Actualidad

Samsung descubre un Galaxy S6 metálico y disponible también con panel curvado

9

El buque insignia de la compañía se reinventa con una versión con panel curvado que se extiende a ambos lados del dispositivo para mostrar notificaciones

JK Shin, máximo responsable de Samsung Mobile, durante la presentación.. Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
1
MAR 2015
Texto: Alberto Ballestín  |  Fotos: Álvaro Méndez   |  Barcelona

Es uno de los teléfonos más esperados no solo por el público, sino también por la propia Samsung. Rodeada por una competencia china que no hace sino estrechar el cerco y con un Samsung Galaxy S5 que no pudo cumplir las abotagadas expectativas de ventas depositadas en él, el fabricante surcoreano ha descubierto esta tarde en Barcelona el nuevo Galaxy S6, un dispositivo con el que pretende marcar un rotundo punto y aparte en la historia de su buque insignia.

Descubierto a las mismas puertas del Mobile World Congress, el nuevo estandarte de Samsung supone un replanteamiento de todo lo que Samsung ha estado haciendo durante los últimos años en la parte superior del mercado, aunque más desde un punto de vista visual y estético que técnico. Dos son las grandes novedades que trae la sexta generación de su buque insignia: un marcado énfasis en la calidad percibida y la disponibilidad de una versión más exclusiva con una singular pantalla curvada.

Samsung Galaxy S6
Samsung Galaxy S6
Samsung Galaxy S6.

Duramente fustigado por unas terminaciones que no acababan de estar a la altura de lo que se espera en un teléfono de gama alta, Samsung ha decidido dotar al nuevo Galaxy S6 con un chasis metálico muy fino de solo 6,9 milímetros de grosor. Es el Galaxy S más delgado hasta la fecha, aunque sin llegar a los 6,3 milímetros del Galaxy A7.

En este esbelto chasis metálico se integra una nueva pantalla Super AMOLED de 5,1 pulgadas con una resolución de 1440 x 2560 píxeles. El modelo básico tendrá un panel plano convencional protegido por una capa de cristal Gorilla Glass 4.

A nivel de memoria, el Galaxy S6 también incorpora importantes diferencias con el modelo precedente. La mayor de ellas es el incremento del espacio de almacenamiento interno hasta los 32 GB en el modelo base, con otras dos versiones de 64 y 128 GB.

Pantalla de tres lados

Más llamativo y previsiblemente también más caro, el Galaxy S Edge seguirá los pasos del Galaxy Note Edge utilizando un panel orgánico curvado. Las cifras de su tamaño y resolución son idénticas a las del modelo de pantalla plana, pero en su caso el panel se inclina sobre los laterales del teléfono para poder mostrar notificaciones y columnas de iconos en los lados, despejando la parte central de la interfaz para otros menesteres.

El salto al estándar QHD ha sido posible en parte gracias al uso de un procesador lógicamente más potente, un Exynos firmado por la propia Samsung, con una arquitectura de 64 bits y ocho núcleos que se sitúa en lo más elevado del escaparate móvil. Esta vez Qualcomm no ha dejado su firma en el Galaxy S6, según algunas informaciones debido a problemas iniciales con el rendimiento térmico de sus procesadores más avanzados.

Samsung Galaxy S6 Edge
Samsung Galaxy S6 Edge
Samsung Galaxy S6 Edge.

La memoria RAM se sitúa en 3 GB, una cantidad más que suficiente para mover Android 5.0, aunque habrá que ver el impacto que tendrá a nivel de rendimiento el uso de la última revisión de la interfaz TouchWiz, tradicionalmente uno de los talones de Aquiles de la familia Galaxy. La nueva interfaz ha sido diseñada especialmente para sacar partido a la pantalla curvada del Galaxy S6 Edge, con la posibilidad de alojar los contactos más habituales en el margen derecho del teléfono.

Carga inalámbrica y un nuevo lector de huellas

Aunque desprovisto de una tapa al uso para poder cambiar la batería como sucedía en modelos anteriores, este chasis no es sin embargo de tipo unibody, puesto que la parte trasera del dispositivo tiene un acabado vítreo en lugar de la habitual textura de imitación piel. Una construcción íntegramente metálica no hubiera hecho posible integrar un sistema de carga inalámbrica de serie basado en el estándar Qi, que pasa a formar parte intrínseca del Galaxy S6 sin necesidad de usar fundas opcionales.

La carga inalámbrica es solo una de las funciones avanzadas que forman parte de la ficha técnica del Galaxy S más moderno. Otras -estas tal vez menos novedosas- son el uso de un pulsímetro para medir el ritmo cardiaco del usuario y la presencia de un nuevo lector de huellas dactilares en el botón de inicio. Este componente es de nueva factura y no requiere deslizar el dedo para reconocer al usuario y desbloquear el teléfono, bastando únicamente con tocarlo de forma natural.

Samsung Galaxy S6
Samsung Galaxy S6
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Samsung Galaxy S6
Samsung Galaxy S6
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Dos momentos de la presentación de hoy, que ha tenido lugar en el Centre de Convencions Internacional de Barcelona.

La cámara ha sido desde hace varias generaciones uno de los aspectos más cuidados de esta saga de Samsung. Con la sexta generación, la firma surcoreana mantiene la resolución del sensor delantero en 16 megapíxeles y sitúa su luminosidad en f1.9. Dotada de estabilizador óptico, el sistema de enfoque cuenta con un mecanismo de seguimiento automático del sujeto.

Otra novedad interesante a nivel fotográfico es el rediseño de las aplicaciones de cámara y galería, más intuitivas y agradables de usar. Samsung asegura además que el sensor de infrarrojos que sirve para medir las pulsaciones cardiacas del usuario permite afinar también el balance de blancos de la cámara.

Por su parte, la cámara delantera, también con una luminosidad de f1.9, cuenta con un captor de 5 megapíxeles.

Los nuevos Galaxy S6 y Galaxy S6 Edge estarán disponibles a partir del próximo 10 de abril. Samsung no ha desvelado aún sus precios.

9
Comentarios
Cargando comentarios