Actualidad

Samsung lanzará sus primeros teléfonos con Tizen en Rusia y la India

1

El fabricante surcoreano quiere reducir su dependencia de Android impulsando una nueva plataforma ajena al sistema operativo de Google

Samsung Gear Fit
Samsung Gear Fit
Foto: Ivan Sánchez (Quesabesde)
Los relojes Gear de Samsung son los primeros productos comerciales con Tizen
12
MAY 2014

Una enorme inversión en producto, una cuidada estrategia de precios y una maquinaria de marketing sin parangón son los pilares sobre los que se sustenta el aplastante dominio de Samsung en la industria de la telefonía móvil. Pero ésta no es una conquista realizada en solitario.

El éxito de Samsung no hubiera sido posible sin una relación íntima, casi simbiótica con Google, que se ha beneficiado de la decidida apuesta de la firma de Seúl por Android tanto como el propio fabricante lo ha hecho de un ecosistema unificado y donde se pasea como gallo por gallinero.

Esta dependencia de la plataforma de Google no convence en absoluto en las altas esferas de Samsung, que no tiene intención de seguir compartiendo el estrellato y ya ultima el lanzamiento de los primeros teléfonos con Tizen, el sistema operativo alternativo con el que quiere marcar las distancias con Google.

Basado en Linux e impulsado por Samsung a través de la Tizen Association, este nuevo sistema operativo móvil mostró una importante evolución durante el pasado Mobile World Congress, donde se pudieron ver sus primeros productos comerciales gracias a los relojes inteligentes Gear. Ahora, el diario The Wall Street Journal publica que la compañía tiene pensado ya el siguiente gran paso para Tizen, cuya puesta de largo se producirá en un evento especial que tendrá lugar dentro de unas semanas en Moscú.

Según el rotativo, Samsung presentará en la cita varios smartphones basados en Tizen, cuyos mercados iniciales serán Rusia y la India; dos países de gran peso en las cuentas del fabricante y que pretende utilizar como laboratorio para examinar la adopción de la plataforma. Samsung ya es extraordinariamente fuerte en ambos mercados, por lo que le resultará más fácil encontrar clientes para sus nuevos dispositivos que en otros lugares del mundo, al tiempo que reduce riesgos en caso de que su acogida no sea especialmente entusiasta.

Por el momento se desconoce la clase de terminales en los que Samsung estaría trabajando, pero a juzgar por los prototipos de desarrollo exhibidos hasta la fecha, probablemente estarán enfocados al consumidor medio. Aunque serán presentados en Moscú, su debut debería tener lugar hacia el mes de junio, aprovechando el interés generado por la conferencia para desarrolladores de Tizen que se celebrará en San Francisco.

Una alianza exitosa, pero no sin fricciones

A pesar de que Samsung no hubiera llegado a su actual posición de dominio mundial sin la ayuda de Google, la compañía no se siente satisfecha por la forma en la que sus socios de Mountain View se llevan un pellizco por cada teléfono comercializado.

Aunque Android es un sistema operativo abierto y gratuito, los fabricantes que quieren contar en sus teléfonos con servicios como YouTube, Gmail y la tienda Play han de pagar a Google, algo que Samsung quiere evitar con Tizen.

Samsung también ve con buenos ojos el potencial de personalización de Tizen, puesto que Google ha reforzado últimamente el control sobre la interfaz de Android para evitar que pierda su identidad visual, poniendo límites a capas de personalización como TouchWiz, con las que los fabricantes buscan diferenciar sus productos de los de la competencia.

Fuentes y más información
1
Comentarios
Cargando comentarios