• Apple iPhone 5: análisis
  • Nikon D600: análisis
LA ALTERNATIVA

Samsung EX2F: análisis  

9
OCT 2012

¿Cuántos años necesitará Samsung para despojarse de la etiqueta de marca novata en el sector fotográfico? Justo o no, lo cierto es que la firma surcoreana arrastra esta maldición pese a tener en catálogo modelos tan completos y competitivos como esta EX2F. Relevo tardío de la EX1 y aspirante a hacerse un hueco en el segmento de las compactas avanzadas, la conexión Wi-Fi es casi lo de menos en un modelo que combina con solvencia un angular de 24 milímetros y f1.4 con un sensor CMOS de 12 megapíxeles. Algo más de agilidad general y una función de vídeo más completa son dos de las pocas pegas que se le pueden poner a una cámara que se confirma como una alternativa a tener en cuenta.

Han pasado más de dos años desde que Samsung se vistió con sus mejores galas fotográficas para poner sobre la mesa una EX1 que plantaba cara a otras compactas avanzadas. Pese a ser muy competitiva en precio, prestaciones y rendimiento, lo cierto es que durante este tiempo ha sido algo así como la gran desconocida del segmento frente a modelos mucho más populares firmados por Panasonic o Canon.

¿Será la reciente EX2F capaz de superar esta maldición? Por ahora la historia se repite, empezando por una lista de prestaciones que, además de los ingredientes habituales en este escaparate (diseño contundente, controles manuales, grabación en RAW, óptica de calidad), cuenta con un buen número de automatismos y conexión Wi-Fi.

Samsung EX2F
Samsung EX2F
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Con todas las firmas renovando sus propuestas para este segmento de compactas de altos vuelos y con modelos como la Sony Cyber-shot DSC-RX100 atrayendo muchas miradas, era casi obligatorio comprobar si esta nueva Samsung EX2F merece una oportunidad.

Una señora cámara

Abonada Samsung a esa conocida filosofía de las PowerShot G de Canon (si es buena, completa y cara, que se note), la EX2F apuesta por unas dimensiones y un peso generosos. Lo cierto es que entre las manos se agradece: su ergonomía es excelente y transmite esa sensación de cámara contundente y bien rematada con la que se puede trabajar sin miedo. Cuenta además con un sistema de anclaje de la correa algo más cómodo de lo habitual, aunque lo cierto es que no hemos acabado de cogerle el truco.

Samsung EX2F
Samsung EX2F
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Samsung EX2F
Samsung EX2F
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

La leve empuñadura frontal hace su trabajo, y llega acompañada de un pequeño dial incrustado que también ofrece una función de pulsación para pasar -por ejemplo- de controlar el diafragma a compensar la exposición.

Samsung EX2F
Samsung EX2F
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Excelente nota también para la pantalla trasera de 3 pulgadas, totalmente articulada y con un nivel de brillo y contraste muy elevados gracias a su tecnología AMOLED. Una vez más, la experiencia de la firma en lo que respecta a paneles (teléfonos móviles, televisores...) se hace notar en sus cámaras.

Samsung EX2F
Samsung EX2F
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Samsung EX2F
Samsung EX2F
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Lástima que la EX2F no incluya entre sus novedades la posibilidad de usar un visor electrónico opcional. Pedirlo integrado tal vez fuera mucho exigir, pero poder usar uno externo sería sin duda un punto a su favor.

Samsung EX2F
Samsung EX2F
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Además del flash y el botón de disparo con el mando integrado para controlar el zoom -la respuesta del cual es menos ágil de lo que nos gustaría-, la zona superior alberga también el dial de modos y uno dedicado en exclusiva a las opciones de la ráfaga. Todo perfecto... si no fuera por el peculiar reparto que Samsung hace de los contados accesos directos.

Samsung EX2F
Samsung EX2F
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

De hecho, a falta de botones dedicados a ciertas funciones, todos se concentran en el mando "Fn", que da acceso a una pantalla de control rápido. Si bien desde aquí es fácil manejar todos los ajustes de la toma, echamos de menos algún atajo para cambiar la sensibilidad sin tener que pasar por esta pantalla. Botones no faltan, pero por ejemplo el dedicado a la transmisión Wi-Fi recibe un protagonismo excesivo en una cámara con un perfil como éste.

Samsung EX2F
Samsung EX2F
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Samsung EX2F
Samsung EX2F
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Cierto que esta prestación inalámbrica es importante, pero el usuario arquetipo de una EX2F seguramente estará más preocupado por ajustar la sensibilidad que por perder dos segundos a la hora de enviar una foto a la red social de turno. Otro detalle: la posición de este mando hace que sea relativamente fácil pulsarlo por error, activar el consiguiente menú y en el peor de los casos hacernos perder una foto.

Falta agilidad

El diseño y las líneas de la EX2F nos gustan, pero tras pasar unos días con ella -lo cierto es que no ha habido tiempo para experimentar todo lo que nos hubiera gustado- nos queda la sensación de que si bien su potencial fotográfico está a la altura, le falta agilidad. Justo lo contrario de lo que cabría esperar de una firma como Samsung.

Samsung EX2F
Samsung EX2F
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Samsung EX2F
Samsung EX2F
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Falta agilidad, como decíamos, a la hora de cambiar parámetros de la cámara. La rueda estriada que rodea la óptica cumple una mera función de sujeción y cubierta de la rosca que permite acoplar a esta Samsung lentes de conversión opcionales. Reconvertirla en un dial de control -tal como sucede en otras cámaras de este segmento- supondría un enorme paso hacia delante.

Samsung EX2F
Samsung EX2F
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Más sencillo sería -mediante una actualización de firmware, por ejemplo- ofrecer la posibilidad de configurar algunos mandos para que desarrollen otra función que la originalmente determinada por Samsung.

En lo que respecta al disparo en ráfaga, y pese a que la adopción de un sensor de tipo CMOS suele traer buenas noticias en este campo, es necesario matizar esos 10 fotogramas por segundo en la máxima resolución de los que presume la compañía asiática.

Samsung EX2F
Samsung EX2F
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Samsung EX2F
Samsung EX2F
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Efectivamente, la EX2F ofrece tres modalidades de disparo continuo: 10, 5 y 3 imágenes por segundo. Eso sí, la ráfaga se limita en todos los casos a 10 fotos, que además sólo pueden realizarse en formato JPEG. Tras consumir esta decena de tomas tocará esperar algo más de 10 segundos -trabajando con una tarjeta de máxima velocidad- para que la cámara se recupere.

Como curiosidad, también dispone de un modo de "precaptura" que va almacenando fotos incluso antes de presionar el disparador. Basta con enfocar para que la cámara comience a grabar y no se nos escape nada.

Samsung EX2F
Samsung EX2F
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

¿Y en RAW? Malas noticias: ninguna de las modalidades de disparo continuo es compatible con este formato, así que tocará ir foto a foto. Cierto que en este tipo de modelos la ráfaga no es una prioridad, pero tampoco nos ha convencido el ritmo de la cámara a la hora de trabajar con este formato. Aunque tras cada toma es posible realizar otra casi al instante (habrá que levantar el dedo del disparador y volver a pulsar, claro), si queremos cambiar algún ajuste o incluso mover el zoom se impone una espera de algo más de 3 segundos.

Muy luminosa

Si en lo que respecta al manejo podemos tener algunas pegas, en el terreno puramente fotográfico la EX2F nos ha convencido. Su moderado zoom de 3,3 aumentos firmado por Schneider-Kreuznach sigue conformándose con unas focales equivalentes a 24-80 milímetros en paso universal, si bien la tecnología SmartZoom permite alargarlo un poco más (1,33x) sin que la calidad de la imagen se resienta en exceso.

Samsung EX2F
Samsung EX2F
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Samsung EX2F
Samsung EX2F
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Pero cuando saca pecho esta Samsung es al hablar de la luminosidad. Tal y como nos recuerdan las pegatinas del frontal de la cámara -que merecen ser retiradas a los dos segundos de sacar el modelo de la caja- se trata de un objetivo con una apertura de f1.4 en la parte angular que decrece hasta f2.7 cuando estiramos el zoom al máximo.

Samsung EX2F
Samsung EX2F
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Un dato espectacular en la teoría que aguanta sin problemas en la práctica. En combinación con el CMOS de 12 megapíxeles su rendimiento es muy decente en lo que respecta a resolución y control de las aberraciones y el viñeteo. En la máxima apertura la imagen se resiente en las esquinas, pero basta con cerrar hasta f2 o f2.8 para obtener unos resultados mucho más homogéneos. También es cierto que -como puede observarse en las muestras- las focales cortas se comportan mejor, y la óptica pierde fuelle según nos acercamos a los 80 milímetros.

Muestras: zoom
Las fotografías se han realizado con una Samsung EX2F.
las fotografías se han realizado con una samsung ex2f.
24 mm
las fotografías se han realizado con una samsung ex2f.
80 mm

Como ocurre con otras compactas de Samsung, hemos detectado alguna rareza en sus controles manuales. Más allá de unos diafragmas poco estandarizados (f5.8, f7), en ocasiones este valor se modifica por su propia cuenta al accionar el zoom incluso cuando no trabajamos con la mayor luminosidad para esa focal.

12 megapíxeles

El CCD de 10 millones de puntos de la EX1 cede ahora su lugar a un nuevo CMOS de 12 megapíxeles que mantiene sus considerables dimensiones (1/1,7 de pulgada) en comparación con la inmensa mayoría de compactas.

Samsung EX2F
Samsung EX2F
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

El comportamiento de este captor sigue al pie de la letra el guión previsto. Acostumbrados ya al buen rendimiento de su predecesor -siempre sin perder de vista que estamos hablando de cámaras compactas-, la mejora en lo que respecta a detalle, control de ruido y rango dinámico es leve. La EX2F obtiene unos muy buenos resultados en escenas bien iluminadas y es capaz de aguantar hasta 400 y 800 ISO sin demasiados problemas.

Muestras: sensibilidad
Las fotografías se han realizado con una Samsung EX2F.
las fotografías se han realizado con una samsung ex2f.
80 ISO
las fotografías se han realizado con una samsung ex2f.
100 ISO
las fotografías se han realizado con una samsung ex2f.
200 ISO
las fotografías se han realizado con una samsung ex2f.
400 ISO
las fotografías se han realizado con una samsung ex2f.
800 ISO
las fotografías se han realizado con una samsung ex2f.
1.600 ISO
las fotografías se han realizado con una samsung ex2f.
3.200 ISO
las fotografías se han realizado con una samsung ex2f.
6.400 ISO

¿Cómo se comporta en relación a otros modelos similares? Sin tiempo por ahora para realizar una comparativa exhaustiva, hemos querido poner frente a frente los JPEG de esta Samsung con los de la también reciente Panasonic Lumix DMC-LX7 para ver su respuesta al ruido.

Foto: Quesabesde
Fotografías realizadas con una Samsung EX2F y una Panasonic Lumix DMC-LX7 con diferentes ajustes de sensibilidad. Haz clic en la imagen para ver los recortes a tamaño real.

Como puede observarse los resultados son similares, aunque con matices: a 400 ISO la EX2F parece conservar algo más de detalle, si bien el ruido es tolerable en ambos casos; a 1.600 ISO el tema se complica, y frente al desastre de la EX2F, la LX7 aguanta un poco mejor.

Muestras: 12 MP
Las fotografías se han realizado con una Samsung EX2F.
las fotografías se han realizado con una samsung ex2f.
las fotografías se han realizado con una samsung ex2f.
las fotografías se han realizado con una samsung ex2f.
las fotografías se han realizado con una samsung ex2f.
las fotografías se han realizado con una samsung ex2f.
las fotografías se han realizado con una samsung ex2f.
Muestras: 12 MP
Las fotografías se han realizado con una Samsung EX2F.
las fotografías se han realizado con una samsung ex2f.
las fotografías se han realizado con una samsung ex2f.
las fotografías se han realizado con una samsung ex2f.
las fotografías se han realizado con una samsung ex2f.
las fotografías se han realizado con una samsung ex2f.
las fotografías se han realizado con una samsung ex2f.

Tampoco nos sorprende a estas alturas el procesamiento un tanto excesivo que la cámara aplica a los archivos JPEG, si bien esto es algo que puede remediarse trabajando en RAW y controlando nosotros mismos el nivel de reducción de ruido y enfoque que se aplica a cada instantánea. También ésta puede ser una buena forma de estirar un poco más el rango dinámico, sobre todo en lo que respecta al control de las luces altas.

Muestras: RAW
Las fotografías se han realizado con una Samsung EX2F. Haz clic bajo la imagen para descargar el archivo RAW original.

Además de facilitarnos las cosas a la hora de conseguir fondos desenfocados (combinar el f1.4 con el angular de 24 milímetros y el enfoque macro da mucho juego), esa luminosidad de la óptica también nos será de gran ayuda para economizar en sensibilidad y ahorrarnos la siempre tediosa convivencia con el ruido. Dicho de otro modo, un 400 ISO muy decente y un 800 ISO tolerable junto a una apertura de f1.4 hacen que la EX2F no le tenga demasiado miedo a la oscuridad.

Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Una humilde sugerencia a Samsung: la próxima vez no usen el traductor automático de Google para los textos de los menús.

Menos entusiasmados estamos al hablar del vídeo. Aunque la EX2F se pone al día respecto a su predecesora y ofrece clips Full HD, la imposibilidad de seleccionar la cadencia (1920 x 1080 a 30p) y la falta de controles manuales la sitúan claramente por detrás de otras cámaras que son competencia directa.

Mucho Wi-Fi, poca batería

En lo que sí gana esta Samsung es a la hora de hablar de conectividad. Su Wi-Fi integrado y las numerosas herramientas vinculadas a él son por ahora una rareza en este segmento, aunque no hay que perder de vista que la nueva Canon PowerShot S110 también ofrece esta tecnología.

Samsung EX2F
Samsung EX2F
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Aunque las opciones son variadas, resulta especialmente interesante la posibilidad de controlar de forma remota la cámara desde un dispositivo Android o con sistema operativo iOS a través de la función Remote Viewfinder. Una vez instalada en el teléfono o tablet, basta con conectarse a la red Wi-Fi que crea la propia EX2F para poder controlarla (y ver lo que ésta ve) desde ese aparato.

Samsung EX2F
Samsung EX2F
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Samsung EX2F
Samsung EX2F
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Si lo que queremos es transferir las imágenes al teléfono, tocará bajarse la aplicación Mobile Link. No es que sea complicado, pero lo cierto es que resultaría más práctico integrar ambas aplicaciones en una sola. De hecho, y aunque no es un mal exclusivo de Samsung, la facilidad de manejo de este tipo de sistemas de control y transmisión es una asignatura pendiente.

Además de estas herramientas, la EX2F también puede enviar directamente las fotos por correo electrónico o subirlas a redes sociales, incluso guardar una copia de seguridad en SkyDrive, la "nube" de Microsoft. Para todo ello, eso sí, hará falta conectar la cámara a un punto de acceso.

Samsung EX2F
Samsung EX2F
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

En todo caso es importante asumir que los experimentos con el Wi-Fi pasarán factura a la batería, que ya de por sí anda un poco justa. En nuestro caso, y tras pasar un tiempo descubriendo las posibilidades de la conexión inalámbrica, apenas pudimos realizar 200 tomas antes de que la batería se agotase. La recarga, por cierto, se realiza en la propia cámara mediante un cable USB. Práctico para ahorrarse un cargador, incómodo si queremos cargar una segunda batería mientras utilizamos la cámara.

A tener en cuenta

La Samsung EX2F cumple con todos los requisitos que se esperan de una compacta de altos vuelos: una óptica de calidad y luminosa (la más luminosa del momento en una compacta), buenos resultados, una construcción muy digna, controles manuales, captura en formato RAW...

A esta lista ya de sobra conocida, Samsung añade la conexión Wi-Fi y un precio que -si la historia se repite- no tardará en moderarse respecto a los aproximadamente 500 euros que la firma pide de inicio (de hecho, en el momento de publicarse este análisis ya puede encontrarse por 400). La EX1, por ejemplo, se acabó convirtiendo con el paso de los meses en la más asequible de su segmento.

Samsung EX2F
Samsung EX2F
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Pese a que las buenas noticias ganan por goleada, Samsung tiene deberes pendientes en lo que respecta al manejo, los mandos de la cámara y la agilidad general. Tan dados a dotar a sus móviles de potentísimos procesadores, un poco más de eso no le vendría mal a una EX2F que cuando trabaja en RAW parece agotarse muy pronto.

¿Una buena opción para fotografía callejera? Sin duda la falta de luz no es un gran problema gracias a ese f1.4 que, con sus lógicas limitaciones de calidad, rinde de forma muy decente. El enfoque automático, eso sí, tampoco figura entre lo mejor de la cámara. Es correcto, sí, pero no está a la altura del de otros modelos similares.

Nota: las tarjetas de memoria que aparecen fotografiadas en este artículo han sido cedidas por SanDisk como parte de un acuerdo publicitario alcanzado entre esta compañía y QUESABESDE.COM.

Etiquetas
Productos relacionados (1)
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar