Actualidad

Los beneficios de Samsung se desploman con las ventas de sus móviles

2

La compañía aboga por un mayor énfasis en el software y apuesta con fuerza por su división de pantallas para sortear un 2016 que se prevé complicado

Samsung Galaxy S6 Edge
Samsung Galaxy S6 Edge
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
El Galaxy S6 Edge no ha logrado revitalizar las ventas de Samsung.
28
ENE 2016

Los pasos de Samsung siguen sin caer sobre tierra firme. La descompresión del mercado telefónico, el ralentí de la economía china y una competencia feroz han llevado al fabricante surcoreano a una situación que poco tiene que ver con la de hace algunos años, cuando la firma parecía capaz de dominar la industria de la electrónica de consumo por sí misma. El último informe financiero de la compañía así lo constata.

De acuerdo con las cifras facilitadas por Samsung, durante 2015 la compañía obtuvo unas ventas equivalentes a 152.000 millones de euros, lo que supone un ligero descenso del 2,7% con respecto a los ingresos obtenidos durante el año anterior. Las alicaídas ventas de teléfonos móviles, sin embargo, sacudieron la línea de flotación de la compañía, dejando un beneficio de 14.400 millones de euros, lo que supone un descenso interanual de algo más del 18%.

Samsung señala a las pobres ventas de pantallas y teléfonos móviles como responsables de los alicaídos resultados obtenidos durante los últimos tres meses de 2015. Pero lo que es más importante para sus accionistas: coincide en sus pronósticos con los expertos de Apple, vaticinando un 2016 complicado para la industria.

El software y las pantallas OLED marcarán la estrategia

El gigante de Seúl mira ahora a 2016 con una estrategia revisada. Teléfonos de características intermedias como la gama Galaxy A serán objeto de una mayor atención tras constatarse el desinterés de los consumidores en los modelos de menor categoría.

También tendrá un papel destacado el software tras el nombramiento de Dongjin Koh como nuevo jefe de la división móvil. En este aspecto, Koh jugó un papel importante en el desarrollo de los Galaxy S6 y Galaxy Note 5, caracterizados por un software mucho más refinado e intuitivo que el de terminales anteriores.

Samsung Galaxy Note 5
Samsung Galaxy Note 5
Foto: Samsung
Teléfonos como el Galaxy Note 6, con un software más cuidado y una brillante pantalla Super AMOLED, cristalizan la nueva dirección de Samsung.

Por último, Samsung seguirá apostando con fuerza en el desarrollo de pantallas LCD y OLED. A pesar de que el descenso en los precios de estos componentes ha reducido drásticamente los beneficios del grupo, Samsung Display sigue siendo junto a Samsung Semiconductor una de las pocas divisiones que muestran un comportamiento sólido.

Samsung no espera grandes resultados de sus pantallas LCD, pero confía en la creciente importancia de los paneles OLED y sus numerosas posibilidades en las industrias electrónica y de la automoción para solidificar una posición de liderazgo compartida con la también surcoreana LG.

2
Comentarios
Cargando comentarios