• Lomo Instant: análisis
  • Canon PowerShot G7 X: análisis
Prueba de producto
Samsung Galaxy Note 4
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Samsung Galaxy Note 4: análisis

2
11
DIC 2014
Texto: Alberto Ballestín  |  Fotos: Álvaro Méndez

Grande como pocos y práctico como ninguno, el Galaxy Note ocupa un lugar único en el extenso, casi abotagado universo de Samsung. Fue el teléfono que dio inicio al inacabable segmento de los phablets y el que recuperó el interés de los usuarios por el denostado stylus como elemento de introducción de datos, todo ello en un dispositivo tal vez poco merecedor del apelativo móvil, pero sin embargo a la altura de los mejores buques insignia. La cuarta generación sigue haciendo gala de los mismos atributos básicos, pero aquí es donde terminan los parecidos entre el primitivo Note lanzado en 2011 y el modelo que acaba de llegar al mercado.

Se distinguen por sus grandes dimensiones, su orientación productiva y unas prestaciones generalmente elevadas. Son los phablets, teléfonos de talla XXL que hace apenas tres años eran objeto de mofa y befa, pero que hoy por hoy suponen una importante parte del mercado, hasta el punto de que todos los fabricantes con un mínimo de credibilidad cuentan con un modelo de esta tipología en su catálogo.

Entre ellos destaca sin duda la saga Galaxy Note. Lanzada en el año 2011, la primera generación del phablet de referencia de Samsung causó sensación no solo por sus 5,3 pulgadas, hoy casi convertidas en norma dentro de la parte alta del mercado, sino por su gran potencia y la resurrección del casi olvidado stylus como elemento de interacción. Con él, el humilde lápiz digital recuperaba su antiguo protagonismo como herramienta de productividad para una nueva generación de dispositivos.

Samsung Galaxy Note 4
Samsung Galaxy Note 4
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Arropada en el éxito de sus predecesoras, la cuarta generación del Galaxy Note se presenta siguiendo las mismas pautas: una gran pantalla, potencia a espuertas y un stylus de gran sensibilidad que vuelve a ser la referencia del segmento. Incorpora además algunas de las características clave del reciente Galaxy S5 y un diseño mucho más refinado, en un claro intento por acallar las críticas vertidas sobre el anodino aspecto y los prosaicos materiales que venían siendo utilizados en un teléfono móvil de 700 euros.

Más que cualquiera de las versiones anteriores, el Galaxy Note 4 supone un auténtico paso adelante. Los cambios introducidos por Samsung en su phablet de referencia son numerosos e importantes. Mucho más que un simple trabajo de chapa y pintura.

Genuinamente premium

Atrás quedaron los tiempos en los que Samsung era sinónimo de plásticos baratos y diseños impersonales. Tras tres generaciones de dispositivos visualmente anodinos, el fabricante surcoreano ha querido dar al Galaxy Note 4 el protagonismo que se merece con una apariencia totalmente nueva que destaca por el uso de un chasis metálico finamente mecanizado.

Atrás quedaron la falsa carcasa de cuero bordado del modelo anterior y sus ínfulas premium en base al uso de acabados cromados. Samsung ha tomado la acertada decisión de dotar a su modelo más completo de una estructura de aluminio con bordes biselados, muy delgada (el teléfono solo mide 8,5 milímetros de grosor) y excelentemente terminada.

samsung galaxy note 4
Samsung Galaxy Note 4
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

La parte trasera sigue siendo de plástico y posee una textura orgánica, si bien esta vez Samsung ha evitado aparentar más de la cuenta evitando los falsos pespuntes del modelo anterior. La tapa es desmontable, permitiendo acceder a los lectores de tarjetas SIM y microSD, así como la batería del dispositivo. A diferencia de lo que sucede con el Galaxy S5, el Note 4 no posee protección especial contra el polvo ni el agua, por lo que carece de cualquier tipo de sellado.

Los botones, realizados en metal, ofrecen una resistencia adecuada al tacto, si bien podría ser un poco más pronunciada para facilitar su activación. Destaca su peculiar forma y el trabajo de biselado, que contribuyen a que el Note 4 se sienta un teléfono más lujoso y acorde con su precio.

samsung galaxy note 4samsung galaxy note 4samsung galaxy note 4samsung galaxy note 4samsung galaxy note 4samsung galaxy note 4
Calidad por los cuatro costados

Samsung ha tomado la agradecida decisión de sustituir los perfiles de plástico cromado por un cuidado marco de metal finamente mecanizado que aporta una elevada rigidez y una mayor sensación de calidad aparente

samsung galaxy note 4
Samsung Galaxy Note 4
Álvaro Méndez (Quesabesde)
samsung galaxy note 4
Samsung Galaxy Note 4
Álvaro Méndez (Quesabesde)
samsung galaxy note 4
Samsung Galaxy Note 4
Álvaro Méndez (Quesabesde)
samsung galaxy note 4
Samsung Galaxy Note 4
Álvaro Méndez (Quesabesde)
samsung galaxy note 4
Samsung Galaxy Note 4
Álvaro Méndez (Quesabesde)
samsung galaxy note 4
Samsung Galaxy Note 4
Álvaro Méndez (Quesabesde)

Con una pantalla de 5,7 pulgadas, el Note 4 no es precisamente un teléfono pequeño. Pese a ello, con un peso de 176 gramos se siente un dispositivo delgado y bastante ligero en relación a su tamaño. Sus cotas resultan doblemente llamativas si se considera que, además de incluir el hardware más avanzado del momento, el Note 4 también incorpora elementos poco habituales como un lector de huellas dactilares y un pulsímetro.

Con todo, es un teléfono grande. Muy grande. Su manejo a una sola mano no es nada sencillo, a menos que se tengan unos dedos a la escala del teléfono, y tratar de enviar un mensaje de texto sin llegar a usar las dos manos es invitar a un impacto contra el pavimento. Afortunadamente su transporte en los bolsillos no resulta especialmente incómodo, si bien el uso de una funda protectora puede cambiar esta percepción.

Aunque fino y relativamente ligero, las dimensiones del Galaxy Note 4 hacen necesario el uso de ambas manos para realizar la mayoría de las operaciones más comunes

samsung galaxy note 4
Samsung Galaxy Note 4
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

El afamado stylus S Pen, sin duda el mayor reclamo del dispositivo junto a su pantalla, se aloja firmemente en la parte inferior de la estructura. Está fabricado en plástico ligero y posee un botón con el que se activan varias funciones exclusivas diseñadas para incrementar la productividad del usuario. Comparado con el resto del teléfono, el stylus aparenta ser algo más barato en cuanto a la calidad aparente de sus materiales, lo cual no quiere decir que esté mal hecho.

Una nueva referencia en pantallas

Pero la cuidada construcción del Galaxy Note 4 no es el único aspecto exterior que ha dado un notable salto hacia delante. Tras generaciones de pantallas AMOLED que adolecían de una notable (y desagradable) propensión a tintar las imágenes de azul, sus últimos dispositivos han comenzado a equipar nuevos paneles de altísima precisión.

En un teléfono tan grande como el Note 4 tener una pantalla de buena calidad es imperativo, algo que Samsung ha conseguido interiorizar al fin. Con un total de 1440 x 2560 píxeles, el Note 4 pasa por tener una de las resoluciones más elevadas del mercado, superando ampliamente a su predecesor, pero es que además su pantalla Super AMOLED brilla por la fidedigna representación de los colores, una luminosidad adecuada (aunque no sea la más elevada) y unos ángulos de visión estupendos.

samsung galaxy note 4
Samsung Galaxy Note 4
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

El uso de un panel con resolución QHD confiere al Note 4 una nitidez extraordinaria pese a sus 5,7 pulgadas

Otro punto a favor del Note 4 es su aceptable visibilidad en exteriores. Esto no solo se debe al elevado contraste proporcionado por la tecnología de paneles orgánicos, donde Samsung prácticamente impone su ley, sino a una característica capaz de elevar el brillo de la pantalla más allá del límite convencional cuando el teléfono se encuentra bajo el sol.

En suma, el Galaxy Note 4 ofrece a sus usuarios una de las mejores pantallas del mercado, si no la mejor. Su único defecto es que su elevada resolución y gran tamaño tienen un impacto negativo en la batería, que no por ser más grande que en el modelo anterior resulta especialmente notable.

Cabe destacar que el Galaxy Note 4 es el primer phablet del mercado en estar protegido con una lámina de vidrio reforzado con Gorilla Glass 4. Este nuevo cristal no solo ofrece una mayor protección contra arañazos que el anterior Gorilla Glass 3, sino que ha sido formulado especialmente para resistir impactos como los producidos al caer un teléfono contra el suelo.

Grande también en prestaciones

Que el Galaxy Note 4 sea un teléfono potente no es ya una expectativa, sino una necesidad. Con el iPhone 6 Plus ya a la venta, Samsung se ha encontrado ante la obligación de darlo todo y a todos los niveles. Las prestaciones son otro aspecto crítico en el que el Galaxy Note 4 no defrauda.

Movido por un brioso procesador Snapdragon 805 y 3 GB de RAM, el Galaxy Note 4 ofrece unas prestaciones similares a las de los mejores teléfonos del momento, pero en formato king size. Las pruebas de rendimiento así lo constatan. El dispositivo arroja unas notas de 47.243 y 23.539 puntos en los benchmarks AnTuTu y Quadrant, respectivamente, lo que implica que es incluso sensiblemente más potente que el ya poderoso Galaxy S5. Además de ser caballo grande, el Note 4 anda como pocos.

Las pruebas de rendimiento muestran resultados superiores incluso a los del Galaxy S5, actual buque insignia de Samsung

samsung galaxy note 4
Samsung Galaxy Note 4
Foto: Alberto Ballestín (Quesabesde)

Por supuesto, esta necesidad es doble (triple, incluso) cuando se tiene en cuenta que el Note 4 es un dispositivo para trabajar y que además cuenta con una resolución muy superior a los ya habituales 1080 x 1920 píxeles.

Así como su rendimiento general es mucho más que adecuado, el gran número de puntos en pantalla parece tener un cierto efecto negativo cuando se trata de ejecutar juegos, con títulos como "Dead Trigger 2" exhibiendo ligeras caídas de frame rate en puntos donde otros teléfonos de gama alta se desenvuelven con soltura.

samsung galaxy note 4
Samsung Galaxy Note 4
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

El rendimiento general del Galaxy Note 4 no tiene tacha alguna, aunque su gran resolución puede tener un pequeño impacto en la fluidez de aplicaciones muy exigentes

Esto no quiere decir que el rendimiento lúdico del Note 4 sea deficiente, porque en términos generales sigue estando muy por delante del 90% de los teléfonos a la venta, pero sí que (como sucede con el LG G3) el uso de una pantalla QHD no conlleva únicamente ventajas.

El rendimiento general de las aplicaciones para Android vuelve a ser lógicamente excepcional. Las apps habituales arrancan con gran velocidad y se mueven con la soltura esperable de todo un Snapdragon 805, y aunque sus 32 GB pueden tornarse algo escasos para los usuarios más exigentes, el lector de tarjetas microSD integrado le permite salvar cualquier posible falta de espacio.

A pesar de que Samsung ha incluido una batería de mayor capacidad que en el Note 3, su rendimiento no es espectacular. El potente procesador y la imponente pantalla tienen unas necesidades energéticas considerables

samsung galaxy note 4
Samsung Galaxy Note 4
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

¿Y qué hay de la batería? A pesar de que Samsung ha incluido un acumulador de 3.220 mAh (ligeramente superior a los 3.200 mAh del Note 3), su rendimiento no es especialmente espectacular. El potente procesador y la imponente pantalla tienen unas necesidades energéticas considerables, hasta el punto de que con un uso común es bastante difícil alcanzar el día y medio de autonomía.

Si a esto se añade el hecho de que se trata de un teléfono de orientación productiva y que por tanto va a recibir un uso bastante continuado, cargarlo de noche es menos una recomendación que una necesidad. Su batería es mejor que la del modelo anterior y realmente no desentona si se compara con otros teléfonos de similares dimensiones, pero definitivamente es necesario interiorizar que no se trata de un Xperia Z3.

Un software pensado para ayudar al usuario

Al igual que el Galaxy S5, con el que comparte escalafón, estética y un buen número de componentes, el Note 4 utiliza la última versión de la interfaz TouchWiz ejecutándose sobre Android 4.4.4. Es la revisión más agradable a la vista y usable de todas las que ha lanzado Samsung hasta la fecha, y aunque todavía dista de ser perfecta, ya no pondrá pies en polvorosa a los fans más acérrimos de las versiones limpias de Android.

Más plano y menos entrometido que las versiones precedentes (aunque no totalmente desprovisto de pequeñas ralentizaciones al cargar una nueva pantalla), la versión de TouchWiz disponible en el Note 4 destaca por su atractiva interfaz y varias opciones especialmente optimizadas para su uso en pantallas de gran tamaño.

samsung galaxy note 4
Samsung Galaxy Note 4
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
El modo multiventana permite aprovechar al máximo la pantalla del Note 4 al tiempo que incrementa la productividad.

La más importante de ellas es un refinado modo multiventana que permite abrir varias aplicaciones en dos ventanas distintas configurables en tamaño y posición, con la posibilidad de abrir enlaces en ventanas diferentes y copiar datos entre las aplicaciones que así lo permitan con solo arrastrar y soltar.

Adicionalmente, el Note 4 incorpora un pulsímetro a imagen y semejanza del Galaxy S5. Quién puede querer llevar encima un teléfono de casi 6 pulgadas para hacer ejercicio es una pregunta que sin duda habrá sido ponderada por los planificadores de producto de Samsung (o eso esperamos). Además, el Galaxy Note 4 puede medir los niveles de radiación ultravioleta y la oxigenación de la sangre, manteniendo un registro gracias a la aplicación S Health.

S Health y sus funciones de monitorización biométrica también tienen cabida en un móvil que, por su tamaño, no es apto para deportistas

samsung galaxy note 4
Samsung Galaxy Note 4
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

El lector de huellas dactilares integrado en el botón central vuelve a estar presente en lo más alto del catálogo de Samsung. Como en el Galaxy S5, este práctico elemento no solo sirve para desbloquear el teléfono usando una identificación única, sino que además permite proteger archivos y aplicaciones.

También a imagen y semejanza del Galaxy S5, el reconocimiento no funciona siempre al primer intento, aunque por algún motivo parece ser mucho más preciso, lo cual es de agradecer.

Con buena letra

Con todo esto dicho, un Galaxy Note sería otro teléfono grande más si no fuera por la presencia de un stylus. En el caso de la cuarta generación, este útil elemento ha sido refinado para aumentar la productividad y mejorar la facilidad de uso del software.

El lápiz digital del Galaxy Note 4 se almacena dentro del propio dispositivo cuando no está siendo utilizado y muestra automáticamente un menú circular con varias opciones tan pronto como es extraído, poniendo al alcance del usuario algunas de las funciones más comunes sin perder tiempo.

samsung galaxy note 4samsung galaxy note 4samsung galaxy note 4samsung galaxy note 4samsung galaxy note 4samsung galaxy note 4
Air Command

Esta función despliega las opciones de edición más habituales con solo sacar el stylus o pulsar el botón correspondiente

samsung galaxy note 4
Samsung Galaxy Note 4
Álvaro Méndez (Quesabesde)
samsung galaxy note 4
Samsung Galaxy Note 4
Álvaro Méndez (Quesabesde)
samsung galaxy note 4
Samsung Galaxy Note 4
Álvaro Méndez (Quesabesde)
samsung galaxy note 4
Samsung Galaxy Note 4
Álvaro Méndez (Quesabesde)
samsung galaxy note 4
Samsung Galaxy Note 4
Álvaro Méndez (Quesabesde)
samsung galaxy note 4
Samsung Galaxy Note 4
Álvaro Méndez (Quesabesde)

El uso de una nueva superficie texturada hace que su agarre sea especialmente bueno, aunque el relieve del botón de acción (necesario para desplegar menús o realizar algunas operaciones específicas del software) es tan pequeño que cuesta activarlo o saber simplemente cómo se está sujetando el stylus sin necesidad de mirarlo.

Air Command, que es el nombre del menú radial que aparece al extraer el S Pen, hace posible tomar una nota manuscrita sin perder tiempo usando la aplicación S Note, ahora más completa que nunca, pero también tomar capturas de pantalla totales y selectivas, sobre las cuales se puede escribir o dibujar antes de ser almacenadas o compartidas con los contactos. Una opción especialmente práctica a la hora de comunicar conceptos visuales que posiblemente no serían igual de bien comprendidos solo mediante mensajes de texto o conversaciones de voz.

Demostración de algunas de las funciones más destacadas del Samsung Galaxy Note 4.

No menos práctica es la capacidad del teléfono para reconocer el texto de las imágenes capturadas por la cámara del teléfono y permitir su edición usando el S Pen. De esta forma, basta con fotografiar una tarjeta de visita para añadir rápidamente a su propietario como contacto.

Cabe señalar además que el nuevo S Pen no solo es más práctico que antes, sino también más preciso. Además de incorporar todas estas funciones y otras más conocidas como la posibilidad de seleccionar rápidamente múltiples líneas de texto y objetos, el actualizado lápiz digital de Samsung brinda 2.048 niveles de presión en lugar de los anteriores 1.024, con una latencia que, si bien todavía es perceptible, no resulta en absoluto molesta. Comparado con versiones anteriores, el nuevo S Pen es una mejora sustancial en todos los aspectos.

Las notas manuscritas y la capacidad para realizar y compartir anotaciones sobre cualquier tipo de imagen convierten al Note 4 en una herramienta de trabajo sensacional

samsung galaxy note 4
Samsung Galaxy Note 4
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Una cámara que da la talla

Se acabaron los tiempos en los que los teléfonos más sofisticados de Samsung se conformaban con cámaras simplemente decentes. El Galaxy S5 ya se encargó de dejar alto el pabellón del fabricante surcoreano, y el Note 4 se encarga de elevarlo varios centímetros más.

El nuevo captor no solo cuenta con 16 megapíxeles de resolución, sino que incorpora estabilización óptica por primera vez en un teléfono puro de Samsung para mejorar la toma de instantáneas y la captura de vídeo, que se puede realizar a resolución 4K.

El nuevo captor cuenta con 16 megapíxeles de resolución, estabilización óptica por primera vez en un teléfono puro de Samsung y la grabación de vídeo 4K.

samsung galaxy note 4
Samsung Galaxy Note 4
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Las imágenes capturadas por este sensor muestran colores fieles a la realidad y una elevada cantidad de detalle en condiciones diurnas, aunque el rendimiento nocturno del Note 4 tampoco es desdeñable si se considera lo limitados que son la mayoría de los teléfonos en este aspecto, hasta el punto de que permite a Samsung codearse con los mejores. Cabe destacar asimismo un buen balance de blancos, otro apartado descuidado por la mayoría de los fabricantes.

Muestras: 16 MP
Fotografías realizadas con un Samsung Galaxy Note 4
fotografías realizadas con un samsung galaxy note 4
fotografías realizadas con un samsung galaxy note 4
fotografías realizadas con un samsung galaxy note 4
fotografías realizadas con un samsung galaxy note 4
fotografías realizadas con un samsung galaxy note 4
fotografías realizadas con un samsung galaxy note 4

Curiosamente, la cámara frontal también ha sido objeto de una mejora significativa. A pesar de que sus 3,7 megapíxeles no son especialmente elevados, posee una luminosidad de f1.9 para tomar selfies nocturnos de mayor calidad, aunque el Note 4 desentone menos en la oficina que en la barra de un bar. Un detalle a tener en cuenta si se busca un teléfono apto para videoconferencias.

Nota: sobresaliente

El segmento de los phablets ha dejado de ser minoritario. Las opciones al alcance del consumidor que quiera o necesite un teléfono de dimensiones ciclópeas son tan abundantes en número como variopintas en lo técnico, pero ninguna de ellas es más recomendable que el Galaxy Note 4. Simple y llanamente, el de Samsung es el mejor phablet del mercado.

Con una pantalla sensacional, potencia más que sobrada, una cámara que supera con creces lo puramente aceptable y una construcción por fin a la altura de las circunstancias, el Galaxy Note 4 tiene todo lo que se le puede pedir a un smartphone de gama alta, con el añadido de un refinado S Pen que simplemente marca un punto y aparte con cualquier posible rival.

samsung galaxy note 4
Samsung Galaxy Note 4
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Lejos de ser otro teléfono grande, el Galaxy Note 4 hace gala de características y funciones que lo convierten en un dispositivo cuyo atractivo va más allá del tamaño

La presencia del stylus va más allá de la curiosidad, y lejos de servir únicamente como elemento de punteo, convierte al Note 4 en un teléfono fácil de usar y productivo como ningún otro.

El S Pen también sirve para marcar diferencias con la competencia. Pocos son los rivales posibles para el teléfono de Samsung, especialmente si se le va a dar un uso profesional. Con un precio de aproximadamente 700 euros, sin embargo, tampoco es un móvil precisamente asequible o especialmente recomendable para todos los bolsillos. Una alternativa sería el reciente Huawei Ascend Mate 7, que se presenta como una opción muy a tener en cuenta, pero la ausencia de stylus juega en su contra.

El Galaxy Note 4 no solo es el mejor representante de la saga hasta la fecha, sino también uno de los mejores dispositivos jamás fabricados por Samsung. El rey sigue siendo el rey.

Productos relacionados (1)
2
Comentarios
Cargando comentarios