Actualidad

Samsung actualiza la gama Galaxy A con estabilizador óptico y lector de huellas

 

Situados como opción más económica a los Galaxy S, los nuevos A3, A5 y A7 están fabricados en metal e incorporan soporte para la plataforma de pagos Samsung Pay

Samsung Galaxy A7
Samsung Galaxy A7
Samsung Galaxy A7.
3
DIC 2015

Samsung está haciendo ahínco en el lanzamiento de terminales bien realizados y con características avanzadas. Un buen ejemplo de ello es la gama Galaxy A. Recién actualizada con la llegada de los nuevos Galaxy A3, A5 y A7, trata de transmitir que no hace falta desembolsar más de 600 euros para disfrutar de una calidad de terminación superior.

Ya en su segunda generación, estos dispositivos incorporan además elementos tan poco habituales en su segmento como cámaras de 13 megapíxeles con estabilización óptica y lectores de huellas dactilares, presentes en los Galaxy A5 y A7. Junto al más modesto Galaxy A3, se sitúan en el espacio comprendido entre los teléfonos de gama media y los denominados buques insignia.

Samsung Galaxy A5
Samsung Galaxy A5
Foto: Samsung
Samsung Galaxy A5.

El Galaxy A7, que pasa por ser el modelo más grande y sofisticado de este trío telefónico, posee una pantalla Super AMOLED de 5,5 pulgadas con resolución Full HD, así como un procesador de ocho núcleos a 1,6 GHz, 3 GB de RAM y 16 GB de almacenamiento ampliables mediante tarjetas microSD. Cabe señalar que en su segunda generación el Galaxy A7 ha incrementado ligeramente su grosor, pasando de 6,4 a 7,3 milímetros. Con todo, se trata de un terminal bastante fino, en especial si se considera que integra una batería de 3.300 mAh con carga rápida.

El Galaxy A5 también ha aumentado sus dimensiones a la par que sus prestaciones. El modelo intermedio de la nueva familia Galaxy A hace gala de una nueva pantalla Super AMOLED de 5,2 pulgadas (0,2 pulgadas más que el modelo anterior) y resolución Full HD, mientras que el grosor asciende ahora a 7,3 milímetros. También es ligeramente más pesado que el modelo anterior, con un total de 155 gramos frente a los 123 del Galaxy A5 lanzado a comienzos de año.

A diferencia del Galaxy A7, el Galaxy A5 posee 2 GB de RAM para acompañar a su procesador de ocho núcleos. La batería es sin embargo muy parecida, con una capacidad de 2.900 mAh.

Samsung Galaxy A3
Samsung Galaxy A3
Foto: Samsung
Los tres modelos son prácticamente idénticos exteriormente, pero no así en prestaciones. En esta imagen, el Galaxy A3.

Por último, el Galaxy A3 se constituye como la opción más manejable en términos de dimensiones y precio. La resolución de su panel Super AMOLED es de 720 x 1280 píxeles, la memoria RAM es de 1,5 GB y el número de núcleos de procesamiento desciende de ocho a cuatro. También prescinde de elementos como el sistema de estabilización de su cámara trasera (que se mantiene en los 13 megapíxeles de la gama) y el lector de huellas dactilares, lo que impide su uso para realizar operaciones mediante el sistema de pagos electrónicos Samsung Pay.

Cabe señalar que todos estos nuevos teléfonos poseen Android 5.1 instalado de serie, cuando los últimos lanzamientos ya comienzan a incorporar Android 6.0.

Samsung no ha señalado todavía cuándo saldrán a la venta sus nuevos Galaxy A en España, pero su despliegue global dará comienzo en China antes de que finalice este mismo año. Como referencia, la primera generación del Galaxy A3 salió a la venta en España por 300 euros, mientras que el Galaxy A7 tuvo un precio de lanzamiento de 400 euros.

0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar