Actualidad
MáS DE TODO

Samsung Galaxy NX: primeras impresiones

 
21
JUN 2013
Iker Morán   |  Londres

Como si de una demostración de fuerza se tratara, Samsung ha presentado la nueva Galaxy NX por todo lo alto. En Londres y bajo la curiosa mirada de más de 2.500 invitados ha visto la luz esta singular cámara, la primera de óptica intercambiable basada en Android y con conexión 4G. Hermana mayor de la Galaxy Camera y armada con un sensor de 20 megapíxeles y una descomunal pantalla táctil de 4,8 pulgadas, durante unos minutos hemos podido acercarnos a la más futurista y conectada de las NX.

Si se puede hacer, ¿por qué no probarlo? Esta filosofía, que en ocasiones conduce a grandes inventos y otras al simple exceso, parece estar en el ADN de la nueva Samsung Galaxy NX. Novedosa, valiente, hiperbólica y en gran parte lógica. No está mal para una cámara que se acaba de anunciar y que de hecho es única en su clase.

Samsung Galaxy NX
Samsung Galaxy NX
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Todos esos calificativos iban pasando por nuestra cabeza cuando anoche la firma surcoreana desveló este modelo en Londres junto a otros dispositivos en un descomunal evento (cuesta imaginar la cantidad de medios que se dedican a hablar de tecnología en el mundo) con el que Samsung parece recordar a la competencia que ahora mismo puede permitirse estos lujos. Y puesto que puede, lo hace.

Samsung Galaxy NX
Samsung Galaxy NX
Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Samsung Galaxy NX
Samsung Galaxy NX
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

En realidad la Galaxy NX no es sino la evolución lógica de la Galaxy Camera. Si se podía hacer con una compacta, ¿por qué no probar ahora con un modelo de óptica intercambiable? Se nos ocurren muchas respuestas a esa pregunta, empezando por el tipo de usuario que se acerca a uno y otro sector. Pero qué mejor que teorizar que echarle un primer vistazo a esta cámara con Android y 4G.

Herencia de la NX20

La Galaxy NX es bastante grande. Lo parecía en las imágenes que se habían filtrado hace días, y entre las manos se confirma la sospecha. Esto facilita su sujeción y manejo -dispone de una empuñadura generosa-, pero habrá que tener en cuenta sus dimensiones si de lo que se trata es de ir ligeros de equipaje.

Samsung Galaxy NX
Samsung Galaxy NX
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Con unas formas que recuerdan a la NX20, es más voluminosa que ésta, si bien el grosor del conjunto es posiblemente el aspecto que más se ha cuidado. ¿Por qué no se ha apostado por unas líneas más en consonancia con la reciente NX300? Después de todo, el tipo de usuario que se acerca a una cámara que tiene tanto de "gadget" como de de aparato fotográfico no suele ser muy amigo -si se nos permite el tópico- de ir con la mochila llena de trastos.

Samsung Galaxy NX
Samsung Galaxy NX
Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Samsung Galaxy NX
Samsung Galaxy NX
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Estamos convencidos de que Samsung tendrá sus motivos, pero si se trata de destacar la parte buena, además de la citada empuñadura no podemos olvidarnos del visor electrónico integrado, que a primera vista -nunca mejor dicho- convence.

Sin botones

Pero si hay una cosa que sorprende de esta cámara antes incluso de leer la hoja de especificaciones, ésta es su pantalla táctil. Con nada menos que 4,8 pulgadas de diagonal, se convierte en la pantalla más grande jamás usada en una cámara de estas características. Esto, unido a su resolución de 1280 x 720 puntos, nos obliga a seguir al pie de la letra ese conocido consejo que invita a no fiarse demasiado de lo bonitas, saturadas y contrastadas que lucen las fotos en la cámara.

Samsung Galaxy NX
Samsung Galaxy NX
Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Samsung Galaxy NX
Samsung Galaxy NX
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Pero, ¿hacía falta tanta pantalla? Tras pasar unos minutos jugando con la Galaxy NX, no estamos del todo convencidos de que haya primado el sentido común frente al titular. Estas enormes dimensiones arrastran al peso de la cámara, y suponemos que también pasarán factura en cuanto al precio del conjunto y el consumo de batería. Esa delgada línea entre lo grande y lo excesivo es a veces complicada de delimitar.

Lo que sí es cierto es que la pantalla es el elemento crucial de la Galaxy NX, porque a través de ella hay que gestionarlo todo. De hecho, el botón de encendido, otro pulsador para el vídeo y una rueda de control -demasiado suave en nuestra opinión- son los únicos mandos físicos de la cámara. Para el resto de controles ya tenemos la pantalla táctil.

Samsung Galaxy NX
Samsung Galaxy NX
Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Samsung Galaxy NX
Samsung Galaxy NX
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Antes de que los más acostumbrados a los botones y los accesos directos se lleven las manos a la cabeza, hay que recordar que la mayoría de ópticas de Samsung incorporan el botón iFn, que permite acceder a algunas funciones. Algo es algo.

El sistema de menús y manejo en pantalla recuerda mucho a lo que ya vimos en la Galaxy Camera, incluidos esos curiosos menús circulares para los modos de trabajo manuales. En este caso, eso sí, disponemos del citado dial de la zona superior.

Rápida

La Galaxy NX cuenta con un procesador de cuatro núcleos y 1,6 GHz y otro motor de imagen dedicado exclusivamente al apartado fotográfico. Todo ello se traduce -por lo poco que hemos podido ver- en una agilidad notable en el funcionamiento general de la cámara y el disparo, con ráfagas de casi 9 fotogramas por segundo. Eso sí, igual que en la Galaxy Camera, la puesta en marcha desde cero implicará una pequeña espera mientras se carga el sistema operativo.

Buenas noticias también en cuanto a la velocidad del sistema de enfoque automático híbrido, que se ha comportado de una forma bastante prometedora. Teniendo presentes los resultados vistos en las últimas cámaras de Samsung, no parece que vaya a haber que preocuparse ni por este aspecto ni por la calidad de imagen de su CMOS de tamaño APS-C y 20 megapíxeles.

Samsung Galaxy NX
Samsung Galaxy NX
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Puestos a lanzar voces de alarma, a priori preocupan más la batería, el precio -se escuchaba en algunos corrillos hablar de 1.500 euros, aunque confiamos en haber escuchado mal- y el ejercicio necesario para acostumbrarnos a su sistema de manejo y a esa pantalla tan grande que resulta casi imposible no tocar mientras sujetamos la cámara.

Puesto que estamos hablando de una cámara con Android (en su versión 4.2, concretamente), por supuesto disponemos de todas las funciones de este sistema operativo, así como el acceso a las aplicaciones de la tienda de Google Play. Por cierto, para pasar del modo de cámara a las funciones de esta Galaxy como tablet -no hay que olvidar que no es un teléfono- basta con desplazar el dedo por la pantalla de derecha a izquierda. Parece fácil, pero cuesta descubrirlo.

¿Galaxy o NX?

Exactamente igual que ocurrió con la Galaxy Camera, esta NX está llamada a ser el tema de debate durante los próximos meses. Es más, seguro que dedicaremos más tiempo a preguntarnos en alto si tiene sentido o es un simple golpe de efecto por parte de Samsung que a hablar de su rendimiento fotográfico.

Demasiado grande y con el peligro de que sea también demasiado cara, Samsung tiene un duro trabajo por delante para colocarla en el mercado y dar con los usuarios interesados en una cámara de altas prestaciones como ésta, pero con un plus de conectividad.

Y es que tras este primer y rápido contacto y a la espera de poder probarla en condiciones, a la larga lista de cuestiones sumamos una más: ¿es una NX que se ha convertido a Galaxy o simplemente una Galaxy venida a más y que sueña con ser NX? Puede que dé lo mismo el orden de los factores, pero tal vez no.

Productos relacionados (1)
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar