Actualidad

Samsung claudica ante la barcelonesa Fractus y pagará varios millones por infringir sus patentes

 

La firma de Sant Cugat del Vallès se especializa en el diseño de antenas y ya logró una indemnización multimillonaria en un juicio anterior

Samsung Galaxy Note 3
Samsung Galaxy Note 3
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
29
ABR 2014

A pesar de que su tira y afloja con Apple predomina en la cobertura mediática del periplo de Samsung por los tribunales estadounidenses, otras empresas también mantienen abiertas demandas contra el fabricante surcoreano por infracción de patentes. Una de ellas es Fractus, una firma de Sant Cugat del Vallès especializada en el desarrollo de antenas para dispositivos móviles con la que se encuentra en litigio desde 2009.

La compañía barcelonesa, cuyo negocio radica en el diseño, la producción y la licencia de tecnologías de antena para teléfonos e infraestructuras de telecomunicaciones, ha logrado cerrar un acuerdo extrajudicial multimillonario con Samsung, que evitará de esta forma una posible sentencia por violación de la propiedad intelectual. Por ahora se desconoce la cantidad de dinero exacta que la firma asiática deberá desembolsar.

La demanda original fue interpuesta por Fractus en 2013. En ella, la compañía catalana alegaba que Samsung infringió cuatro patentes relacionadas con sus tecnologías de antena multibanda, a pesar de que el fabricante ya había sido declarado condenado anteriormente por hacer uso ilegítimo de las tecnologías de Fractus en otros dispositivos.

38 millones de dólares en un juicio anterior

Este acuerdo extrajudicial tiene sus raíces en la demanda que Fractus presentó en el año 2009 contra Samsung. El juicio se resolvió en 2011 cuando un tribunal dio la razón a Fractus y condenó a Samsung a pagar una indemnización de 23 millones de dólares por violar las patentes de la firma barcelonesa con varios de sus teléfonos. A esta cantidad se sumarían más tarde otros 15 millones de dólares adicionales, al considerar un juez que Samsung había infringido dichas patentes de forma deliberada.

Dos años después, en marzo de 2013, Fractus regresó a los tribunales acusando a Samsung de seguir utilizando sus tecnologías de forma ilegal en dispositivos que no aparecían listados en su primera demanda contra el fabricante. Esta vez Samsung prefirió alcanzar un acuerdo antes de que se dictara sentencia.

Aunque este último es su encontronazo más importante, no es el único pleito que Fractus ha mantenido con uno de los gigantes de la industria telefónica. Otras empresas demandadas por la firma barcelonesa son LG, HTC, RIM, Sanyo y Sharp, con las que ya alcanzó acuerdos extrajudiciales para licenciar sus tecnologías de antena.

Fuentes y más información
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar