Samsung Gear S3
Foto: Alberto Ballestín (Quesabesde)
Actualidad

El Gear S3 revalida la apuesta de Samsung por el lujo

2
31
AGO 2016
Alberto Ballestín   |  Berlín

Con el Galaxy S7 todavía reciente y la última generación del Galaxy Note a punto de llegar a las estanterías, era evidente que las novedades de Samsung para IFA 2016 no iban a ir por derroteros telefónicos. Lejos de ello, la compañía ha dado todo el protagonismo en la feria berlinesa al Gear S3, un nuevo reloj inteligente con el que quiere plasmar las lecciones aprendidas durante los últimos años al tiempo que incrementa su participación en un segmento -el de los wearables- que en Europa se estima en 5,5 millones de unidades.

Disponible en versiones Classic y Frontier, esta última de aspecto deportivo, el Gear S3 se presenta como un dispositivo que a diferencia de otros ha sido diseñado en primer lugar como reloj. Y es que independientemente de que esta categoría exista precisamente por la demanda de productos con características avanzadas, Samsung se muestra convencida de que buena parte de los consumidores se sienten incómodos si su reloj inteligente no parece precisamente un reloj.

Samsung Gear S3
Samsung Gear S3
Foto: Alberto Ballestín (Quesabesde)
Diseño cuidado y tacto lujoso

Sin lugar a dudas, el rasgo más destacable de los nuevos Gear S3 es el hecho de que -a pesar de que no pueden ocultar su naturaleza wearable- parecen auténticos relojes de pulsera mecánicos. Samsung ha formado equipo con el reputado diseñador industrial Arik Levy para refinar el aspecto y el tacto los Gear S3, dotados con una corona rotatoria que facilita el desplazamiento por los menús. El giro a la derecha envía al usuario a las notificaciones, mientras que la acción opuesta conduce a los widgets.

Tanto el suave deslizamiento de la corona como el accionamiento de los botones transmiten una elevada sensación de calidad. Tal vez no sea comparable a la de un Breitling, pero sí se asemeja al de un reloj tradicional de 200 euros. Algo parecido sucede con las correas, de cuero en el caso del modelo Classic o una silicona muy agradable al tacto si se habla del Frontier. Samsung pondrá a la venta múltiples diseños de correa, si bien será posible utilizar cualquier modelo estándar de 22 milímetros.

samsung gear s3
Samsung Gear S3
Foto: Alberto Ballestín (Quesabesde)
samsung gear s3
Samsung Gear S3
Foto: Alberto Ballestín (Quesabesde)

Cabe señalar que la nueva generación de la familia Gear es también la más grande. Su pantalla ha registrado un pequeño aumento de tamaño para mejorar la visibilidad y la interacción manual con los widgets, mientras que su todavía muy sustancial grosor -no resulta especialmente cómodo si se posee una muñeca fina- ha hecho posible integrar una batería de mayor capacidad que pasa de 250 a 380 mAh. Según Samsung, la autonomía que esta proporciona va de tres a cuatro días.

Pantalla de mayor tamaño

Más grande y llamativo que el modelo precedente, el Gear S3 posee una esfera de mayores dimensiones. Samsung se ha vuelto a inclinar por un panel de tipo orgánico protegido por una lámina de cristal Gorilla Glass para evitar arañazos debido al contacto con gemelos, botones y anillos. La resolución se mantiene sin cambios, con 360 x 360 píxeles.

La pantalla ha sido diseñada a nivel técnico para imitar con toda la fidelidad posible el aspecto de un reloj tradicional. Posee un contraste elevado y brinda un negro de gran profundidad, algo importante si se considera que la pantalla del Gear S3 permanecerá encendida de forma constante, reduciendo únicamente su intensidad cuando no esté siendo consultada.

samsung gear s3
Samsung Gear S3
Foto: Alberto Ballestín (Quesabesde)

Samsung, que sigue apostando con fuerza por Tizen como plataforma alternativa a Android Wear, sacando así el máximo partido a su flexibilidad técnica y estética, ofrecerá en Corea del Sur y Estados Unidos una versión LTE del reloj capaz de realizar llamadas telefónicas sin necesidad de comunicarse con un teléfono mediante Bluetooth. Desafortunadamente, ahora mismo no hay planes para lanzar esta variante en España.

En un plano más técnico, el Gear S3 ofrece una amplia panoplia de sensores y prestaciones avanzadas, incluyendo barómetro, altímetro, velocímetro y pulsímetro, así como compatibilidad con la plataforma de pagos electrónicos Samsung Pay. Funciona además como manos libres Bluetooth aprovechando un sorprendentemente sonoro altavoz interno, y puede ser utilizado como reproductor musical en conjunto con un teléfono móvil.

El procesador integrado posee dos núcleos y una velocidad de 1 GHz. Junto a él se integran 768 MB de memoria de sistema y 4 GB para aplicaciones y otros archivos.

Mensajes de emergencia con localización GPS

Si bien la imagen lujosa del Gear S3 podría dar a entender que se trata de un reloj inteligente de vestir, lo cierto es que ha sido diseñado con la clara intención de seducir a un consumidor físicamente activo. Con este propósito, el dispositivo sigue los pasos del Galaxy Note 7 al incorporar protección IP68, denotando su capacidad para resistir inmersiones de hasta 30 minutos a 1,5 metros de profundidad, protegiendo además su interior contra la entrada de polvo.

Como dispositivo de uso deportivo, el Gear S3 incorpora algunas funciones interesantes e incluso peculiares. Además de los ya clásicos widgets para contar calorías o controlar la reproducción de música durante el ejercicio -Samsung avanza que próximamente habrá novedades al respecto de la mano de Spotify-, el reloj permite competir con amigos para ver quién camina una mayor distancia al día, y también pone en contacto al usuario con los servicios de emergencia en caso de accidente.

samsung gear s3
Samsung Gear S3
Foto: Alberto Ballestín (Quesabesde)
samsung gear s3
Samsung Gear S3
Foto: Alberto Ballestín (Quesabesde)

El funcionamiento del sistema de aviso es sencillo. Basta con tocar tres veces seguidas uno de los botones físicos del Gear S3 para enviar un mensaje SMS con la posición GPS del usuario a un contacto predefinido, ya sea personal o a las autoridades. En caso de falsa alarma, es posible detener la señal de emergencia en cualquier momento.

Por supuesto, el Gear S3 también es compatible con servicios de mensajería como WhatsApp, comunicándose directamente con el teléfono del usuario. En este sentido, el dispositivo no solo permite responder mensajes utilizando expresiones predefinidas o emoticonos, sino también mediante un sistema de reconocimiento de escritura que aprovecha el mayor tamaño de la pantalla.

Más grande, más lujoso, más capaz y dotado con una batería de mayor tamaño, el Gear S3 saldrá a la venta en el mes de octubre. Por ahora Samsung no ha facilitado el precio de lanzamiento, pero, como referencia, el modelo anterior tuvo una tarifa inicial de 350 euros.

2
Comentarios
Cargando comentarios