• Fujifilm X10: toma de contacto
  • Samsung NX200: toma de contacto y muestras
Prueba de producto
CUESTIóN DE TAMAñO

Samsung Galaxy Note: primeras impresiones

 
6
SEP 2011
Álvaro Méndez / Lucas Laó   |  Berlín / Barcelona

No nos terminamos de acostumbrar a llevar en el bolsillo smartphones con pantalla de 4 pulgadas y Samsung ya tiene listo uno que sube la diagonal a 5,3 y posee más resolución que bastantes tablets. Por el resto, la fórmula de este Galaxy Note no ha cambiado mucho respecto a la de predecesores como el Galaxy S II, más allá de la presencia de un lápiz o estilete que promete funciones cuando menos interesantes. Falta por ver ahora si éstas despiertan el interés del gran público cuando el dispositivo aterrice en el mercado.

Samsung no está sola en esto de apostar por teléfonos de pantalla mastodóntica: sólo unas horas después de que la firma surcoreana desvelase en la feria IFA el nuevo Galaxy Note con su pantalla de 5,3 pulgadas, HTC hacía lo mismo con las 4,7 pulgadas de diagonal del panel del Titan. Pero lo cierto es que sólo hay que hacer un poco de memoria para acordarse de casos anteriores y de corte similar.

Samsung Galaxy Note
Samsung Galaxy Note
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

¿Se acuerda alguien ya del primer Dell Streak? Prometía mucho y llevaba una pantalla de tamaño similar a la del nuevo modelo de Samsung, confiando igualmente en Android como sistema operativo. Pero nunca terminó de cuajar. ¿Qué ha preparado Samsung para que no se repita la historia? Después de entrar en contacto con este nuevo terminal en la cita anual de Berlín, podemos al menos trazar algunas ideas al respecto.

Grande pero delgado

Al fin y al cabo, ya se hizo lo mismo cuando los fabricantes de telefonía empezaron a "asustarnos" con móviles con pantallas de en torno a 4 pulgadas. Póngale un grosor lo más contenido posible al bicho y todo se compensa un poco. En este caso, hablamos concretamente de unas dimensiones de 146,85 x 82,95 x 9,65 milímetros.

Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
El Samsung Galaxy Note posee un grosor bastante reducido y tiene un acabado adherente en la tapa trasera casi idéntico al del Galaxy S II.

Como consecuencia, el Galaxy Note presenta un estilo seductor a su manera y se sostiene de forma bastante cómoda con una sola mano, aunque su peso de 178 gramos no invita a sujetarlo así durante mucho tiempo. Y, por qué negarlo, la notable descompensación entre altura, anchura y grosor, si bien contribuye a distribuir un poco el peso, también genera cierta sensación de fragilidad, como si se pudiera romper por la mitad al hacer un mal gesto.

Samsung Galaxy Note
Samsung Galaxy Note
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

La experiencia con anteriores teléfonos que también rompieron moldes en cuestiones de tamaño, no obstante, nos dice que se trata de inconvenientes a los que uno se acaba acostumbrando. Metérselo y sacárselo del bolsillo del pantalón -así como cargarlo a todas partes en dicho compartimento- sí que puede resultar en cambio algo traumático.

Samsung Galaxy Note
Samsung Galaxy Note
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Samsung Galaxy Note
Samsung Galaxy Note
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

En un primer nivel de análisis, el mejor punto a favor que le sacamos al exagerado tamaño de la pantalla está en el manejo del teclado QWERTY virtual. Aunque en posición apaisada la facilidad de escritura es similar a la de otros teléfonos de pantalla grande, el plus de espacio de este Galaxy Note sí que marca una diferencia muy de agradecer al usar el teclado en vertical.

AMOLED en 5 pulgadas

A la pantalla Super AMOLED del Galaxy Note le falta la apostilla "Plus" que Samsung sí incluye en otros dispositivos, pero aun así el panel es notoriamente brillante y de una gran calidad. No sólo por los diodos orgánicos, sino también por sus 800 x 1280 píxeles de resolución, que no llegan a proporcionar la densidad de píxeles del iPhone 4 pero consiguen una nada desdeñable marca de 285 píxeles por pulgada.

Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Los widgets propios de TouchWiz (que respeta el aspecto gráfico original de Android en apartados como la galería de imágenes) vuelven a estar presentes en este Galaxy Note.

Atendiendo a lo que vemos en pantalla, nos encontramos con la misma fórmula empleada en el Galaxy S II: Android 2.3 con la interfaz propia TouchWiz, moviéndose todo con gran fluidez y presteza respecto a las órdenes de nuestros dedos. Si bien tampoco parece a priori un gran avance, eso sí, conviene destacar que la velocidad del procesador de doble núcleo ha subido de 1,2 a 1,4 GHz.

Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Samsung también repite en este nuevo dispositivo el dúo de cámaras de 8 y 2 megapíxeles, la primera capaz de grabar vídeo a 1080p y la segunda situada en el frontal para aprovechar aplicaciones de videollamada.

Junto con la batería, cuya capacidad asciende a nada menos 2.500 mAh, la leve actualización del procesador es una de las pocas diferencias entre ambos terminales, pues por el resto podríamos decir que Samsung le ha sacado las entrañas al Galaxy S II para meterlas en un teléfono más grande: mismas cámaras, misma RAM de 1 GB, misma conectividad (HSPA+, Wi-Fi Direct y Bluetooth 3.0), idénticos conectores y mismas capacidades de almacenamiento (16 y 32 GB).

Samsung Galaxy Note
Samsung Galaxy Note
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Samsung Galaxy Note
Samsung Galaxy Note
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Para algunos, puede que el mayor tamaño y resolución de pantalla sea suficiente para justificar la superioridad del Galaxy Note, con el que de hecho da gusto navegar por páginas web. Pero Samsung ha querido aportar algo más de distinción con un lápiz que se saca de un hueco habilitado en la parte interior trasera del equipo para aplicar su punta sobre la pantalla: el llamado S Pen.

Hasta el "stylus", todo es pantalla

Aunque a priori pueda parecer un intento por rescatar la moda de las viejas PDA, la gracia del susodicho lápiz no es usarlo para moverse por la interfaz del teléfono. Ello puede hacerse sin problemas y combinándose con las pulsaciones de los mismos dedos, pero cuando resulta especialmente útil es a la hora de realizar trazos con precisión.

Samsung Galaxy Note
Samsung Galaxy Note
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Prueba de ello son los bocetos realizados a pie del estand de Samsung en IFA por varios dibujantes. Una actividad que ha servido estos días para ilustrar -nunca mejor dicho- las posiblidades de la aplicación que acompaña al lápiz, llamada S Note, a base de hacer retratos a todo el que se acercase a las instalaciones de la firma surcoreana y lo pidiese de buenas maneras.

Se trata de un programa de corte bastante sencillo que permite personalizar aspectos como el color y el grosor del trazo, ya sea para crear alguna nota manuscrita, trazar indicaciones adicionales sobre un mapa o sencillamente dibujar.

Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Las creaciones realizadas con el S Pen pueden ser añadidas a los escritorios principales de Android para tenerlas siempre a mano.

Nos encontramos por tanto ante una idea similar a la que ya vimos en un tabet como el HTC Flyer. Y sí, puede parecer una chorrada, pero también es cierto que en determinadas ocasiones algo tan sencillo como poder escribir o dibujar como si tuviésemos una libreta y un bolígrafo puede ser bastante útil.

¿Un híbrido o simplemente un smartphone algo peculiar?

Desconocemos si existe un registro al respecto, pero la memoria nos dice que el índice de productos que han acabado fracasando tras ser presentados con el ánimo de crear "una nueva categoría de producto" (tal como proclama la compañía en la nota de prensa emitida para desvelar este Galaxy Note) es bastante alto.

Samsung Galaxy Note
Samsung Galaxy Note
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Aun sin estar muy claro si al usuario de a pie le parecerán útiles o no las aplicaciones del lápiz, lo cierto es que el dispositivo no deja de ser un gran smartphone, perfectamente autosuficiente sin el citado estilete y poseedor del mismo "ADN Galaxy" con el que Samsung ya ha cosechado un gran éxito en este segmento de mercado. Sólo que con una pantalla más grande y definida, claro.

En este sentido, quizás el principal riesgo que corre lo aporta precisamente el tamaño de la pantalla, a medio camino entre el acostumbrado en los smartphones de última generación (de 3 a 4 pulgadas) y los tablets más asentados (de 7 a 10 pulgadas). Puede que se quede en tierra de nadie o que a quienes lo adquieran no les importe llevar un poco más de volumen y peso en el bolsillo.

Samsung Galaxy Note
Samsung Galaxy Note
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Como la respuesta a esta disyuntiva no comenzaremos a entreverla hasta que llegue a los catálogos de las operadoras (con suerte, lo hará de aquí a finales de año), sólo podemos decir que, al menos en comparación con anteriores smartphones con pantalla de en torno a 5 pulgadas como el Dell Streak, el Samsung Galaxy Note posee un diseño mucho mejor resuelto, un software notoriamente más maduro y un apartado multimedia a la altura de las circunstancias.

Fuentes y más información
Productos relacionados (1)
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar