Actualidad

Samsung protege el Galaxy S7 de golpes y caídas con la versión Active

 

A prueba también de inmersiones fortuitas, posee una batería de mayor capacidad que la integrada en el modelo convencional

Samsung Galaxy S7 Active
Samsung Galaxy S7 Active
7
JUN 2016

Un Galaxy S7 con funda antigolpes incluida. Esta es la propuesta que Samsung propone con el último de los terminales pertenecientes a la gama Active, caracterizada por su resistencia. Tras el lanzamiento del Galaxy S7 (que precisamente incorporaba ambas cualidades con un nivel de protección IP68), se podía pensar que Samsung no procedería a comercializar la consabida versión Active, pero la firma ha optado por dar continuidad a la tradición con el debut de un buque insignia especialmente resistente a los golpes.

En esencia el nuevo Galaxy S7 Active no difiere del Galaxy S7 convencional en lo técnico. Ambos terminales se engloban en la parte alta del mercado gracias a su procesador Snapdragon 820 y a la presencia de 4 GB de RAM, así como al buen aprovechamiento de una sobresaliente cámara de 12 megapíxeles. También repiten el lector microSD y la pantalla Super AMOLED de 5,1 pulgadas y 1440 x 2560 píxeles de resolución, una de las mejores de toda la industria.

Sin embargo, el nuevo Galaxy S7 Active posee lector de huellas dactilares, un elemento con el que cuenta el Galaxy S7 pero que estaba ausente en anteriores modelos Active. También incorpora teclas físicas para hacer más sencillo su manejo con guantes o manos sucias, y allí donde antes había una refinada carcasa metálica ahora hace presencia un exterior reforzado con molduras de goma, permitiéndole salir indemne a caídas desde 1,5 metros de altura.

Samsung Galaxy S7 Active
Samsung Galaxy S7 Active
Foto: Samsung

De acuerdo con Samsung, el teléfono goza de un nivel de protección compatible con el estándar militar estadoundiense MIL-STD-810G y busca a sus clientes entre empleados gubernamentales, personal en puestos de producción y trabajadores de logística.

La última novedad del Galaxy S7 Active reside en su batería. Así como el modelo convencional cuenta con un acumulador de 3.000 mAh, el generoso grosor de la versión Active ha permitido aumentar su capacidad hasta los 4.000 mAh, la mayor jamás disfrutada por un teléfono perteneciente a la gama Galaxy S.

Inicialmente el Galaxy S7 Active solo estará disponible en Estados Unidos a través de la operadora AT&T, si bien anteriormente Samsung ha distribuido este modelo en otros países, incluido España.

0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar