Actualidad

Samsung anuncia el Galaxy S5 mini, un smartphone de gama media con aspiraciones

2

El terminal se posiciona como la versión compacta del Galaxy S5. No prescinde de peculiaridades como la carcasa estanca, el pulsímetro o el lector de huellas

Samsung Galaxy S5 mini
Samsung Galaxy S5 mini
1
JUL 2014

Con cierta holgura de por medio para diferenciarlo de sus últimos teléfonos de gama baja, Samsung acaba de descubrir el Galaxy S5 mini, un nuevo terminal de gama media y gran volumen de ventas que por primera vez quiere acercarse realmente a su hermano mayor. Hasta ahora los Galaxy S mini solo mantenían un parecido putativo con el buque insignia del fabricante surcoreano, pero con la última generación esta tendencia comienza a desvanecerse.

Así como hasta ahora la familia mini no había guardado parecido con los Galaxy S de tamaño completo más allá de nombre y diseño, Samsung ha querido dotar a la quinta generación de este terminal con algunas de las características más avanzadas del reciente Galaxy S5, lo que ayudará a diferenciarlo en un segmento donde prácticamente todos los teléfonos parecen haber salido del mismo molde.

Como ya sabíamos gracias a las filtraciones de los últimos días, el Galaxy S5 mini hará uso de una pantalla de 4,5 pulgadas y 720 x 1280 píxeles de resolución basada en la tecnología AMOLED para ofrecer colores vibrantes y un consumo eléctrico ajustado.

El empleo de este panel orgánico ha permitido a Samsung portar la función de ahorro de energía del Galaxy S5, que deja la pantalla en modo monocromo y apaga píxeles de forma selectiva para prolongar la autonomía del teléfono.

Samsung Galaxy S5 mini
Samsung Galaxy S5 mini
Foto: Samsung

Sin embargo, el punto más interesante del Galaxy S5 mini es que Samsung no ha querido reducir su precio de venta al público prescindiendo de los elementos más sofisticados de su actual buque insignia. De esta forma, el terminal conserva el pulsímetro (situado bajo la cámara de fotos) y el lector de huellas dactilares (oculto en el botón de inicio).

Estas características son inéditas en el segmento y permitirán diferenciarlo con prestaciones como el software de cuantificación para deportistas -Samsung ya incluye una aplicación para tal efecto con medidor del ritmo cardiaco y podómetro- y la creación de perfiles de seguridad personalizados.

Sus prestaciones lo sitúan claramente en la gama media, pero peculiaridades como sus sensores biométricos y el uso de una pantalla AMOLED marcan las distancias con sus competidores

Otros detalles destacables del Galaxy S5 mini son el uso de un procesador Samsung Exynos a 1,4 GHz en lugar del habitual Qualcomm Snapdragon 400, ya visto en el Galaxy S4 mini y en otros rivales de su segmento. Teóricamente debería ofrecer un mayor rendimiento. Se acompaña por 1,5 GB de RAM, 16 GB de almacenamiento (ampliables), datos LTE, una cámara trasera de 8 megapíxeles y un sensor frontal de 2,1 millones de puntos.

Este hardware queda integrado en un teléfono protegido contra polvo y salpicaduras gracias a una carcasa estanca a imagen y semejanza de la del Galaxy S5. La pantalla también cuenta con una capa de protección adicional gracias al uso de cristal Gorilla Glass 3.

Samsung no ha comunicado por ahora los datos de su lanzamiento global, limitándose a señalar que el primer país en recibirlo será Rusia, donde saldrá a la venta en el mes de julio. El teléfono llegará posteriormente a otros mercados. Estará disponible en blanco, negro, azul y dorado.

Productos relacionados (1)
2
Comentarios
Cargando comentarios