Actualidad

El Samsung Z se convierte en el primer teléfono con Tizen

1

El terminal oficializa el deseo de Samsung de reducir su dependencia de Google, y lo hace con un hardware que lo sitúa en la parte alta del mercado

Samsung Galaxy Z
Samsung Galaxy Z
2
JUN 2014

Samsung no cree en el matrimonio. El fabricante surcoreano cree que la preponderancia de Android en el mercado de los smartphones puede dar a Google un control excesivo sobre sus planes a largo plazo, y ya en el Mobile World Congress 2013 anunció su apoyo a Tizen como plataforma alternativa. Hoy, tras más de un año de espera, ha presentado su primer terminal basado en este sistema operativo.

Se trata del Samsung Z, convertido no solo en el primer teléfono de la firma con Tizen, sino -en términos absolutos- en el primer terminal hasta la fecha basado en la plataforma heredera de Bada y MeeGo. El nuevo modelo se distingue por el uso de un hardware que poco tiene que ver con las especificaciones de teléfono asequible que se venían anticipando hasta la fecha.

Lejos de apuntar a la parte baja o más intermedia del segmento smartphone, el Samsung Z integra una pantalla Super AMOLED con 720 x 1280 píxeles de resolución, un procesador de cuatro núcleos a 2,3 GHz, 2 GB de RAM, 16 GB de almacenamiento (ampliables con tarjetas microSD de hasta 64 GB) y algunas de las características más destacadas del Galaxy S5.

Samsung Galaxy Z
Samsung Galaxy Z
Foto: Samsung

A pesar de que el Samsung Z no guarda relación directa con el teléfono estrella de la compañía -y de hecho, ni siquiera forma parte de la familia Galaxy-, el smartphone encargado de abanderar el lanzamiento de Tizen hace uso de un lector de huellas dactilares y un pulsímetro, gracias a los cuales será posible desbloquear el teléfono de forma segura sin necesidad de contraseñas, acceder a carpetas privadas y monitorizar el progreso físico de los usuarios utilizando la aplicación para deportistas S Health.

Es posible que Tizen sea una opción minoritaria de futuro nebuloso, pero Samsung no ha escatimado en prestaciones. Tampoco a nivel de desarrollo de software, puesto que a pesar de que quiere marcar las distancias con Google, la compañía ha modificado la interfaz base de Tizen con una capa de personalización muy similar a la utilizada en sus últimos terminales basados en Android.

Samsung Galaxy Z
Samsung Galaxy Z
Foto: Samsung

El diseño del teléfono resulta peculiar, puesto que combina una estética rectangular y alejada de los smartphones con Android de Samsung con una carcasa trasera en imitación de cuero que quiere recordar hasta cierto punto el aspecto del Galaxy S5. El Samsung Z utiliza una batería de 2.600 mAh, que junto al resto de su hardware arroja un peso de 136 gramos.

El lanzamiento internacional del Samsung Z será progresivo. Inicialmente la compañía solo lo comercializará en Rusia con la llegada del tercer trimestre de este año, aprovechando su posición dominante en este importante mercado para reducir riesgos y tratar de arañar ventas a Android desde el primer día. El propósito de Samsung es comercializarlo más adelante en otros mercados, pero por ahora no hay más información al respecto.

Fuentes y más información
Productos relacionados (1)
1
Comentarios
Cargando comentarios