• Panasonic Lumix GX7: primeras muestras
  • Samsung Galaxy Gear: toma de contacto
Prueba de producto
UN COMPLETO "TODO EN UNO"

Samsung Galaxy Note 8.0: análisis

 
3
SEP 2013

Hace unos meses Samsung aumentaba -de nuevo- el número de efectivos de una de las familias de su catálogo de productos de la mano del Galaxy Note 8.0. Situado a medio camino entre el Galaxy Note II y el Note 10.1, este tablet de 8 pulgadas es sin duda la respuesta de la compañía surcoreana a la llegada del iPad mini al mercado. Con un formato similar al del dispositivo de Apple, el Galaxy Note 8.0 cuenta con las mismas armas distintivas que el resto de los equipos de la saga Note: la posibilidad de funcionar como teléfono y la incorporación del lápiz S Pen.

Con una pantalla de 8 pulgadas (muy cercanas a las 7,9 del panel del iPad mini), 2 GB de RAM y un chip Exynos con procesador de cuatro núcleos a 1,6 GHz, el Galaxy Note 8.0 fue una de las pocas novedades con que Samsung se presentó en la última edición del Mobile World Congress.

Este nuevo tablet, situado a medio camino entre el Galaxy Note II y el Note 10.1, llegaba como la versión agrandada de su homónimo de 5,5 pulgadas. Y es que el Note 8.0 posee unas formas redondeadas más cercanas al estilo habitual de los smartphones de Samsung que al de sus tablets, aunque coincide con ambos en el hecho de poder enviar y recibir llamadas de voz.

Samsung Galaxy Note 8.0
Samsung Galaxy Note 8.0
Foto: Samsung

Una función que, pese a que puede ser un tanto engorrosa dado el tamaño del equipo, confiere al dispositivo una serie de ventajas, como la posibilidad de usar servicios de mensajería instantánea (WhatsApp, por ejemplo) o navegar por Internet desde cualquier lugar gracias a la conexión de datos.

Armado de serie con la versión 4.1 de Android, incorpora además el lápiz con tecnología de Wacom conocido como S Pen, tan característico de la familia Galaxy Note. Se trata además el primer tablet de Samsung en el que es posible accionar los iconos táctiles retroiluminados que están bajo la pantalla con el mencionado lápiz.

Con un modelo de 16 GB y con conectividad 3G entre las manos, es hora de comprobar qué tal se comporta el hermano mayor del Note II.

Diseño "unibody" de formas redondeadas

El Galaxy Note 8.0 presume de delgadez (8 milímetros) y ligereza (350 gramos), aunque a simple vista pueda llegar a parecer que no se trata de un dispositivo demasiado liviano. Puestos a comparar, el Xperia Tablet Z, con 150 gramos más de peso, aparenta ser menos pesado siendo bastante más grande. Una percepción en la que mucho tiene que ver, sin duda, el diseño del tablet de Samsung.

Samsung Galaxy Note 8.0
Samsung Galaxy Note 8.0
Foto: Samsung
Samsung Galaxy Note 8.0
Samsung Galaxy Note 8.0
Foto: Samsung

Siguiendo la línea de sus últimos dispositivos, la firma surcoreana ha montado la pantalla de 8 pulgadas del Galaxy Note 8.0 en un chasis de policarbonato con bordes plateados. Un aspecto exterior que recuerda -y mucho- a la versión con pantalla de 5 pulgadas, y que de nuevo otorga a este dispositivo la apariencia de ser un tanto endeble. Esta sensación se acrecienta al fijar nuestra atención en la tapa trasera del equipo, que incluso podemos notar que se hunde levemente al ejercer un poco de presión sobre ella (algo que nos podría llevar a pensar erróneamente que es extraíble).

Samsung Galaxy Note 8.0
Samsung Galaxy Note 8.0
Foto: Samsung

En lo que respecta a los botones físicos y a las conexiones, cuenta con una acertada disposición de los mismos. En el lateral derecho encontramos el imprescindible botón de bloqueo y encendido, el control de volumen y el puerto de infrarrojos. En la parte superior del equipo se sitúa la salida mini-jack de 3,5 milímetros para auriculares, mientras que en la de abajo nos topamos con el puerto micro-USB y dos altavoces estéreo (aunque la calidad de audio del dispositivo no nos haya convencido mucho, al menos los altavoces no están situados en la parte trasera, como sucede en el Galaxy Note II o el Galaxy S4).

Samsung Galaxy Note 8.0
Samsung Galaxy Note 8.0
Foto: Samsung
Samsung Galaxy Note 8.0
Samsung Galaxy Note 8.0
Foto: Samsung

Escondido también en la parte inferior está el compartimento del S-Pen, una oquedad en la que el estilete encaja a la perfección y queda bien asegurado. Es en el costado izquierdo donde observamos que se emplazan las ranuras para tarjetas microSD y micro-SIM, sendas cubiertas por tapas de plástico.

Samsung Galaxy Note 8.0
Samsung Galaxy Note 8.0
Foto: Samsung

Presidiendo el frontal encontramos la pantalla, rodeada por unos comedidos marcos y acompañada en la parte inferior por los ya habituales botones "capacitivos" (uno de ellos físico, como viene siendo costumbre en los dispositivos de la firma), situados con gran tino fuera del panel del tablet. En la parte superior se sitúan el sensor de proximidad y luz ambiente, el imprescindible auricular y la cámara de 1,3 megapíxeles para videollamadas.

Pantalla TFT de 8 pulgadas

Sorprendentemente el panel del Note 8.0 es TFT, no Super AMOLED como los que encontramos en otros terminales de la compañía (véanse los Galaxy S4 y S III o el Galaxy Note II). Sin embargo, su resolución de 800 x 1.280 píxeles y su densidad de 189 píxeles por pulgada (el iPad Mini se queda en 160) dejan a la pantalla del tablet de 8 pulgadas de Samsung en muy buen lugar.

Samsung Galaxy Note 8.0
Samsung Galaxy Note 8.0
Foto: Samsung

El contraste y la profundidad de color que muestra este panel son realmente buenos, igual que los ángulos de visión. Eso sí, el Note 8.0 recoge la herencia de saturar un tanto los colores que acusan todos los dispositivos Samsung, aunque como ya vimos en el S4 este equipo también nos permite elegir entre diferentes modos de pantalla, algunos de ellos con colores menos vivos e ideales para los más puristas.

Foto: Quesabesde

En cuanto a la visibilidad del panel, ésta empeora si hacemos uso del equipo en exteriores. Sin embargo, se trata de un problema recurrente en este tipo de dispositivos, y pese a ello la incidencia de la luz del sol sobre la pantalla del Galaxy Note 8.0 no imposibilita su uso. En cuanto al brillo, puede regularse de forma manual bajando o subiendo la intensidad del mismo desde el panel desplegable de la parte superior de la pantalla o desde el menú de ajustes.

Foto: Quesabesde

El Note 8.0 cuenta además con lo que Samsung ha bautizado como Estancia Inteligente, una función que mantiene la pantalla del equipo encendida cuando la estemos mirando. El dispositivo se vale de su cámara frontal para detectar los ojos del usuario y así mantener el panel iluminado. Si bien no funciona a las mil maravillas, esta prestación es de agradecer en más de una circunstancia y suponemos que contribuye a estirar un poco más la justa autonomía del dispositivo.

Samsung Galaxy Note 8.0
Samsung Galaxy Note 8.0
Foto: Samsung
Samsung Galaxy Note 8.0
Samsung Galaxy Note 8.0
Foto: Samsung

La respuesta táctil de la pantalla y su velocidad son realmente buenas. Al menos durante nuestras pruebas no hemos detectado problemas al respecto.

Tablet, teléfono, agenda y libro electrónico

En el Note 8.0 encontramos algunas de las funcionalidades incorporadas también en su homónimo de 5 pulgadas (como la opción de multiventana) o en el Galaxy S4. Eso sí, Samsung no ha incluido en él la marabunta de funciones que pudimos ver en el terminal estrella de la firma, sino que -acertadamente a nuestro parecer- ha hecho una selección de aquéllas que mejor se adaptan al uso del tablet con el S-Pen.

Samsung Galaxy Note 8.0
Samsung Galaxy Note 8.0
Foto: Samsung

Entre las elegidas está la bautizada como Air View, que nos permite obtener información a modo de avance si mantenemos el estilete sobre la pantalla sin llegar a tocarla. Así, al acercarlo a una carpeta de la galería de imágenes se muestra una previsualización de las fotografías que ésta contiene en su interior. También podemos ver un fotograma determinado de un vídeo que está en marcha si seguimos el avance de la reproducción con el S-Pen. Eso sí, el Air View sólo lo soportan ciertas aplicaciones nativas o preinstaladas de serie.

Samsung Galaxy Note 8.0
Samsung Galaxy Note 8.0
Foto: Samsung

El Note 8.0 incorpora también lo Samsung llama Modo Lectura, que sin duda hará las delicias de quienes busquen deshacerse de su libro electrónico y usar sólo el tablet. Esta función está configurada para que el color y la iluminación de la pantalla sean idóneos según cada situación lumínica, algo que parece que logra al emitir menos luz para no cansar la vista. Además, el lápiz, que en aplicaciones de terceros actúa como un mero sustituto del dedo, permite añadir anotaciones o subrayar textos en aplicaciones propias como Readers Hub.

Samsung Galaxy Note 8.0
Samsung Galaxy Note 8.0
Foto: Samsung

Pero el S-Pen no es sólo útil a la hora de leer libros, sino que su respuesta y precisión son destacables en todas sus interacciones con el Note 8.0. Al sacarlo de su orificio, el tablet se sitúa automáticamente en la pantalla en la que está localizado el widget del programa Nota S (preinstalado de serie) y cambia las aplicaciones favoritas de la zona inferior de la interfaz por las más utilizadas con el S-Pen.

Samsung Galaxy Note 8.0
Samsung Galaxy Note 8.0
Foto: Samsung

Otra de las funciones del lápiz es la de capturar cualquier cosa que se muestre en la pantalla: basta con pulsar el botón del S-Pen y dibujar una forma cerrada alrededor de aquello que queremos guardar.

Foto: Quesabesde
Aspecto de la interfaz de la aplicación a-Note que Samsung incluye en el Galaxy Note 8.0.

Entre el software ofrecido por Samsung también destaca a-Note, que conjuga notas escritas con el calendario y ofrece una organización por temáticas (una aplicación un tanto recargada a nuestro parecer pero que resultará ideal para aquellos fanáticos de las agendas), además de Flipboard, que soporta el uso del lápiz en la función Air View.

¿Un tablet para tomar fotografías?

Dejando a un lado el debate de si es práctico o no realizar fotografías con un tablet, lo cierto es que el Note 8.0 se comporta bastante bien fotográficamente hablando. Por descontado, no dispone del mejor equipo fotográfico del mercado, pero muestra un rendimiento dentro de la media, además de ofrecer funciones como enfoque automático, detector de rostros o geoetiquetado.

Muestras: 5 MP
Las capturas se han realizado con un Samsung Galaxy Note 8.0
las capturas se han realizado con un samsung galaxy note 8.0
las capturas se han realizado con un samsung galaxy note 8.0
las capturas se han realizado con un samsung galaxy note 8.0
las capturas se han realizado con un samsung galaxy note 8.0
las capturas se han realizado con un samsung galaxy note 8.0
las capturas se han realizado con un samsung galaxy note 8.0

Eso sí, como cabía esperar, las tomas adolecen de una cantidad abrumadora de ruido en ambientes con poca luz (algo típico en este tipo de dispositivos). Sin embargo, los 5 megapíxeles y la apertura de f2.7 de su cámara trasera permiten realizar tomas de una calidad aceptable en exteriores, siempre y cuando las condiciones lumínicas sean buenas.

Vídeo
Secuencias grabadas con un Samsung Galaxy Note 8.0:

La historia se repite con los vídeos Full HD a 30 fotogramas por segundo que es capaz de grabar este tablet: la calidad de éstos se enmarca dentro de la media y queda muy supeditada a las condiciones de luz en las que se realice la grabación.

Una autonomía en la justa medida.

El procesador de cuatro núcleos de Samsung a 1,6 GHz que monta el Note 8.0 y su memoria RAM de 2 GB forman un tándem capaz de trabajar con soltura con la versión 4.1 de Android (y la capa de personalización de la casa TouchWiz) que incorpora de serie el tablet de Samsung. Durante nuestras pruebas el equipo se ha desenvuelto a la perfección a la hora de navegar, jugar o hacer uso de la funcionalidad de multiventana.

Foto: Quesabesde

No podemos decir lo mismo acerca de su autonomía, que si bien no decepciona, tampoco sobresale. Con una batería de 4.600 mAh, la vida útil del Note 8.0 durante una jornada viendo algunos vídeos, jugando y utilizando diferentes redes sociales no ha superado las nueve horas.

Gama alta incluso en el precio

No hay duda de que el Galaxy Note 8.0 muestra un rendimiento sobresaliente. Se trata de un dispositivo de dimensiones y peso comedidos -para tratarse de un tablet- dotado de un hardware de primera y un software pensado para convertir el equipo en un completo "todo en uno": recepción y envío de llamadas, agenda, libro electrónico... Además, cuenta con la gran baza del S-Pen, idiosincrásico ya en todos los dispositivos de la familia Note.

Samsung Galaxy Note 8.0
Samsung Galaxy Note 8.0
Foto: Samsung

Sin despuntar en el campo de la autonomía, el Note 8.0 no destaca tampoco si hablamos de precio -o sí, depende de cómo se mire-, puesto que la versión de 16 GB con 3G del mismo puede encontrarse actualmente en algunas tiendas on-line por 450 euros. El mismo coste por el que se puede adquirir la versión de 16 GB con 4G del iPad mini y un precio bastante más elevado en comparación con los 350 euros por los que se pondrá a la venta el modelo de 32 GB con LTE del nuevo Nexus 7, con tan sólo una pulgada menos de pantalla.

Samsung Galaxy Note 8.0
Samsung Galaxy Note 8.0
Foto: Samsung

Bien es cierto que los usuarios que no necesiten la funcionalidad de teléfono siempre pueden optar por la versión equipada sólo con Wi-Fi del tablet de Samsung, que puede encontrarse por unos 380 euros. Sin embargo, actualmente el mercado está plagado de dispositivos que ofrecen prestaciones similares a las incluidas en el Galaxy Note 8.0 por un coste inferior, por lo que nos resulta un tanto complicado pensar que el S-Pen se pueda convertir en un elemento tan decisivo a la hora de realizar un desembolso de casi 400 euros por un tablet.

Nota: las tarjetas de memoria que aparecen fotografiadas en este artículo han sido cedidas por SanDisk como parte de un acuerdo publicitario alcanzado entre esta compañía y QUESABESDE.COM.

Artículos relacionados (2)
Prueba de producto
26 / FEB 2013
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar