Actualidad

El Samsung Galaxy S7 se hace oficial con protección contra el agua y una cámara mejorada

1

De diseño continuista, el buque insignia de la firma recupera prestaciones ignoradas por el S6. Estará disponible en versión plana y Edge por 720 y 820 euros

Samsung Galaxy S7 Edge
Samsung Galaxy S7 Edge
21
FEB 2016
Alberto Ballestín   |  Barcelona

Ha llegado día D para Samsung. Espoleado por un Galaxy S6 brillantemente recibido por los medios pero con unas ventas algo inferiores a las esperadas en un primer momento, el gigante surcoreano ha querido poner toda la carne en el asador con un nuevo buque insignia con muchas más novedades de las que puede trasmitir su diseño exterior.

El Galaxy S7 ya es oficial, con unas características técnicas pensadas para satisfacer al público más leal de Samsung, aquel que echaba en falta algunas de las prestaciones perdidas con el lanzamiento del modelo anterior. La meta es tan ambiciosa como obvia: hacer de este el mejor Galaxy S lanzado hasta la fecha.

A la vanguardia de la técnica

Recién presentado en un evento especial celebrado en Barcelona con motivo del Mobile World Congress, el Galaxy S7 es un modelo exteriormente continuista, no demasiado distinto del elegante Galaxy S6. Una vez más vuelve a ofrecerse con una espectacular pantalla Super AMOLED de contraste superlativo y grandes negros. El modelo de panel plano tendrá un tamaño de 5,1 pulgadas, mientras que el Edge, de doble curvatura lateral, se eleva hasta las 5,5 pulgadas. Ambos disfrutan de resolución QHD.

Su construcción de vidrio y metal oculta sin embargo importantes mejoras, como el uso de un procesador Snapdragon 820 firmado por Qualcomm (que busca con él dejar atrás los problemas de calentamiento experimentados con el algo decepcionante Snapdragon 810) y la presencia de 4 GB de memoria LPDDR4.

Samsung Galaxy S7
Samsung Galaxy S7

La capacidad de almacenamiento del modelo base será de 32 GB. Como agradecida novedad, esta vez la memoria interna podrá ser ampliada con tarjetas microSD, puesto que Samsung ha recuperado este práctico elemento al incorporar un lector en la misma bandeja de la ranura SIM. Esta era con diferencia una de las mayores reclamaciones de los fieles de la marca, que en ocasiones no estaban dispuestos a pagar el precio de las versiones con mayor capacidad interna.

El lector microSD no es la única característica que Samsung recupera para el Galaxy S7. Su teléfono más destacado volverá a disfrutar de protección contra el polvo y el agua, pudiendo soportar inmersiones de hasta 30 minutos a un metro de profundidad. La homologación corresponde a un nivel IP68, superior a la del antiguo Galaxy S5.

Algo que no ha cambiado es el diseño integrado de la batería. Samsung, sin embargo, ha escuchado las críticas, incrementando su capacidad hasta los 3.000 y 3.600 mAh para las versiones de pantalla plana y Edge, respectivamente. Como referencia, el Galaxy S6 tenía una capacidad de 2.550 y 2.600 mAh.

Menos megapíxeles, más calidad

La cámara vuelve a ser uno de los puntos fuertes del Galaxy S7. De hecho, las comparaciones con el iPhone 6S durante la presentación de esta tarde en Barcelona han sido constantes en el apartado fotográfico.

Para empezar, Samsung ha dotado a su móvil más potente con un sensor de 12 megapíxeles de nueva factura, especialmente optimizado para tomar fotografías en condiciones de iluminación adversas merced a su tecnología Dual Pixel, que garantiza -aseguran desde la firma- un enfoque mucho más rápido.

En este sentido, la firma ha reducido la resolución del captor respecto a su antecesor, que contaba con 16 megapíxeles. Así como otros fabricantes siguen apostando por el número de puntos, Samsung ha querido que su Galaxy S7 sea especialmente apto para la fotografía nocturna (dentro de las limitaciones propias de un móvil) con una cámara que posee una luminosidad de f1.7 respecto al diafragma de f1.9 del Galaxy S6.

Disponible en diversas configuraciones de almacenamiento y con dos modelos bien diferenciados, el Samsung Galaxy S7 saldrá a la venta a lo largo de las próximas semanas. Samsung ha confirmado que habrá que desembolsar 720 y 820 euros para las versiones plana y Edge, respectivamente. Ambos dispositivos ya pueden reservarse con un casco de realidad virtual Gear VR de regalo.

Actualización: Samsung ha confirmado a Quesabesde que la versión española del Galaxy S7 no incorporará un procesador Snapdragon 820, sino un Exynos 8890 de prestaciones equiparables.

Vídeos relacionados (1)
1
Comentarios
Cargando comentarios