• Nikon D7200: primeras muestras
  • Photoshop sin Photoshop: editando imágenes desde el navegador web
Prueba de producto
Samsung Galaxy S6 Edge
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Samsung Galaxy S6 Edge: análisis

11
16
ABR 2015
Texto: Alberto Ballestín  |  Fotos: Álvaro Méndez

Que un teléfono de nueva generación suele ser mejor que el modelo precedente es una afirmación situada entre el truismo y la perogrullada. Pero en el caso del Galaxy S6 Samsung necesitaba mucho más que simplemente mejorar la base ya existente. Acuciada por unas ventas que no es lo que eran y ante la necesidad de mejorar su propia imagen como fabricante, la firma ha dado forma a un nuevo buque insignia de rompe y rasga, inmaculadamente realizado y disponible en dos versiones. Dotado con una pantalla curvada hacia los lados, el Galaxy S6 Edge es quizás el terminal de gama alta más llamativo del mercado, pero también un teléfono sensacional por méritos que van más allá de la estética.

No es sencilla la misión encomendada al Galaxy S6. Descendiente de uno de los linajes más ilustres de la industria telefónica, su nombre ha ido perdiendo lustre durante los últimos años con el lanzamiento de una serie de terminales que, desde la cuarta generación, no han dado el resultado esperado por Samsung. Ni a nivel de ventas ni en ocasiones de crítica.

Urgía ya una renovación completa, y el fabricante surcoreano ha querido marcar un auténtico punto y aparte de cara al lanzamiento del nuevo modelo. Aunque realmente cabe hablar de modelos, en plural.

Samsung Galaxy S6 Edge
Samsung Galaxy S6 Edge
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Ofrecido en versiones con pantalla plana y curva, la sexta generación del Galaxy S es un teléfono como ningún otro hasta la fecha, tanto por diseño como por características técnicas. Samsung se ha esmerado por conseguir captar la atención del público con este nuevo buque insignia, que ocupa un lugar privilegiado en su catálogo por su papel como abanderado de una larga retahíla de tecnologías desarrolladas por la propia compañía.

Samsung no arriesga poco en su empeño por reinventar la que ya es una de las familias de dispositivos más famosas del mundillo. Más allá de un incontestable exhibicionismo tecnológico, los nuevos Galaxy S6 y Galaxy S6 Edge son modelos que se desprenden de elementos tan característicos hasta la fecha como la batería reemplazable y el lector de tarjetas microSD, lo que ha levantado las suspicacias de algunos de los usuarios más fieles de la marca.

El conjunto deberá ser más que bello si Samsung desea alcanzar con su Galaxy S6 el éxito que ni el Galaxy S4 ni el Galaxy S5 pudieron obtener.

Con la calidad por bandera

Ha costado más de lo que debería, pero finalmente Samsung se ha tomado a pecho las críticas de la prensa. Lejos de incrementar la sensación de calidad percibida, los cromados baratos y el uso de piel sintética no hacían sino restar atractivo a un terminal de gama alta y precio que fácilmente se empinaba por encima de los 600 euros. Tampoco ayudaba el hecho de que, uno tras otro, todos los Galaxy S parecían haber salido de un mismo molde del que apenas variaba el tamaño y el tacto de la parte trasera. Con la sexta generación, el modelo da un giro radical.

samsung galaxy s6 edgesamsung galaxy s6 edgesamsung galaxy s6 edgesamsung galaxy s6 edgesamsung galaxy s6 edgesamsung galaxy s6 edge
Diseño impecable

Fabricado en aleación de aluminio y cristal Gorilla Glass, el Galaxy S6 Edge es toda una lección de clase incluso con la pantalla apagada

samsung galaxy s6 edge
Samsung Galaxy S6 Edge
Álvaro Méndez (Quesabesde)
samsung galaxy s6 edge
Samsung Galaxy S6 Edge
Álvaro Méndez (Quesabesde)
samsung galaxy s6 edge
Samsung Galaxy S6 Edge
Álvaro Méndez (Quesabesde)
samsung galaxy s6 edge
Samsung Galaxy S6 Edge
Álvaro Méndez (Quesabesde)
samsung galaxy s6 edge
Samsung Galaxy S6 Edge
Álvaro Méndez (Quesabesde)
samsung galaxy s6 edge
Samsung Galaxy S6 Edge
Álvaro Méndez (Quesabesde)

Samsung ha oficializado su apuesta por la calidad con un nuevo dispositivo fino, sólido y construido íntegramente en metal. Atrás quedan los plásticos ligeros y las texturas de dudoso gusto, sustituidas por una robusta construcción en aluminio que, con un peso de 132 gramos y un grosor de 7 milímetros, es además muy manejable.

Como avanzábamos, dependiendo de las apetencias del usuario el Galaxy S6 se puede adquirir con una pantalla convencional o en la innovadora versión Edge en la que está basada este análisis, que se caracteriza por el uso de un panel Super AMOLED de doble curvatura. Este inusual elemento introduce un punto diferenciador en la gama, pero también importantes compromisos, como veremos más adelante.

Más allá de la estética, los cambios introducidos en el Galaxy S6 son numerosos. La parte trasera ya no cuenta con una tapa desmontable para acceder a la batería y las ranuras de las tarjetas. Esta es sustituida ahora por una cubierta de Gorilla Glass 4 que reserva un espacio al pulsímetro y la cámara trasera.

samsung galaxy s6 edge
Samsung Galaxy S6 Edge
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

El recubrimiento trasero de cristal Gorilla Glass 3 confiere una mayor resistencia al conjunto, pero es un auténtico imán de huellas

Este vidrio a prueba de golpes y arañazos refuerza la imagen premium del teléfono, aunque tiene la desafortunada propensión de atraer la grasa de los dedos de forma inusitada. Aunque más elegante que sus predecesores, mantener limpio el Galaxy S6 es prácticamente misión imposible.

Son pocos los controles albergados en el exterior del teléfono. El lado izquierdo da cabida a los botones de volumen, y el derecho, al interruptor de encendido. Se agradece que los botones de Android se encuentren integrados en el propio teléfono en lugar de recurrir a los cada vez más extendidos botones virtuales, algo incómodos y potencialmente problemáticos con algunas aplicaciones.

En la parte baja se sitúa el altavoz, que no resulta especialmente ruidoso. Dada la posición de la rejilla, es fácil (por no decir inevitable) bloquearlo cuando se sostiene en posición horizontal. Una salida más amplia hubiera evitado este problema.

Perdido el soporte microSD, la única ranura accesible es el lector de tarjetas SIM, situada en la parte superior

samsung galaxy s6 edge
Samsung Galaxy S6 Edge
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

A diferencia del Galaxy S5, el nuevo modelo no está especialmente protegido contra el polvo ni el agua. Samsung comercializa desde hace tiempo versiones resistentes de sus Galaxy S bajo la denominación Active, por lo que -aunque deseable- esta característica resultaba algo redundante.

En términos generales el Galaxy S6 puede presumir de ser el terminal de gama alta mejor rematado en la historia de Samsung. Sin ser un halago particularmente grande dados los antecedentes, la mejora es importante y satisfactoria en todos los aspectos, incluso si eso ha implicado perder la resistencia al agua.

La curva es bella (y solo eso)

Es imposible hablar del diseño del Galaxy S6 Edge sin mencionar su pantalla. Con nada menos que 1440 x 2560 píxeles repartidos en un resplandeciente panel Super AMOLED de 5,1 pulgadas que literalmente se dobla sobre los laterales del teléfono, el nuevo abanderado de Samsung es probablemente el smartphone más llamativo del momento.

Pero la pantalla del Galaxy S6 Edge es mucho más que estilo. Su enorme densidad de píxeles, la riqueza de los colores brindados y la corrección de los mismos dotan al máximo representante telefónico de Samsung con uno de los mejores -si no el mejor- panel de toda la industria, independientemente de la tecnología utilizada. No importa si hablamos de pantallas LCD u OLED: no hay teléfono que se aproxime al rendimiento visual del Galaxy S6.

samsung galaxy s6 edge
Samsung Galaxy S6 Edge
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Bellísima pero poco útil, la curvatura de la pantalla consigue despertar la curiosidad de la gente allá donde esta se enciende

La efectividad de su panel QHD queda patente con solo tomar una foto o reparar en la delicadeza con la que se dibujan las fuentes más pequeñas. Es difícil encontrar el más mínimo rastro de pixelación incluso pegando el teléfono a la cara. Igualmente sorprendente es la excelsa saturación de los colores y el elevado brillo de la pantalla. Jugar a los videojuegos más potentes o algo tan sencillo como ver una foto en alta resolución es toda una delicia para los ojos con el Galaxy S6.

Con esto dicho, no todo son ventajas. Tan espectacular como resulta -las muestras de admiración son continuas tan pronto como el teléfono es descubierto el público- la curvatura de la pantalla del Galaxy S6 Edge presenta inconvenientes importantes. Algunos de ellos llegan incluso a incidir negativamente en la propia usabilidad del dispositivo.

Dado que la pantalla táctil del Galaxy S6 Edge se extiende sobre los bordes del teléfono, no resulta infrecuente realizar pulsaciones erróneas en el teclado virtual cuando se está redactando un mensaje. Es prácticamente inevitable hacer contacto entre la pantalla y la palma de la mano al sujetar al teléfono, lo que durante nuestro periodo de pruebas revertió en varios mensajes de WhatsApp eliminados a mitad de redacción y la publicación de un mensaje de Facebook sin sentido alguno. Personas con manos más grandes pueden encontrar aún más dificultades.

samsung galaxy s6 edgesamsung galaxy s6 edge
Información colateral

Samsung se ha esforzado por hacer de la curvatura de la pantalla algo más que un elemento decorativo incluyendo algunos widgets curiosos, como información meteorológica o los últimos titulares

samsung galaxy s6 edge
Samsung Galaxy S6 Edge
Álvaro Méndez (Quesabesde)
samsung galaxy s6 edge
Samsung Galaxy S6 Edge
Álvaro Méndez (Quesabesde)

Estos incidentes se repiten con cierta frecuencia, hasta el punto de que el Galaxy S6 Edge no resulta totalmente cómodo si se pretende escribir con cierta frecuencia en él. Se puede tratar de modificar la forma en la que se ase el teléfono para evitar en lo posible el contacto con los bordes de la pantalla, pero dado que esta reduce el tamaño del perfil no activo a su mínima expresión, la postura es incómoda y genera cierto miedo a dejar caer el teléfono por accidente.

Más allá de la muy cuestionable ergonomía de la pantalla, el uso de la tecnología Super AMOLED ha permitido a Samsung introducir algunas características curiosas en el Edge. Una de ellas es un reloj monocromo que se activa sobre uno de los bordes cuando el teléfono está en reposo, dejando el resto de pantalla en negro. Lamentablemente, el tamaño de los números es tan pequeño que resulta difícil ver la hora o utilizar el teléfono como reloj despertador.

samsung galaxy s6 edge
Samsung Galaxy S6 Edge
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Más interesante es un widget que permite consultar noticias y notificaciones iluminando discretamente uno de los bordes del teléfono, lo que puede ser de cierta utilidad en salas de cine y otros lugares donde encender la pantalla del teléfono puede ser molesto. Su activación táctil es en cualquier caso algo errática, y no siempre funciona a la primera.

Un último detalle curioso a señalar es la posibilidad de reconocer a las personas que están llamando por teléfono con el dispositivo boca abajo. Los contactos principales pueden tener asignado un color concreto, de forma que cuando se reciba su llamada el borde de la pantalla se ilumine delatando la identidad de la persona sin necesidad de dar la vuelta al teléfono. Para rechazar la llamada rápidamente basta con tocar el pulsímetro.

Encontrar los píxeles a simple vista en la sensacional pantalla Super AMOLED de 5,1 pulgadas del Galaxy S6 Edge se convierte en un pasatiempo comparable a buscar a Wally

samsung galaxy s6 edge
Samsung Galaxy S6 Edge
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Como la parte trasera del terminal, la pantalla también se encuentra protegida por una capa de Gorilla Glass 4, algo importante si se considera que, por su propia forma, los bordes del terminal entrarán en contacto con más de un anillo.

Rendimiento explosivo para una nueva referencia

La familia Galaxy S siempre se ha caracterizado por ofrecer un rendimiento superlativo, y el Galaxy S6 Edge no es una excepción. Donde se diferencia de modelos precedentes es en el detalle de que esta vez Samsung ha utilizado exclusivamente sus propios procesadores Exynos, cuando hasta ahora había recurrido a Qualcomm para dar vida a las versiones más extendidas de su teléfono más avanzado.

Algunas informaciones señalan que los problemas térmicos del procesador Snapdragon 810 han motivado que Samsung se incline por utilizar un chipset Exynos 7 Octa 7420 de 64 bits, algo que Qualcomm desmiente. Sea cual sea el motivo, no hay un teléfono más rápido en el mercado.

Las pruebas de rendimiento certifican la capacidad de Samsung como fabricante de procesadores del más alto nivel

samsung galaxy s6 edge
Samsung Galaxy S6 Edge
Foto: Alberto Ballestín (Quesabesde)

Con una arquitectura de ocho núcleos y dotado con 3 GB de RAM LPDDR4, el Galaxy S6 Edge se encuentra a la vanguardia en prestaciones. Así lo evidencian las pruebas de rendimiento más populares, con cerca de 22.000 puntos en 3D Mark, más de 66.500 en AnTuTu y una nota de 7.061 en Quadrant.

Estos registros dejan en la sombra a los obtenidos por el todavía muy vigente Galaxy S5, que se codeaba con los mejores terminales del momento. En estos momentos no hay un teléfono basado en Android que le pueda hacer sombra.

samsung galaxy s6 edge
Samsung Galaxy S6 Edge
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Cualquier temor relacionado con la decisión de no apostar por los procesadores de Qualcomm ha resultado ser infundado

El rendimiento del dispositivo dándole un uso real vuelve a ser fulgurante. Los juegos más exigentes vuelan a pesar de la elevadísima resolución de su pantalla Super AMOLED, y páginas que por el tamaño de sus imágenes cargan con dificultad incluso en un iPad Air 2 son perfectamente navegables con el Galaxy S6 Edge. Hablar de la fluidez con la que el teléfono es capaz de mover Android 5.0 es directamente el más fútil de los ejercicios. Pura retórica y nada más.

Cabe señalar que, a diferencia del modelo anterior, el Galaxy S6 no incorpora una ranura microSD en ninguna de sus variantes. Esto puede ser interpretado como un punto en su contra, si no una decisión regresiva. Para minimizar esta pérdida, Samsung ha incrementado la capacidad interna del teléfono, que ofrece con 32, 64 y 128 GB de almacenamiento, eliminando de su catálogo la antigua versión de 16 GB.

TouchWiz alcanza la madurez

No se puede decir que TouchWiz tenga muchos amigos fuera de las oficinas de Samsung. La capa de personalización del fabricante surcoreano siempre se ha caracterizado por introducir una cierta demora en la respuesta del teléfono a las órdenes del usuario y por una cierta incoherencia visual. La última revisión marca un agradecido punto y aparte.

Lejos de cansar al usuario con menús de fluidez discutible, opciones redundantes e iconos poco agraciados, la versión de TouchWiz incluida por Samsung en la familia Galaxy S6 se caracteriza por ofrecer un buen rendimiento y un diseño mucho más plano, totalmente integrado en el entorno visual estrenado por Google en Lollipop.

Plano y familiar, TouchWiz se integra perfectamente en Lollipop y prescinde de los menús superfluos de versiones anteriores

samsung galaxy s6 edge
Samsung Galaxy S6 Edge
Foto: Alberto Ballestín (Quesabesde)

El nuevo TouchWiz es además muy intuitivo, sin desprenderse de opciones potencialmente interesantes para algunos usuarios como la posibilidad de ejecutar aplicaciones a pantalla partida o mantener encendida la pantalla del dispositivo mientras el usuario la esté mirando.

La versión adaptada para el modelo Edge incorpora además un curioso listín telefónico visual para los contactos más habituales que se puede desplegar deslizando el dedo sobre uno de los bordes de la pantalla (aunque el tamaño de la lengüeta utilizado para desplegarlo es demasiado pequeño).

Los contactos habituales se pueden desplegar rápidamente sacando una lengüeta escondida en la curvatura de la pantalla

samsung galaxy s6 edge
Samsung Galaxy S6 Edge
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Como ya es habitual, Samsung incluye en su teléfono más caro un buen puñado de aplicaciones comerciales y suscripciones gratuitas a publicaciones de pago. Flipboard vuelve a estar presente, recogiendo las principales noticias de la jornada en una pantalla especialmente dedicada para tal efecto.

TouchWiz deja por fin de ser un punto potencialmente negativo a tener en cuenta por el consumidor para convertirse en un elemento diferenciador que en el Galaxy S6 ni sobra ni molesta. Seguramente aún habrá quien no pueda creer que por fin ha llegado este día.

Biometría al servicio del usuario

Samsung fue pionera en la introducción de funciones biométricas avanzadas con el Galaxy S5. La saga Galaxy S6 mejora lo presente con unos sensores más refinados y un software convenientemente puesto al día.

La estrella en el apartado biométrico del Galaxy S6 Edge no es otro que su lector de huellas dactilares, hábilmente camuflado en el botón central del teléfono. El sensor anterior dejaba algo que desear por los problemas exhibidos para reconocer las huellas del usuario, pero sobre todo por la necesidad de deslizar el dedo sobre el mismo.

Además de permitir crear perfiles de usuario restringidos, la huella dactilar permite almacenar contraseñas web con LastPass

samsung galaxy s6 edge
Samsung Galaxy S6 Edge
Foto: Alberto Ballestín (Quesabesde)

El nuevo lector de huellas dactilares es más similar al utilizado por Apple en el iPhone 6 o por Huawei en el Ascend Mate 7. Basta con tocar el botón de inicio para desbloquear el teléfono en una fracción de segundo, evitando de este modo tener que sujetarlo con una mano mientras se desliza el dedo con la otra. Introducir un perfil de usuario es un proceso bastante lento y dado a fallos, pero una vez guardada la huella correspondiente el reconocimiento es superior en efectividad al de Huawei (que a su vez era mejor que el del Galaxy S5) y comparable al de Apple.

Samsung también ha conservado el pulsímetro introducido en el Galaxy S5, ahora totalmente enrasado en la parte trasera del dispositivo para facilitar su uso. Este sensor no solo puede monitorizar la actividad cardiaca del usuario, sino que también permite comprobar la oxigenación de la sangre.

samsung galaxy s6 edge
Samsung Galaxy S6 Edge
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Samsung trata de seducir a los deportistas incluyendo un pulsímetro, pese a que este no es el dispositivo más adecuado para salir a correr

El software de cuantificación incluido por Samsung ha sido objeto de una sesión de maquillaje comparable a la vivida por TouchWiz. Más simple y rápido, permite acceder a las funciones más habituales en un menor número de toques y presenta toda la información necesaria de forma sencilla.

Lo práctico o no que resulta usar un teléfono del precio y el tamaño del Galaxy S6 Edge como compañero de ejercicio dependerá de cada persona, pero en un principio esta no parece la opción más adecuada para salir a correr o ir al gimnasio.

Batería adecuada

La batería integrada es otro punto que ha levantado cierta polvareda, y es que Samsung ha decidido crear con el Galaxy S6 un teléfono de tipo monolítico. Así, el usuario no puede sustituir la batería del dispositivo por otra nueva sin acudir al servicio técnico, lo que limita su vida útil y puede hacerlo desaconsejable para aquellas personas que realizan un uso intensivo del mismo.

Con 2.600 mAh, la versión Edge del Galaxy S6 posee una batería con una mayor capacidad que la de su hermano de pantalla plana. Las pruebas habituales reflejan una autonomía que se aproxima (pero no llega) al día y medio, acercándolo al rendimiento del Galaxy S5. Una pantalla de menor resolución habría redundado en un menor consumo, pero el resultado final no resulta especialmente negativo.

La autonomía con un uso típico se acerca al día y medio, un valor que no es particularmente positivo ni negativo

samsung galaxy s6 edge
Samsung Galaxy S6 Edge
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Quienes se sientan decepcionados por la ausencia de una batería desmontable han de saber al menos que el Galaxy S6 incorpora la tecnología de carga rápida de Qualcomm, gracias a la cual se puede repostar el 80% de la batería en solo 10 minutos usando el adaptador de corriente que se suministra de serie. Y otra gran novedad relacionada con la batería: el S6 ofrece soporte para bases de carga inalámbrica incluido de serie.

Ya no será necesario adquirir una funda especial para cargar sin cables el Galaxy S6: cualquier adaptador Qi o PMA disponible en el mercado funciona sin problemas con el nuevo teléfono de Samsung, aunque la posición del receptor puede ser problemática en el caso de algunas bases de carga vertical como la de Nokia (que requiere poner el teléfono boca abajo e inclinado). Las bases horizontales son una opción segura.

Mismos megapíxeles, más calidad

Poco queda ya por decir de la cámara del Galaxy S6 que no hayamos contado durante nuestra toma de contacto fotográfica durante el Mobile World Congress. En cualquier caso, próximamente ahondaremos más en esta prestación con un análisis comparativo con la cámara del iPhone 6, otra alternativa más que consolidada para los amantes de la fotografía móvil.

samsung galaxy s6 edge
Samsung Galaxy S6 Edge
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Con 16 megapíxeles y una luminosidad de f1.9, el nuevo smartphone supera en lo fotográfico a su ya solvente antecesor

El Galaxy S5 ya era un teléfono excelente en el aspecto fotográfico, y su sucesor demuestra que Samsung no ha querido dormirse en los laureles. Con una resolución de 16 megapíxeles, podría pensarse que el fabricante se ha limitado a trasplantar el sensor del modelo anterior al nuevo Galaxy S6. Pero no ha sido así. La nueva cámara posee una luminosidad de f1.9 (una amplia mejora frente al diafragma de f2.2 del Galaxy S5), lo que la hace especialmente capaz en entornos donde escasea la luz.

Más aún, la calidad de las imágenes capturadas por el Galaxy S6 es superior a la ofrecida por el modelo anterior. Hay menos ruido, los colores son igual o más correctos todavía y el balance de blancos es tan solvente que rara vez es necesario acceder a los numerosos ajustes manuales.

Muestras: 16 MP
Fotos realizadas con un Samsung Galaxy S6 Edge
fotos realizadas con un samsung galaxy s6 edge
fotos realizadas con un samsung galaxy s6 edge
fotos realizadas con un samsung galaxy s6 edge
fotos realizadas con un samsung galaxy s6 edge
fotos realizadas con un samsung galaxy s6 edge
fotos realizadas con un samsung galaxy s6 edge

Quienes deseen disfrutar de un mayor control sobre sus fotografías pueden acceder a un modo avanzado prolijo en opciones, así como a los consabidos filtros de color y a una opción que permite ajustar digitalmente el enfoque de los objetos después de tomar la foto. Es necesario señalar que la aplicación de cámara incluida por Samsung todavía no incluye captura en formato RAW, a pesar de que esta función ya está soportada oficialmente en Android 5.0.

Lo mejor que se puede decir de la cámara del Galaxy S6 es que ofrece resultados de la mayor calidad posible en su segmento y con la inmediatez de un iPhone. Si bien el teléfono de Apple dejó hace tiempo de ser la referencia absoluta en calidad fotográfica, sus cámaras siempre se han caracterizado por una capacidad inusitada para capturar imágenes de calidad más que satisfactoria con gran rapidez.

Explicación de todas las funciones fotográficas del Galaxy S6 a cargo de un representante de Samsung.

El Galaxy S6 es en este aspecto igual de convincente o incluso más que su gran rival, extremo sobre el que ya nos pronunciaremos en la mencionada comparativa en la que estamos trabajando.

Si el vídeo es lo importante, Samsung vuelve a abogar por el formato 4K para las grabaciones de mayor calidad, con un sistema de autofoco que es mucho más que simplemente aceptable. También es digna de mención la cámara delantera, toda una máquina de hacer selfies (y abrir poros) con 5 megapíxeles, grabación en Full HD y una luminosidad extraordinaria.

Los usuarios avanzados disponen de controles manuales fácilmente accesibles desde la aplicación de cámara

samsung galaxy s6 edge
Samsung Galaxy S6 Edge
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Un teléfono espectacular y contradictorio

Bien hecho como pocos, potente como ninguno y dotado con una pantalla que abre bocas allá donde se enciende, el Galaxy S6 Edge ha llegado para convertirse por méritos propios en una nueva referencia dentro del ecosistema Android. Son numerosos los rivales que querrán acercársele, pero no lo van a tener nada fácil. Nunca antes Samsung había puesto el listón tan alto.

Esto no quiere decir que nos encontremos ante el teléfono perfecto. Su original y espectacular pantalla, a la sazón el elemento definitorio de la versión Edge, es tanto su principal reclamo como su mayor defecto. Además de dificultar de forma perceptible la introducción de texto, hace que el agarre del teléfono sea poco natural y en ocasiones incómodo.

samsung galaxy s6 edge
Samsung Galaxy S6 Edge
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Irónicamente, el Galaxy S6 Edge podría ser el mejor teléfono del momento si no fuera por un panel curvado que sirve como costoso reclamo publicitario

Tampoco juega a su favor su precio: con un importe nada desdeñable de 850 euros en su versión de 32 GB, cuesta 150 euros más que la versión de pantalla plana.

Habrá usuarios que se sientan incómodos por la ausencia de una ranura microSD, la pérdida de la batería desmontable y el cambio a una estructura menos resistente al agua y el polvo. Son preocupaciones lógicas. Por otro lado, la importante mejora a nivel de construcción, el nuevo lector de huellas y la carga inalámbrica de serie tienen un efecto tan positivo en el conjunto que hacen mucho más asumibles estos descuidos.

Por tecnología y diseño el Galaxy S6 Edge es el teléfono más arriesgado que Samsung ha creado hasta la fecha. Pero no es para todo el mundo. Más allá de un hardware brillante, un software que por fin está a la altura y una cámara que enamora, la versión curva del Galaxy S6 cae presa de una pantalla tan cautivadoramente bella como escasamente práctica. No es atrevido afirmar que el Galaxy S6 plano es una opción más recomendable y económica para todo usuario en busca de un teléfono de gama alta.

Fe de erratas: La capacidad de la batería del Galaxy S6 Edge es de 2.600 mAh, no 2.800 mAh como se indicaba en el artículo original.

11
Comentarios
Cargando comentarios