• 645 PRO para iPhone: análisis
  • Nikon D4: prueba de campo
Prueba de producto
EL ANDROIDE MáS ESPERADO

Samsung Galaxy S III: toma de contacto

 
4
MAY 2012
Lucas Laó   |  Londres

A simple vista parece un poco más de lo mismo, pero el recién presentado Galaxy S III aterriza con un software algo más sofisticado de lo habitual. No sólo por su propio sistema de control por voz, sino por una serie de prácticos automatismos que van desde la gestión del brillo de la pantalla (que crece hasta las 4,8 pulgadas) hasta el uso de la cámara de 8 megapíxeles (que cuenta con un sensor retroiluminado). Ayer pudimos ver y tocar el nuevo Galaxy en Londres, donde la compañía surcoreana congregó a la prensa internacional para su puesta de largo.

Quien ríe el último ríe mejor, deben pensar en Samsung. En lugar de presentar su esperado Galaxy S III durante un Mobile World Congress en el que no pocas marcas anunciaron sus primeros modelos con Android 4.0 y procesador de cuatro núcleos, la firma surcoreana ha preferido esperar unos meses, concretamente hasta ayer, para desvelarlo en una multitudinaria gala celebrada en Londres.

Samsung Galaxy S III
Samsung Galaxy S III
Foto: Lucas Laó (Quesabesde)

El problema de esta maniobra es que quizás se hayan creado más expectativas de las que el sucesor del Galaxy S II ha sido finalmente capaz de cubrir. Eso sí, no deja de ser un gran terminal. Y no sólo por su hoja de especificaciones, como tuvo ocasión de comprobar ayer QUESABESDE.COM desde la misma capital inglesa.

Azul en vez de negro

Samsung ya ha prometido más acabados de cara al futuro, pero por el momento sólo hemos podido ver en directo la siempre recurrente versión en blanco y un modelo azul de carcasa sutilmente veteada que, por cambiar la costumbre habitual, sustituye a la clásica versión negra. Es el detalle más reseñable de un diseño que, sin aportar nada nuevo ni ser especialmente sofisticado, resulta lo suficientemente elegante a primera vista.

Samsung Galaxy S III
Samsung Galaxy S III
Foto: Lucas Laó (Quesabesde)
Samsung Galaxy S III
Samsung Galaxy S III
Foto: Lucas Laó (Quesabesde)

Como viene pasando desde el primer Galaxy S, el nuevo terminal presenta un grosor muy contenido (8,6 milímetros), esquinas agradablemente redondeadas y unos materiales plásticos que le aportan un tacto bastante suave. El marco de aspecto plateado que atraviesa el perfil de la carcasa dibujando una curva le da al conjunto un pequeño toque visual.

Samsung Galaxy S III
Samsung Galaxy S III
Foto: Lucas Laó (Quesabesde)

Quienes pudieran estar preocupados por el aumento de peso del terminal al pasar su pantalla de las 4,3 a las 4,8 pulgadas de diagonal pueden estar tranquilos. El Galaxy S III se queda con unos 133 gramos que, si bien no constituyen la mejor marca del mercado, no implican ninguna incomodidad destacable a la hora de sostenerlo con una mano.

Heredero del Galaxy Nexus

El primer smartphone con pantalla de 1280 x 720 píxeles fabricado por Samsung fue el Galaxy Nexus, y los propios responsables de la compañía lo señalaron ayer como un predecesor directo del nuevo modelo, sólo que con el panel algo más grande. Lo más sibaritas, eso sí, dirán que sigue siendo una pantalla Super AMOLED sin la apostilla "Plus", y que por tanto no tiene esa dosis extra de sub píxeles que terminarían de redondear la nitidez de las imágenes.

En cualquier caso, lo cierto es que la pantalla luce buen aspecto y no deja de beneficiarse de los grandes niveles de brillo y contraste que proporcionan los diodos orgánicos. Sobre ella, una vez más, Samsung ha colocado su interfaz propia TouchWiz.

Samsung Galaxy S III
Samsung Galaxy S III
Foto: Lucas Laó (Quesabesde)
Samsung Galaxy S III
Samsung Galaxy S III
Foto: Lucas Laó (Quesabesde)

Ésta incluye novedades como la función denominada "Pop-up play", que permite mantener un vídeo reproduciéndose en una pequeña ventana mientras el usuario realiza otras funciones. De forma similar a lo que ya vimos en las Mini Apps de la familia Galaxy Tab, se puede arrastrar dicha ventana por la pantalla mientras el vídeo sigue reproduciéndose en multitarea y con buena soltura.

A modo de curiosidad, cabe señalar que para cargar la interfaz completa desde la pantalla de desbloqueo basta con deslizar el dedo en cualquier dirección. Una vez hecho esto, la fluidez de las transiciones está bastante conseguida, incluso si uno da órdenes con el dedo a toda velocidad. De ello se encargan el chip Exynos 4 Quad con procesador de cuatro núcleos a 1,4 GHz y la memoria RAM de 1 GB con la que cuenta este Galaxy S III.

Un smartphone más inteligente

Ahora que muchos fabricantes -especialmente Samsung y Apple- se acusan de plagiarse entre sí, es inevitable acordarse de Siri al fijarse en el sistema de control por voz del Galaxy S III, denominado S Voice. Sus funciones son parecidas a las del asistente del iPhone (buscar información en Internet, controlar la reproducción multimedia...), también es capaz de responder con voz al usuario e incluso al usarlo aparece un icono con forma de micrófono en la parte inferior de la pantalla.

Samsung Galaxy S III
Samsung Galaxy S III
Foto: Lucas Laó (Quesabesde)
Samsung Galaxy S III
Samsung Galaxy S III
Foto: Lucas Laó (Quesabesde)

Polémicas aparte, lo cierto es que hace algunas cosas de las que Siri aún no es capaz (como abrir la aplicación de la cámara con una orden o posponer una alarma). Y por cierto: Samsung sí que ofrece de entrada soporte para castellano. Lástima que ayer en Londres, donde estábamos rodeados de decenas de periodistas dando órdenes a viva voz a varias unidades del terminal, fuese bastante habitual que el teléfono hiciese caso a quien teníamos al lado en vez de a nosotros.

Según Samsung, eso sí, el Galaxy S III no sólo escucha y habla, sino que también ve y entiende. Con esto se refieren a funciones como Smart Stay, que mantiene la cámara frontal de 1,9 megapíxeles en constante funcionamiento para fijarse en los ojos del usuario y no apagar nunca la pantalla si el terminal interpreta que éste está mirándola. O Direct Call, que se encarga de hacer automáticamente una llamada si el usuario está escribiendo un SMS y se acerca el terminal a la oreja.

S-Voice, el Siri de Samsung.

Sobre las cámaras, dotadas de sensor retroiluminado y capaces de grabar vídeo HD, el Samsung también destaca su capacidad para tomar ráfagas de hasta 20 imágenes seguidas. Por nuestra parte, hemos podido comprobar que enfocan realmente rápido y que la grabación de las imágenes es prácticamente instantánea.

¿Aguantará la batería?

Es el principal temor que uno siente ante teléfonos como el Galaxy S III. Samsung le ha puesto una batería de nada menos que 2.100 mAh, pero el dispositivo no deja de tener una pantalla de 4,8 pulgadas que consumirá de lo lindo.

Y eso de tener la cámara frontal en constante funcionamiento para fijarse en el rostro del usuario y el movimiento de sus ojos también debe pasar factura. A expensas de disponer durante más tiempo de una unidad de este nuevo smartphone para realizar las oportunas comprobaciones, conviene recordar que sus predecesores ya eran algo limitados en esta materia (y eso no les ha impedido lograr unas ventas millonarias).

Samsung Galaxy S III
Samsung Galaxy S III
Foto: Lucas Laó (Quesabesde)

Algo parecido podría decirse a la hora de hacer una valoración global del equipo: cumple con lo esperado sin presentar ningún elemento especialmente rompedor. Incluso su diseño puede resultar algo soso, pero también es posible que a Samsung no le haga falta más para seguir convenciendo al público de que su Galaxy es la mejor opción de la gama alta del planeta androide.

Artículos relacionados (3)
Prueba de producto
31 / OCT 2012
Prueba de producto
20 / JUN 2012
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar