• Sony Cyber-shot DSC-H2: toma de contacto y muestras
  • Panasonic Lumix DMC-L1: primeras impresiones
Prueba de producto
LAS PRIMERAS SLR DE LA FIRMA SURCOREANA

Samsung GX-1S y GX-1L: toma de contacto y muestras

 
27
FEB 2006
Iker Morán   |  Orlando

Nada mejor que presentarse en la PMA con dos nuevas réflex digitales. Samsung ha querido aprovechar la ocasión y hacer su bautizo en el mercado SLR por partida doble, con la ya conocida GX-1S y la recién llegada GX-1L. "Parecidas, pero no idénticas", dice la marca de estas dos cámaras de 6 megapíxeles, muy similares a sendos modelos de Pentax y que llegan acompañadas de ópticas Schneider-Kreuznach.

La alianza entre Samsung y Pentax está poniendo a prueba la pericia de los usuarios a la hora de buscar diferencias entre sus modelos réflex. Si Pentax ya hizo lo propio con la *ist DS2 y la casi clónica *ist DL2, ahora es el turno de Samsung, que se ha presentado en la PMA con sus dos primeras réflex digitales, en las que los parecidos destacan más que las diferencias.

Samsung GX-1L
Samsung GX-1L
Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Samsung GX-1L
Samsung GX-1L
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Preguntados por esta cuestión, los portavoces de Samsung desplazados hasta Orlando dicen de las nuevas GX-1S y GX-1L que son "parecidas, pero no idénticas". Una descripción que podría ser perfectamente válida para referirse a estas dos Samsung o a la relación entres estos modelos y sus hermanas de Pentax.

La diferencia está en la óptica
Llegados a este punto, parece que la casa que firma las ópticas que emplean Pentax y Samsung marca la principal diferencia entre los modelos propuestos por uno y por otro, nos explican.

Samsung GX-1L
Samsung GX-1L
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

No obstante, no hay que olvidar -apuntan- que las lentes de Pentax son compatibles en las nuevas GX y que, del mismo modo, los objetivos Schneider-Kreuznach se pueden montar en la bayoneta de las *ist D de Pentax.

  Muestras: 6MP   © QUESABESDE.COM

Las capturas se han realizado con un modelo de la Samsung GX-1L:

Gratamente sorprendidos por la atención que sus dos réflex despertaron durante la jornada dedicada a la prensa, los encargados de la compañía también hablan de la distribución de los modelos. Así, descubrimos que Samsung parece dispuesta a ocupar los mercados a los que no llegará la *ist DL2. La recién presentada GX-1L, en este sentido, sí estará disponible en Europa.

Cuerpos calcados
A simple vista -o entre las manos, más bien-, discernir cuál de las dos cámaras es la S y cuál la L es una tarea imposible, hasta que se encuentra la denominación que identifica a cada uno de los cuerpos. Su diseño, manejo y ergonomía albergan pocos secretos. Concretamente, los mismos que tienen sus respectivas versiones de Pentax.

Samsung GX-1S y GX-1L
Samsung GX-1S y GX-1L
Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Samsung GX-1S
Samsung GX-1S
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

El anuncio por parte de ésta del desarrollo de un modelo de 10 megapíxeles -habrá que ver qué hace Samsung- parece dejar claro que el actual catálogo de 6 megapíxeles está pensado para un usuario aficionado. En el caso de la GX-1L, se trata claramente de un modelo sencillo y asequible, concebido para adentrarse en el mundo de las ópticas intercambiables.

A falta de diferencias perceptibles, echamos mano del cuadro de especificaciones para luego comprobar en la práctica que, efectivamente, los puntos de enfoque y la cantidad de escenas disponibles son, junto a los 30 gramos de menos en la GX-1L, las diferencias más notables.

Samsung GX-1S
Samsung GX-1S
Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Samsung GX-1L
Samsung GX-1L
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Tampoco hay que olvidar el disparo en ráfaga, que sin ser espectacular en ninguno de los dos casos, en la GX-1L llega limitado a 5 imágenes consecutivas en JPEG, respecto a los 8 de la GX-1S.

Accesos poco directos
Pequeñas y ligeras, las GX-1S y 1L no se muestran excesivamente frágiles entre las manos o, por lo menos, la sensación que transmiten iguala o mejora la que brindan otros modelos de la competencia. No se puede decir lo mismo al hablar de los mandos, puesto que la economía de controles hace que el manejo sea mucho menos ágil de lo que cabría esperar, al menos para quien no está acostumbrado a trabajar con ella.

Samsung GX-1S
Samsung GX-1S
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

La parte trasera aparece presidida por un monitor de 2,5 pulgadas y 210.000 píxeles de resolución. La parte derecha de esta zona está prácticamente desierta, quedando todo el espacio disponible para un pequeño dial de cuatro posiciones y la ranura para la tarjeta SD Card.

Samsung GX-1S
Samsung GX-1S
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

El citado mando concentra muchas de las principales operaciones de la cámara, en su vertiente digital. En lugar de optar por distribuir accesos directos propios al balance de blancos o la sensibilidad, el botón "fn" activa la función que permite acceder a estos parámetros y seleccionarlos en un segundo paso.

Samsung GX-1L
Samsung GX-1L
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Lo mismo ocurre con la calidad y tamaño de la imagen, puesto que también requieren pasar por el menú principal de la cámara para ajustarla. Ambos modelos ofrecen una resolución máxima de 6 millones de puntos, con dos posiciones más para 4 y 1,5 megapíxeles.

Hasta 3200 ISO
Pese a su clara orientación a fotógrafos no profesionales, las dos GX se atreven con un rango de sensibilidades calibradas con el que pocas réflex digitales de su gama cuentan. Así, ambas permiten seleccionar valores entre 200 y 3200 ISO.

Samsung GX-1L
Samsung GX-1L
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

En el breve contacto mantenido con las cámaras, hemos tenido la posibilidad de realizar algún disparo de muestra con la GX-1L. Tendiendo en cuenta que tanto el sensor como el procesador son idénticos, los resultados pueden extrapolarse a la GX-1S.

  Muestras: alta sensibilidad   © QUESABESDE.COM

Las capturas se han realizado con un modelo de Samsung GX-1L:


800 ISO

1600 ISO

3200 ISO

La respuesta de la cámara se enmarca en los parámetros habituales del segmento de iniciación réflex, con unos tiempos de respuesta moderados y un sistema de enfoque que (al menos con el sencillo Schneider-Kreuznach D-Xenon 50-200 mm probado) se defiende con soltura hasta que la falta de luz no se convierte en la tónica dominante de la escena.

Samsung GX-1L
Samsung GX-1L
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Respecto al ruido, pocas sorpresas depara el sensor CCD de tamaño APS-C, de sobra conocido por los usuarios de Pentax. Hasta 800 ISO, su presencia está perfectamente controlada; sobrepasado este límite, su aparición en la fotografía parece inevitable, aunque -eso sí- los niveles apreciados y la validez de las imágenes resultantes no se alejan de los resultados medios que se obtienen con otros cuerpos de este segmento.

Novedades relativas
Si algo parece claro es que todo el mundo espera mucho más de esta joven relación entre Samsung y Pentax. La firma surcoreana no debe conformarse con replicar modelos ya presentados y cuyos resultados -sin dejar de ser buenos- no aportan grandes novedades al panorama actual.

Samsung GX-1L
Samsung GX-1L
Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Samsung GX-1L
Samsung GX-1L
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Pentax parece decidida a continuar adelante, y el prototipo de 10 megapíxeles que presumiblemente estará listo para la próxima edición de la feria Photokina de Colonia es la prueba de ello. Ahora le toca mover ficha a Samsung.

Productos relacionados (2)
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar