Actualidad

Samsung anuncia el Gear S, el reloj que permite realizar llamadas

3

El nuevo smartwatch está basado en Tizen y posee conectividad 3G para acceder directamente a Internet o mantener conversaciones telefónicas

Samsung Gear S
Samsung Gear S
28
AGO 2014

El mercado de los relojes inteligentes empieza a aproximarse a su adolescencia. Tras un breve tótum revolútum en el que todos los fabricantes se apresuraron a lanzar dispositivos de diseño genérico y prestaciones clónicas, por fin empiezan a aparecer modelos bien diferenciados y con una buena carga de personalidad. Uno de los más llamativos es el nuevo Gear S de Samsung, que cuenta con la peculiaridad de que permite realizar llamadas desde la muñeca sin necesidad de conectarse a un teléfono.

Dotado con una pantalla curvada Super AMOLED de 2 pulgadas con 360 x 480 píxeles de resolución, un procesador a 1 GHz de doble núcleo y 512 MB de RAM, este nuevo híbrido entre reloj y teléfono posee conectividad Bluetooth, Wi-Fi, 2G y 3G, lo que a efectos prácticos significa que sus usuarios no deberán llevar un teléfono en el bolsillo para acceder a las redes sociales, enviar mensajes o llamar a sus contactos.

Samsung Gear S
Samsung Gear S
Foto: Samsung

Además de poder realizar llamadas y acceder a Internet sin establecer un puente Bluetooth con un teléfono, como es lo habitual en esta clase de dispositivos, el Gear S posee funciones de cuantificación gracias al uso de sensores como un pulsímetro, un acelerómetro y un giroscopio, además de navegación GPS mediante la plataforma Here de Nokia.

A diferencia del Gear 2, sin embargo, este nuevo modelo no cuenta con una cámara de fotos.

Como los últimos modelos de Samsung, el Gear S está protegido por una carcasa estanca a prueba de agua y polvo con certificación IP67. En cuanto a la autonomía, Samsung calcula que su batería de 300 mAh puede aguantar hasta dos días "con un uso típico".

Con Tizen por bandera

Tanto sus prestaciones como su particular interfaz han sido posibles gracias al hecho de que el Gear S no utiliza Android Wear. Google procura asegurarse un control férreo sobre su plataforma para wearables con el fin de preservar una coherencia que cada vez es más difícil de mantener en el mercado telefónico, de forma que Samsung ha tomado la decisión de basar su nuevo smartwatch en Tizen, una plataforma alternativa totalmente abierta.

Samsung no ha facilitado el precio de venta al público del Gear S, si bien indica que su lanzamiento comercial tendrá lugar a comienzos de octubre, tanto en tiendas físicas y virtuales como a través de operadores de telefonía móvil.

3
Comentarios
Cargando comentarios