• Fujifilm X100T: análisis
  • HTC One M9: toma de contacto
Prueba de producto
Samsung Galaxy S6 Edge
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Samsung Galaxy S6 Edge: toma de contacto

1
2
MAR 2015
Texto: Alberto Ballestín  |  Fotos: Álvaro Méndez   |  Barcelona

Es potente, es fino, es agradable al tacto, es visualmente espectacular... ¿Es el Galaxy S5 que tenía que haber sido? Es una pregunta cargada de pólvora pero que inevitablemente acude a la mente tras entrar en contacto con el nuevo buque insignia de Samsung, recién descubierto en Barcelona a las puertas del Mobile World Congress 2015.

Presidido por un imponente panel Super AMOLED de 5,1 pulgadas con 1440 x 2560 píxeles y una densidad de 577 puntos por pulgada, el Galaxy S6 hace de su pantalla uno de sus mayores reclamos técnicos y visuales. A una nitidez extraordinaria y unos colores ricos y saturados se une en la versión Edge de este terminal un singular diseño de doble curva que dobla la pantalla sobre los bordes del dispositivo, dejando que la información prácticamente caiga en las manos del usuario.

Muy ligero en las manos, el Galaxy S6 es sin embargo un teléfono notablemente robusto. Con un grosor de 6,8 milímetros en la versión convencional y de 7 milímetros exactos en el modelo Edge, es además un terminal relativamente fino, pese a lo cual no se siente en absoluto endeble gracias a un chasis que combina un espinazo lateral metálico (Samsung asegura que utiliza una aleación mucho más dura que la competencia) con láminas de cristal Gorilla Glass 4 en ambos lados del dispositivo.

El resultado es un teléfono de tacto agradable y a la vez monolítico. La ausencia de piezas flexibles como la tapa trasera desmontable de modelos anteriores juega a su favor, aunque tiene la desventaja de eliminar de un plumazo la capacidad de cambiar la batería y la posibilidad de utilizar tarjetas microSD (lo que explica en parte la desaparición del modelo base de 16 GB, con un elenco de capacidades que van de 32 a 128 GB).

samsung galaxy s6
Samsung Galaxy S6
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
samsung galaxy s6
Samsung Galaxy S6
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

El nuevo respaldo de cristal también tiene una capacidad prodigiosa para atraer las huellas dactilares, como ha sido posible comprobar durante esta primera toma de contacto. Tampoco debe ignorarse el hecho de que el más moderno de los Galaxy S ha perdido la resistencia al agua, sustituida por la compatibilidad con bases de carga inalámbrica Qi.

Samsung, tradicionalmente apegada a su interfaz TouchWiz, no ha introducido grandes cambios en su controvertida capa de personalización, que ahora goza de un diseño más plano y se ejecuta sobre Android 5.0. El cambio más notable es la aparición de una serie de accesos directos que se extienden sobre los laterales del teléfono para poder llamar o enviar mensajes de forma inmediata a los contactos de mayor prioridad.

samsung galaxy s6
Samsung Galaxy S6
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
samsung galaxy s6
Samsung Galaxy S6
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

También hay un discreto reloj nocturno (que, aprovechando la tecnología OLED, solo ilumina tenuemente los píxeles activos para reducir el consumo) y un muy peculiar sistema de aviso de llamada pensado para iluminar la mesa con los bordes del dispositivo cuando este se encuentra boca abajo, indicando el contacto correspondiente con el color asignado a su ficha.

Si nos encontramos ocupados o simplemente no se desea responder dicha llamada, basta con tocar el pulsímetro (situado junto a la cámara trasera) para enviar automáticamente un mensaje de aviso. Son característica singulares, pero que tampoco llegan a justificar por sí mismas la compra del modelo de pantalla curva (previsiblemente más costoso) frente a la variante convencional.

samsung galaxy s6
Samsung Galaxy S6
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
samsung galaxy s6
Samsung Galaxy S6
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

La cámara de fotos, por su parte, resulta llamativa por su elevada luminosidad (f1.9 a ambos lados del teléfono, algo muy poco habitual) y veloz desempeño. Tanto la captura de imágenes como el enfoque sorprenden por su agilidad, aunque la calidad de las mismas (a priori notable) deberá ser examinada con más detenimiento del que permite una masiva presentación de prensa antes de emitir sentencia. A la luz de las mejoras introducidas, no parece reprochable que Samsung haya querido mantenerse en los 16 megapíxeles del Galaxy S5.

Bonito, (por fin) bien hecho y veloz como pocos gracias a un procesador de ocho núcleos y a sus 3 GB de RAM, el Galaxy S6 está llamado a colarse por derecho propio en el Olimpo de la telefonía móvil. Otra cosa es que pueda meter un palo entre los pies a los enconados rivales chinos de Samsung, que sin pantallas curvas y con una menor parafernalia tecnológica han puesto en jaque al reinado del gigante surcoreano.

samsung galaxy s6 edge
Samsung Galaxy S6 Edge
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

1
Comentarios
Cargando comentarios