• Samsung Galaxy S II I9100: análisis
  • Canon XA10: análisis
Prueba de producto
NO A LAS COMPACTAS CLóNICAS

Samsung MV800: toma de contacto

 
3
OCT 2011
Iker Morán   |  Berlín / Barcelona

Si de algo sabe Samsung es de crear cámaras capaces de llamar la atención. Tras sus experimentos con modelos dotados de una segunda pantalla en el frontal, la firma surcoreana vuelve ahora a la carga con esta MV800, que casi convierte los autorretratos en su razón de ser. Original y muy divertida, el surtido de filtros digitales de esta compacta de 16 megapíxeles nos hizo pasar un buen rato a principios de septiembre en la feria IFA de Berlín.

Cada vez que decimos aquello de que todo está inventado en el mundo de las compactas sale la marca de turno y nos estropea el discurso. A veces son detalles bastante prescindibles. Otras veces son ideas que, por lo menos, nos obligan a deteneros para echar un vistazo y descubrir de qué demonios se trata.

Samsung MV800
Samsung MV800
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Samsung tiene bastante experiencia en este campo. Sin ir más lejos, sus compactas de doble pantalla -la trasera de siempre y una frontal para autorretratos- han sido una de las propuestas más originales del mercado, con la ST550 como pionera.

Samsung MV800
Samsung MV800
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Una filosofía similar siguen la nueva MV800 y su singular pantalla. Anunciada hace unas semanas, en la pasada edición de IFA pudimos trastear durante unos minutos con la que aspira a ser la compacta más divertida de la temporada.

180 grados

A primera vista la MV800 parece una más de esa interminable lista de compactas de bolsillo. Tampoco sus especificaciones se salen de lo que ya es habitual hoy en día: un captor CCD de 16 megapíxeles y un zoom de 5 aumentos que parte de un interesante angular de 26 milímetros.

Samsung MV800
Samsung MV800
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Samsung MV800
Samsung MV800
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

La gracia reside en su pantalla LCD de 3 pulgadas, y más concretamente en su capacidad para inclinarla hasta 180 grados y poderla usar como si fuera un espejo cuando colocamos la cámara de frente para hacernos un autorretrato. Evidentemente, también la podemos utilizar para encuadres altos o bajos, o en general para separar la cámara de nuestra cara a la hora de disparar y no perder la visión.

Cierto que ya hay en el mercado muchas cámaras con pantalla abatible y móvil. La diferencia radica en que esta MV800 parece diseñada en torno a esta prestación. Incluso el botón de control del zoom se ha colocado de tal modo que sea accesible tanto si sujetamos la cámara de forma normal como si desplegamos totalmente la pantalla para hacernos un autorretrato.

Samsung MV800
Samsung MV800
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Aunque tampoco resulta especialmente cómodo de manejar en esta posición, tras un par de intentos acabaremos haciéndonos con este control. De todos modos, para estas situaciones tampoco hay que complicarse demasiado: zoom en su posición más angular y disparador a través de la pantalla táctil.

Filtros, filtros y más filtros

Más allá de darle un punto de originalidad al diseño de sus compactas, otro de los aspectos que mejor domina Samsung -herencia directa de su experiencia en el terreno de los móviles, sin duda- es la interfaz de usuario. La nueva MV800 es una excelente prueba de ello: menús gráficos muy claros y coloridos, iconos de gran tamaño, numerosas guías y ayudas...

Todo ello a través de un control táctil muy ágil y fluido de manejar. Aunque descubrir todas las opciones que se esconden en este Smart Touch 3.0 (así ha bautizado Samsung a su interfaz) nos llevará un tiempo, seguro que no nos aburrimos en el camino.

Samsung MV800
Samsung MV800
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Y es que la sección dedicada a efectos y filtros digitales es una de las más completas que hemos visto en los últimos tiempos. Tanto, que casi reduce el hecho de disparar la foto a un mero trámite: lo divertido es elegir cuál de las decenas de filtro aplicaremos.

Algunos son cada vez más habituales: lomografía, pintura, blanco y negro antiguo... Otros, como los efectos que podemos aplicar para deformar los retratos, dan bastante juego. Mención aparte merecen los llamados "magic frames": escenas prediseñadas en las que podemos insertar la instantánea que vamos a tomar.

Samsung MV800
Samsung MV800
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Así, por ejemplo, podemos incluir un retrato como si estuviera estampado en una camiseta colgada al sol, o bien insertar una imagen en blanco y negro en un antiguo televisor. ¿Utilidad? Cuestionable, pero ya hemos dicho que de lo que se trataba era de pasar el rato.

Es una lástima, eso sí, que la MV800 no disponga de conectividad inalámbrica como otras compactas de la firma. Y es que una vez aplicados todos esos efectos, el siguiente paso es lógico: compartir rápidamente la imagen a través de alguna red social.

Samsung MV800
Samsung MV800
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Samsung MV800
Samsung MV800
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Si estamos un poco desbordados con tantas opciones y buscamos algo más serio, la MV800 también nos ofrece la opción de mejorar nuestras dotes como retratistas. Para ello, incluye una serie de plantillas ("guía de pose") en las que se sugieren diversas posiciones para situar y colocar al retratado.

Una compacta diferente

Si asumimos que, al menos en este sector del mercado, las prestaciones de una cámara han pasado a ser un dato secundario, está claro que los fabricantes necesitan otros argumentos para llamar la atención.

Samsung ya ha hecho hincapié varias veces en las pantallas, y hay que reconocer que, más allá del éxito comercial que estas compactas cosechan, la idea es muy buena. Quienes busquen una cámara que cumpla los mínimos exigibles a un modelo de este precio (280 dólares, a la espera de que Samsung España confirme estos datos para el mercado local) y que tenga un punto diferente, deberían echarle un vistazo a esta MV800.

Samsung MV800
Samsung MV800
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

La pantalla basculante, los menús de control y sus interminables opciones creativas consiguen sacarla del casi siempre aburrido escaparate de compactas clónicas. Y eso, resultados fotográficos aparte, ya es mucho.

Productos relacionados (1)
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar