COMPARTIR
  • Nikon D3000, Canon EOS 1000D, Pentax K-m, Olympus E-450, Sony A330: comparativa
  • Nikon D3s: prueba de campo
CUESTIóN DE EDAD

Samsung S3650 Corby: análisis  

11
DIC 2009

Acostumbrados a poner el acento en las prestaciones o aplicaciones asociadas a los teléfonos móviles, este sencillo Samsung S3650 Corby requiere un acercamiento diferente. Se trata de un modelo sin grandes pretensiones que hace de su tamaño, su ajustado precio y sus coloridas carcasas los argumentos perfectos -los únicos argumentos, de hecho- para adornar su pantalla táctil. Limitado en apartados que muchos considerarán básicos (3G, Wi-Fi, GPS, cámara), el pequeño Corby se conforma con hacer bien aquello para lo que está pensado: colarse en el bolsillo de los más jóvenes y -por supuesto- convertirse en colorista puerta de acceso a las redes sociales.

Con el recuerdo del S8000 Jet aún fresco, cuesta acercarse a este nuevo S3650 Corby (o Corby a secas para los amigos) sin que la lista de prestaciones ausentes produzca una mala primera impresión. Sin Wi-Fi, sin módulo GPS, sin acelerómetro, con una cámara de sólo 2 megapíxeles que carece de flash... Definitivamente, este terminal GPRS no es de los que conquista con la hoja de especificaciones en la mano.

Samsung S3650 Corby
Samsung S3650 Corby
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Samsung S3650 Corby
Samsung S3650 Corby
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Y es que sus armas son otras y apuntan directamente al mercado que pretende conquistar. Un sector juvenil en el que -aunque las prestaciones siempre son bienvenidas- el diseño, el colorido y el precio son los verdaderos factores determinantes.

Echemos mano de nuestras mejores galas juveniles y acerquémonos a este Samsung Corby.

De colores
Pequeño, fino y bastante atractivo a primera vista. Así se presenta el Corby de Samsung, que entre las manos y en el bolsillo resultará muy ligero y transportable para quienes estén acostumbrados a móviles táctiles (de dimensiones más bien generosas, en la mayoría de los casos).

Samsung S3650 Corby
Samsung S3650 Corby
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Samsung S3650 Corby
Samsung S3650 Corby
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Más allá de su perfil biselado y las líneas redondeadas, si hay algo que llama la atención en el Corby son las carcasas intercambiables que Samsung suministra de serie y que permiten dar un llamativo toque de color a la parte trasera del teléfono o apostar directamente por la sobriedad del negro.

Samsung S3650 Corby
Samsung S3650 Corby
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Además de las tres que se incluyen junto al teléfono, parte de la estrategia de personalización que Samsung ha concebido para este teléfono pasa por ofrecer más diseños opcionales que el usuario puede adquirir.

A pesar de que -como luego veremos- la pantalla táctil es el centro neurálgico del Corby, diversos mandos se distribuyen en sus laterales y en la parte frontal.

Samsung S3650 Corby
Samsung S3650 Corby
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Bajo la pantalla, además de los clásicos botones para realizar o finalizar una llamada -este último también sirve para apagar el teléfono-, encontramos un pulsador central que, curiosamente, no está concebido para ninguna de las dos funciones que cabría imaginar: acceder al menú principal en cualquier momento o mostrar las aplicaciones abiertas simultáneamente.

Por el contrario, la única función que hemos conseguido encontrarle a este bonito mando es la de retroceder a la pantalla anterior una vez que estamos inmersos en los menús del teléfono.

Samsung S3650 Corby
Samsung S3650 Corby
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Samsung S3650 Corby
Samsung S3650 Corby
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Muy bien situado está, por su parte, el botón que permite bloquear y desbloquear el móvil con una larga pulsación. De todos modos, algunos usuarios preferirán recurrir a un sistema más original: una vez configurado, basta con dibujar un carácter con el dedo en la pantalla táctil para que el teléfono vuelva a la acción.

Cámara de adorno
Junto a este mando se encuentra el que permite poner en marcha la cámara de fotos del teléfono. Una vez activada, este mismo botón ejerce de disparador para obtener instantáneas o dar comienzo a la grabación de vídeos.

Samsung S3650 Corby
Samsung S3650 Corby
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Aunque la interfaz de estas dos funciones es muy similar a la empleada en el ya mencionado Samsung Jet, la calidad del módulo fotográfico queda muy por detrás. No sólo por su limitada resolución de 2 megapíxeles, sino también por la falta de sistema de enfoque o flash.

Así las cosas, lo peor sin duda de la faceta fotográfica del Corby es -precisamente- la calidad de las fotos que obtiene. El resto (visualizador, integración de servicios para compartir en redes sociales y álbumes on-line, etcétera) funciona perfectamente.

Samsung S3650 Corby
Samsung S3650 Corby
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Samsung S3650 Corby
Samsung S3650 Corby
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Siguiendo con el repaso a la anatomía del Corby, en su otro lateral se esconde el único conector que puebla su carcasa. Desgraciadamente, aquí no parece haber espacio ni presupuesto para una conexión de audio estándar, y el mismo puerto "made in Samsung" (nada de mini-USB) sirve tanto para el cargador como para los auriculares.

Samsung S3650 Corby
Samsung S3650 Corby
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Samsung S3650 Corby
Samsung S3650 Corby
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

A su favor hay que reconocer que, pese a la sencillez del terminal, tanto el reproductor de audio como la radio con función RDS cumplen con su trabajo de forma bastante decente: la calidad del sonido es correcta y la interfaz de manejo es básica pero suficiente.

Samsung S3650 Corby
Samsung S3650 Corby
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Además, si preferimos prescindir de los cables, este modelo es también compatible con la tecnología Bluetooth 2.1 A2DP.

Samsung S3650 Corby
Samsung S3650 Corby
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Lo mismo ocurre con el vídeo, aunque en este caso el tamaño de la pantalla (2,8 pulgadas saben a poco en comparación con lo que ofrece la mayoría) limita bastante el uso del Corby como reproductor portátil de vídeos.

Touch-centrismo
Pese a las ajustadas dimensiones del monitor y su resolución de 320 x 240 puntos (QVGA), lo cierto es que pocas quejas podemos tener del funcionamiento de esta pantalla táctil "capacitiva" y su interfaz TouchWiz.

Samsung S3650 Corby
Samsung S3650 Corby
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

De hecho, tras la reciente experiencia con el Samsung S8000 Jet, el manejo táctil de este pequeño terminal nos ha parecido más fluido. Sencillamente, no es necesario presionar tanto la pantalla o insistir demasiado para trasladar un icono o activar una función.

Desgraciadamente, algunas opciones básicas también se han quedado por el camino. Tal es el caso del acelerómetro y del teclado virtual QWERTY, cuya ausencia dificulta notablemente el uso del correo electrónico o cualquier aplicación que requiera escribir textos.

Samsung S3650 Corby
Samsung S3650 Corby
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Por lo demás, la esencia es la misma que en todos los terminales de Samsung con esta interfaz TouchWiz: tres escritorios personalizables y una barra lateral con widgets a partir de los cuales podemos ir creando diferentes accesos directos en la pantalla principal.

Radio, calendario, Facebook, YouTube... la lista de aplicaciones incluye las más clásicas, entre las cuales también hay una de Google que concentra buscador, correo de Gmail, y Google Maps en un único y práctico acceso.

Samsung S3650 Corby
Samsung S3650 Corby
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Los efectos gráficos de los menús tampoco son para tirar cohetes (aunque Samsung sí ha querido dar algún que otro toque juvenil al teléfono mediante el uso de temas y fuentes muy desenfadas). Especialmente curiosa y original resulta, por ejemplo, la estética del tema "Cartoon".

Samsung S3650 Corby
Samsung S3650 Corby
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

En esta misma línea, una alternativa a la guía de contactos tradicional es acceder a través de la opción "contactos con foto" del menú prinicipal. De esta forma, nuestra agenda aparecerá como una sucesión de fotografías de los contactos a través de los cuales podremos ir desplazándonos mediante la pantalla táctil.

Redes sociales
Además de la pantalla táctil "capacitiva", el otro punto fuerte del Corby son las redes sociales. Junto a los ya mencionados widgets, el menú principal cuenta con un acceso directo que permite centralizar en un mismo lugar todas las aplicaciones relacionadas con este apartado.

Samsung S3650 Corby
Samsung S3650 Corby
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Pese a ello, no hay que olvidar que éste no es un terminal 3G y que carece -además- de conexión Wi-Fi. Aun así, puesto que el consumo de datos de estas aplicaciones tampoco es excesivo, no resulta demasiado desesperante tener que conformarse con la conexión GPRS.

Samsung S3650 Corby
Samsung S3650 Corby
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Samsung S3650 Corby
Samsung S3650 Corby
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

La cosa se complica, claro, si pretendemos compartir fotografías o aprovechar el excelente navegador web que este modelo ha heredado de su hermano mayor y que dispone de un práctico sistema de zoom táctil sobre la pantalla.

Sin complicaciones
No pasará a la historia el S3650 Corby como el terminal más completo de Samsung. Tal y como hemos visto, su lista de carencias es suficientmenten amplia como para que la mayoría de los interesados en un smartphone de altos vuelos lo descarten rápidamente.

Con el acento puesto en una pantalla táctil bastante decente, un diseño atractivo y un buen surtido de aplicaciones centradas en las redes sociales, basta con añadir un precio apetecible -unos 150 euros para el terminal libre- para dar con una combinación de éxito entre los más jóvenes.

Entender este planteamiento y -posiblemente- apuntar el Corby en la lista de gadgets deseados es sólo una cuestión de edad.

Etiquetas
Productos relacionados (1)
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar