• Ricoh GR: toma de contacto
  • Leica M: prueba de campo
Prueba de producto
ESTILIZANDO LO CONOCIDO

Samsung Galaxy S4: toma de contacto

 
19
ABR 2013
Lucas Laó   |  Londres

No es nada revolucionario en comparación con su predecesor, pero el diseño del Galaxy S4 va a mejor y Samsung sigue ahondando en su particular estrategia: distinguirse mediante pequeños detalles de software que pueden resultar prácticos en determinadas situaciones. Con motivo de su presentación europea en Londres, en QUESABESDE.COM hemos tenido la ocasión de juguetear con el nuevo buque insignia de la firma surcoreana.

Cuando Samsung lo destapó en Nueva York a mediados de marzo, nos pareció que el Galaxy S4 era una apuesta muy continuista, quizás demasiado. Tras poder probarlo con motivo de su presentación en Londres seguimos pensando lo mismo, aunque hay que admitir que la compañía asiática ha sabido hacer bien varias cosas.

Samsung Galaxy S4
Samsung Galaxy S4
Foto: Lucas Laó (Quesabesde)

Como preveíamos, a primera vista cuesta distinguirlo de su predecesor, porque en lo que al diseño respecta Samsung prácticamente se ha limitado a limar algunas asperezas. Pero precisamente esos pequeños cambios acaban resultando bastante convincentes, pues la fórmula del Galaxy S III ya funcionaba relativamente bien, y en el Galaxy S4 ésta llega con una pequeña puesta a punto.

Samsung Galaxy S4
Samsung Galaxy S4
Foto: Lucas Laó (Quesabesde)
Samsung Galaxy S4
Samsung Galaxy S4
Foto: Lucas Laó (Quesabesde)

El acabado del perímetro, para empezar, es ahora completamente recto. Se pierde por tanto ese pequeño contrapunto que suponía la curva que dibujaba el marco con acabado de espejo cuando lo mirábamos de perfil, pero a cambio el Galaxy S4 resulta visualmente más uniforme, incluso diríamos que más limpio.

Samsung Galaxy S4
Samsung Galaxy S4
Foto: Lucas Laó (Quesabesde)
Samsung Galaxy S4
Samsung Galaxy S4
Foto: Lucas Laó (Quesabesde)

Además, y si bien los amantes de lo sofisticado pueden seguir poniendo la habitual queja del pronunciado uso del plástico en la carcasa (a la que no le falta un acabado en trama ligeramente adherente, por cierto), Samsung no deja de cumplir un importante requisito en este tipo de terminales: su cómoda sujeción con la mano.

Samsung Galaxy S4
Samsung Galaxy S4
Foto: Lucas Laó (Quesabesde)
Samsung Galaxy S4
Samsung Galaxy S4
Foto: Lucas Laó (Quesabesde)

De hecho, pese a llevar una pantalla ligeramente más grande (pasa de 4,8 a 5 pulgadas), el Galaxy S4 es ligeramente menos voluminoso que su predecesor, repitiendo prácticamente el mismo peso de 130 gramos. Tampoco es una mejora muy sustancial, pero no deja de ser una pequeña vuelta de tuerca que siempre es de agradecer.

La pantalla, que sigue la moda de la resolución Full HD y el extra de nitidez que ello implica, transmite en vivo y en directo muy buenas sensaciones, e incluso parece que se han mitigado los pequeños defectos cromáticos de la tecnología AMOLED. Y la fluidez gráfica sigue siendo excelente, aunque hará falta una prueba más detenida para dictar verdadera sentencia sobre éstas y otras facetas del rendimiento del Galaxy S4.

Samsung Galaxy S4
Samsung Galaxy S4
Foto: Lucas Laó (Quesabesde)
Samsung Galaxy S4
Samsung Galaxy S4
Foto: Lucas Laó (Quesabesde)

Al menos, en este primer acercamiento hemos podido catar las nuevas funciones propias del software de Samsung, muchas de las cuales siguen incidiendo en eso de poder usar el equipo sin tener que tocar la pantalla. ¿Aporta algo poder pausar los vídeos alejando la vista de la pantalla en vez de hacerlo con una sencilla pulsación? ¿O pasar a la siguiente canción desplazando la mano por encima de la pantalla, a unos centímetros de distancia, en lugar de hacerlo deslizando el dedo?

Seguramente en la práctica el usuario final aprovechará más bien poco estas funciones. Pero no dejan de estar ahí para determinadas situaciones, como por ejemplo en la cocina o cualquier otro contexto en el que uno puede tener las manos o los dedos sucios y prefiera no ensuciar también la pantalla.

Samsung Galaxy S4
Samsung Galaxy S4
Foto: Lucas Laó (Quesabesde)

Entre los detalles que más hicieron las delicias del público asistente al evento londinense, por cierto, cabe destacar las nuevas prestaciones de la cámara, que permite combinar imágenes tomadas al mismo tiempo con los captores frontal y trasero (de 13 y 2 megapíxeles, respectivamente) o añadir una grabación de audio a una imagen fija, entre otras opciones.

Tampoco aquí es que Samsung haya hecho nada que suponga un antes y un después, la verdad. Pero no dejan de ser curiosidades que, en conjunto, acaban sumando pequeñas opciones a la experiencia de usuario. Para acceder a estos modos, por cierto, la misma interfaz de la cámara incluye una práctica rueda perfectamente accesible desde un lateral de la pantalla.

Samsung Galaxy S4
Samsung Galaxy S4
Foto: Lucas Laó (Quesabesde)

En definitiva, seguramente el Galaxy S4 no pasará a la historia como un smartphone especialmente innovador, sino más bien como una nueva vuelta de tuerca a la receta que tan bien viene funcionándole a Samsung últimamente. ¿Volverá a ser un éxito de ventas? Al menos las operadoras tienen claro que sí, pues Movistar, Vodafone y Orange ya lo tienen confirmado para sus futuros catálogos en España, e incluso operadoras mucho más humildes ya han comenzado a prometérselo a sus clientes.

Productos relacionados (1)
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar