• Sony A68: análisis
  • Sony Xperia X: análisis fotográfico
Prueba de producto
Samsung Galaxy Note 7
Foto: Alberto Ballestín (Quesabesde)

Samsung Galaxy Note 7: primeras impresiones

3
3
AGO 2016
Texto y fotos: Alberto Ballestín   |  Londres

Pocos teléfonos ejemplarizan la importancia de la suma de las partes como la gama Galaxy Note. Y es que el phablet estrella de Samsung no ha llegado a ser lo que es solo por tener una pantalla grande u ofrecer un lápiz digital, sino por hacer que estas y otras prestaciones se saquen el máximo partido las unas a las otras. La última generación del dispositivo se encarga de hacerlo patente.

Tan grande como el modelo anterior e igualmente poblado de píxeles, las 5,7 pulgadas del Galaxy Note 7 encierran muchos más cambios de los que podrían intuirse fijándose únicamente en el Galaxy Note 5, que no llegó a aparecer oficialmente en Europa. En cierta medida no deja de ser una evolución gradual, pero igual que el Galaxy S7 solucionó las ineludibles carencias del Galaxy S6, el nuevo Note se dispone enderezar la dirección de un modelo que brevemente pareció haber perdido el rumbo.

Samsung Galaxy Note 7
Samsung Galaxy Note 7
Foto: Alberto Ballestín (Quesabesde)

Sin duda la peculiaridad más interesante de este teléfono de grandes dimensiones es el uso de un novedoso sistema de desbloqueo que reconoce al usuario escaneando su iris. Si bien no se trata de una primicia absoluta, nunca antes Samsung había utilizado esta tecnología en uno de sus teléfonos.

Durante la toma de contacto ofrecida ayer en el evento de presentación en Londres, el sistema de reconocimiento de iris se mostró bastante preciso. La mayor dificultad reside en enfocar correctamente a los ojos, y es que inicialmente cuesta dar con el ángulo y la distancia para desbloquear al primer intento el teléfono o los contenidos privados contenidos en el mismo. Una vez dominado este punto, la operación de desbloqueo tiene lugar en menos de un segundo.

samsung galaxy note 7
Samsung Galaxy Note 7
Foto: Alberto Ballestín (Quesabesde)

El sistema de reconocimiento de iris funciona sin problemas tanto con gafas graduadas como con lentes de contacto, teniendo siempre en cuenta que el registro del iris ha de realizarse siempre a ojo descubierto. De carácter complementario a la huella dactilar, esta última sigue siendo más rápida y en ocasiones también más práctica.

Totalmente sumergible

Más allá de la capacidad para desbloquear el teléfono con solo un vistazo, el Galaxy Note 7 llama la atención por las mejoras introducidas en su S Pen. No solo es mucho más preciso gracias a su nueva punta de 0,7 milímetros, sino que además muestra una latencia extremadamente reducida y que contribuye a tomar notas y realizar bocetos de forma mucho más natural.

A nivel de software el S Pen y por extensión el Galaxy Note 7 reciben una completa puesta al día. El teléfono permite tomar notas sin necesidad de encender la pantalla -toda una revelación-, e incorpora nuevas funciones como la traducción de texto y la creación de archivos móviles en formato GIF utilizando el lápiz para seleccionar las zonas de la pantalla a capturar.

samsung galaxy note 7
Samsung Galaxy Note 7
Foto: Alberto Ballestín (Quesabesde)
samsung galaxy note 7
Samsung Galaxy Note 7
Foto: Alberto Ballestín (Quesabesde)
El S Pen puede utilizarse con el Galaxy Note 7 bajo el agua

Por si esto no fuera suficiente, el nuevo S Pen funciona hasta debajo del agua. Todo el dispositivo ha sido diseñado para trabajar sumergido, lo cual incluye tomar notas e incluso disparar la cámara de fotos. De hecho su manejo acuático se realiza exclusivamente con el lápiz digital, puesto que el teléfono es incapaz de reconocer los gestos realizados con la pantalla mojada.

Vuelve el lector microSD pero no la batería desmontable

Con todo, el Galaxy Note 7 no será el phablet perfecto porque sencillamente no es posible. Tampoco lo fueron sus predecesores, y de hecho el Galaxy Note 5 fue duramente criticado por perder dos de las características más preciadas de la gama: el lector de tarjetas microSD y la batería desmontable.

Con la introducción del Galaxy Note 7, Samsung ha querido aplacar a los seguidores del modelo devolviéndoles la compatibilidad con tarjetas de memoria (la ranura soporta unidades de hasta 256 GB para complementar los 64 GB internos del teléfono). La batería, sin embargo, no se puede desmontar.

samsung galaxy note 7
Samsung Galaxy Note 7
Foto: Alberto Ballestín (Quesabesde)
samsung galaxy note 7
Samsung Galaxy Note 7
Foto: Alberto Ballestín (Quesabesde)

En descargo de Samsung, así como no es posible sustituir la batería del Galaxy Note 7 en caso de emergencia (algo menos inusual de lo que parece dada la orientación profesional del modelo), el dispositivo cuenta con un acumulador de mayor capacidad, pasando de 3.000 a 3.500 mAh. Además, se puede cargar rápidamente mediante un cable USB-C (Samsung incluye un adaptador para utilizar cargadores microUSB convencionales) o una base inalámbrica.

Por otro lado, Samsung no ofrece baterías de sustitución, pero sí una funda protectora con una batería adicional. Este práctico complemento añade 3.100 mAh a la batería integrada en el Galaxy Note 7, y lo hace con una peculiaridad muy significativa: la transmisión de energía es inalámbrica, por lo que sigue siendo posible conectar un cable USB al teléfono. Su peso es notable, como también lo es la dificultad para separarla del teléfono una vez instalada.

samsung galaxy note 7
Samsung Galaxy Note 7
Foto: Alberto Ballestín (Quesabesde)
samsung galaxy note 7
Samsung Galaxy Note 7
Foto: Alberto Ballestín (Quesabesde)

El resto del hardware no deja de ser una adaptación en formato XL del Galaxy S7, presumiendo de un procesador Exynos de última generación (Europa no recibirá en un principio la variante firmada por Qualcomm), 4 GB de RAM y una muy notable cámara de 12 megapíxeles trasplantada desde el Galaxy S7 que posee la capacidad de capturar imágenes en formato RAW.

En cuanto al sistema operativo, la interpretación de Android 6.0 realizada por Samsung recibe pequeñas pinceladas para modernizar su aspecto. No es necesario decir que su funcionamiento durante la toma de contacto ha sido todo lo rápido y fluido que se puede esperar de un teléfono de su categoría, si bien algunas funciones avanzadas todavía podían estar más pulidas. Por ejemplo, el traductor del S Pen identificaba palabras en español como si fueran portuguesas.

Realidad virtual mejorada

Con todo, el Galaxy Note 7 es mucho más que una herramienta de trabajo. Samsung sigue igual de determinada que el primer día en su misión como evangelista de la realidad virtual, y ha aprovechado el debut del dispositivo para dar a conocer su nuevo Gear VR.

El visor de realidad virtual sigue utilizando el teléfono como unidad de procesamiento y pantalla, pero incorpora algunas mejoras interesantes. El campo de visión es ahora más amplio, pasando de 96 a 101 grados, mientras que el color negro evita que la luz rebote de forma incómoda para el usuario. Cuenta además con un conector USB-C, sustituible para facilitar su compatibilidad con otros modelos.

samsung galaxy note 7
Samsung Galaxy Note 7
Foto: Alberto Ballestín (Quesabesde)

Como sucedió con el Galaxy S7, Samsung ofrecerá un Gear VR de regalo para todos aquellos clientes que reserven un Galaxy Note 7 antes de su lanzamiento a comienzos de agosto. Lo que todavía no ha desvelado la compañía es el precio de su nuevo teléfono, que probablemente se moverá por encima de los 700 euros.

Productos relacionados (1)
3
Comentarios
Cargando comentarios