2.0 ya visto en otros modelos, el procesador reforzado de este Jet le permite lucir un comportamiento bastante fluido en líneas generales, tanto a la hora de ejecutar diversas aplicaciones simultáneamente como en la reproducción de contenidos o la gestión de los diferentes menús.

Samsung S8000 Jet
Samsung S8000 Jet
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

La pantalla "resistiva" de 3,1 pulgadas centraliza la mayoría de las operaciones del teléfono y permite al usuario configurar hasta tres escritorios diferentes en los que colocar y asignar diferentes accesos directos a los widgets (aunque, desgraciadamente, no a las funciones escondidas en los menús generales).

Además de esta gran pantalla, dispone de tres botones físicos que no sólo permiten descolgar o finalizar una llamada, sino cerrar aplicaciones o acceder rápidamente al menú principal.

Samsung S8000 Jet
Samsung S8000 Jet
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Samsung S8000 Jet
Samsung S8000 Jet
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

El comportamiento de la pantalla táctil es bastante correcto, aunque su naturaleza "resistiva" obliga a tomarse con cierta calma el proceso de aprendizaje. En general, es necesario realizar bastante presión sobre ella para ejecutar cualquier acción, y más aún si pretendemos arrastar algún icono por el escritorio.

A falta de controles multitáctiles, la función de zoom sobre el texto o las imágenes se realiza de forma bastante intuitiva, manteniendo la pulsación con un dedo y deslizándonos luego hacia arriba o abajo para acercarnos o alejarnos.

Como decíamos, aunque las primeras horas de convivencia resultan un tanto frustrantes, una vez que se le coge el truco es relativamente cómodo desplazarse por los menús y las opciones del Jet.

Samsung S8000 Jet
Samsung S8000 Jet
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Samsung S8000 Jet
Samsung S8000 Jet
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Incluso si investigamos un poco descubriremos alguna opción interesante, como la que permite desbloquear el terminal y acceder directamente a alguna función con sólo dibujar una letra (previamente definida, claro) sobre la pantalla.

En caso de desesperarnos con el manejo de la pantalla "resistiva" -abrir una alerta de mensaje en el escritorio cuesta lo suyo- un bolígrafo nos puede servir de improvisado estilete.

Widgets
Una de las piezas claves de este Jet son las pequeñas aplicaciones que, en forma de widets desplegables en un menú lateral, permiten acceder rápidamente a algunas de sus funciones más comunes.

Samsung S8000 Jet
Samsung S8000 Jet
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

En la larga lista de widgets preinstalados nos topamos con opciones tan básicas como la de acceso a las redes Wi-Fi, un calendario, un reloj o la información sobre la operadora, así como un buscador, un gestor de correo, los mapas de Google, los vídeos de YouTube y -cómo no- un buen surtido de redes sociales.

Aunque el usuario puede gestionar esta lista para indicar cuáles de estas pequeñas aplicaciones aprecen visibles, no deja de ser interesante que el propio teléfono permita elegir rápidamente entre aquéllas que requieren de una conexión de datos permanente y las que operan off-line.

Samsung S8000 Jet
Samsung S8000 Jet
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Esta sencilla operación -básica para los usuarios de este terminal que no dispongan de una tarifa plana de datos y no quieran llevarse sorpresas con la factura- no resulta tan sencilla con otras aplicaciones, incluido el navegador.

A falta de un ajuste global que permita dar prioridad a la conexión Wi-Fi o 3G para todas las aplicaciones, es necesario ir indicando el sistema de acceso preferido en cada caso después de adentrarnos durante un buen rato por los menús del teléfono.

Multimedia
Mucho más sencillo resulta acceder a las funciones multimedia del teléfono a través de uno de los botones laterales del terminal que activa un vistoso menú cúbico tridimensional. Es el llamado Media Gate.

Samsung S8000 Jet
Samsung S8000 Jet
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

La radio, el navegador, el reproductor musical y de vídeos... una vez que nos acotumbramos a este atajo, la verdad es que los paseos por el menú principal del Jet se convierten en un engorro.

Si mantenemos pulsado este mismo botón más tiempo, iremos un paso más allá activando la función Motion Gate. En este caso, el Jet emplea su acelerómetro para que podamos realizar sencillas funciones (detener la música, pasar de canción, etcétera) mediante movimientos del teléfono o pequeños toques sobre él.

Samsung S8000 Jet
Samsung S8000 Jet
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Es imprescindible, eso sí, dedicarle unos minutos al tutorial incorporado para poder sacar partido de esta curiosa prestación.

Compatible con la mayoría de formatos de vídeo (DivX y XviD incluidos) y audio, además de una entrada de auriculares estándar que se agradece, el sistema de sonido con un modo de simulación 5.1 y diversos ecualizadores ofrece unos resultados bastante decentes.

Samsung S8000 Jet
Samsung S8000 Jet
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

La cámara de 5 megapíxeles también nos ha sorprendido agradablemente. Aunque su calidad sigue teniendo limitaciones evidentes, el doble flash LED, su manejo y -sobre todo- la velocidad de enfoque y del sistema de detección facial hacen que no dé ninguna pereza colocar el teléfono en horizontal y usarlo como cámara de fotos o vídeo.

Samsung S8000 Jet
Samsung S8000 Jet
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Samsung S8000 Jet
Samsung S8000 Jet
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

La grabación de vídeo (de hasta 720 x 480 puntos) y una modalidad pensada para realizar secuencias a cámara renta (120 fotogramas por segundo) tampoco están nada mal.

Samsung S8000 Jet
Samsung S8000 Jet
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Dotado de una memoria interna de 2 GB -menos es nada-, no tardaremos en recurrir a la ranura para tarjetas microSD Card si queremos exprimir las citadas posibilidades multimedia del Jet. Desgraciadamente, en este punto Samsung se ha despistado un poco al esconder bajo la batería del teléfono el acceso a la tarjeta de memoria.

Conectando
Dotado del clásico surtido de conexiones de los modelos de gama alta (3G HSDPA, Wi-Fi, Bluetooth 2.1), se echa de menos que no incluya de serie ningún sistema de navegación que permita aprovechar más su receptor GPS (más allá de Google Maps y de geolocalizar las fotos tomadas, claro).

Samsung S8000 Jet
Samsung S8000 Jet
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

No se puede decir lo mismo del navegador web incorporado, cuyo comportamiento admite pocas pegas. Compatible con la tecnología Flash, de nuevo la potencia del procesador nos permitirá navegar con bastante agilidad e incluso mantener abiertas hasta media decena de páginas de forma simultánea.

Samsung S8000 Jet
Samsung S8000 Jet
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

El alcance de la conexión Wi-Fi y su sistema de puesta en marcha -de tan sencillo y visual que pretende ser acaba resutando ridículo- son los únicos puntos a mejorar en este apartado.

Además, el acceso al navegador sólo se encuentra -curiosamente- en el menú principal del teléfono. Aunque no es especialmente complicado abrir el navegador (recordemos que al menú principal se accede desde el botón hexagonal central), no hay forma de colocar un acceso directo en ninguno de los escritorios. El widget de Google es, por tanto, la forma más rápida de llegar a Internet.

Precio comedido, buenas prestaciones
Pese a que últimamente todo parece girar en torno a Android y al iPhone, si de algo sabe Samsung es de lo rentable que puede ser abarcar todos los nichos de mercado. El S8000 Jet se encarga, precisamente, de atender ese catálogo repleto de terminales de gama media que, sin abusar del precio, se presentan con un diseño muy aparente y una hoja de especificaciones de lo más completa.

Samsung S8000 Jet
Samsung S8000 Jet
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Claramente orientado al usuario que da prioridad a las funciones multimedia y que no busca un terminal para el día a día profesional, su precio -unos 300 euros libre- es relativamente moderado si tenemos en cuenta las especificaciones y el rendimiento que ha demostrado.

Samsung S8000 Jet
Samsung S8000 Jet
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

¿Lo mejor? La potencia del procesador, la calidad de la pantalla AMOLED y sus prestaciones multimedia. ¿Lo peor? Las limitaciones inherentes al sistema operativo propietario a la hora de añadir nuevas aplicaciones -la lista de widgets incluidos tampoco es muy extensa- y la dosis de paciencia que el usuario necesitará durante los primeros días hasta hacerse con los mandos. Incluida la pantalla táctil.

Etiquetas
Productos relacionados (2)
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar