Actualidad

Samsung protege su Galaxy S6 contra agua y golpes con la versión Active

 

La nueva variante ofrece una carcasa sumergible a 1,5 metros de profundidad y una batería de mayor capacidad en un teléfono de prestaciones del más alto nivel

Samsung Galaxy S6 Active
Samsung Galaxy S6 Active
9
JUN 2015

El Galaxy S6 es probablemente el mejor teléfono con Android del momento. Por pantalla, procesamiento y cámara, difícilmente otro smartphone del ecosistema de Google puede hacer frente al titán de Samsung. Pero eso no quiere decir que sea perfecto. De hecho no fueron escasas las voces críticas con el fabricante surcoreano cuando se hizo público que la sexta generación de su abanderado se desprendería de la protección contra golpes, polvo y salpicaduras presente en el modelo precedente.

La nueva versión Active pretende suplir estas carencias con una carcasa reforzada para soportar esos pequeños percances diarios.

Samsung Galaxy S6 Active
Samsung Galaxy S6 Active
Foto: Samsung

Heredero de la una larga línea de teléfonos reforzados, el Galaxy S6 Active ha sido presentado a través de la operadora estadounidense AT&T, que como ya es habitual será la primera en estrenarlo en Occidente. El dispositivo se caracteriza por una carcasa de aspecto más contundente, fruto de una estructura rediseñada con un marco de mayor grosor para protegerlo contra impactos.

Este nuevo modelo Active ha sido homologado siguiendo las especificaciones IP68 y MiL-STD-810G, lo que significa que puede resistir inmersiones de hasta 30 minutos a 1,5 metros de profundidad y caídas desde 1,2 metros de altura.

Misma potencia, mayor batería

El resto de las especificaciones técnicas se mantiene sin cambios. Esto significa que el Galaxy S6 Active no solo es un teléfono especialmente resistente, sino también uno de los más potentes del mercado.

Como el Galaxy S6 de pantalla plana del que deriva, posee un panel Super AMOLED de 5,1 pulgadas con resolución QHD, un procesador Exynos de ocho núcleos de última generación, 32 GB de almacenamiento no ampliables y una cámara trasera de 16 megapíxeles, así como una pequeña sorpresa: una batería de mayor capacidad.

Sus mayores dimensiones han hecho posible integrar un acumulador de mayores prestaciones en este Galaxy S6 resistente, que hace uso de una batería de 3.500 mAh frente a los 2.550 mAh del modelo base. Pese a su naturaleza todoterreno, el Galaxy S6 Active no pierde la capacidad de ser cargado mediante bases inalámbricas.

Samsung todavía no ha señalado si tiene pensado ofrecer el Galaxy S6 Active a España, si bien la compañía comercializa desde hace tiempo la versión derivada del Galaxy S4.

Fuentes y más información
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar